En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La Justicia colombiana ordenó que se investigue a Leonardo Gallego, general retirado de la Policía de Colombia, por el caso de secuestro y violación de las que fue objeto en el 2000 la periodista colombiana Jineth Bedoya por parte de paramilitares, según un fallo.

    "A partir de las pruebas allegadas a la presente actuación, en especial por el relato de los hechos suministrados durante la vista pública por la víctima Jineth Bedoya, se podría colegir la eventual responsabilidad de terceras personas en este mismo caso, incluidos algunos servidores públicos, como el señor general retirado de la Policía Nacional Leonardo Gallego", señala el fallo, con fecha del lunes, pero difundido el martes.

    Gallego, quien para el momento de los hechos era el director de la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia habría conocido el plan de grupos paramilitares en contra de Bedoya, pero no tomó las acciones suficientes para protegerla.

    La periodista investigaba el tráfico de armas de fuego al interior de la cárcel La Modelo en Bogotá, por parte de miembros de la Policía y de las autodefensas.

    Según el fallo, los entonces jefes paramilitares Ángel Gaitán Mahecha y Miguel Arroyave ordenaron el secuestro de Bedoya debido a las molestias que les causaban sus artículos sobre corrupción en las cárceles, por lo cual fue sedada y raptada en la entrada de la misma cárcel y luego, torturada y violada por parte de dos paramilitares identificados como Jesús Emiro Pereira y Alejandro Cárdenas.

    Más aquí: La robótica aleja a los niños de la violencia en Colombia

    El fallo del Juzgado Quinto Penal Especializado de Bogotá también profirió una sentencia de 40 años de prisión a Pereira por secuestro, tortura y abuso sexual en contra de la comunicadora, mientras que Cárdenas fue condenado a 30 años de cárcel por el delito de acceso carnal.

    Cárdenas ya había sido condenado a 12 años de prisión por los delitos de secuestro y tortura, pero como no reconoció el abuso sexual, fue llevado a un nuevo juicio en el que se le dictó la nueva sentencia.

    Bedoya, quien al momento del secuestro trabajaba para el diario local El Espectador, trabaja aún como periodista y es una conocida activista colombiana en contra de la violencia de género. 

    Etiquetas:
    policía, justicia, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook