En directo
    América Latina
    URL corto
    0 33
    Síguenos en

    SAN JOSÉ (Sputnik) — El Grupo Internacional de Contacto (GIC) sobre Venezuela se reúne en la capital de Costa Rica para continuar buscando una salida política a la crisis que atraviesa el país caribeño.

    La reunión ministerial, la tercera que realiza este grupo, viene precedida del fallido alzamiento que impulsó el diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado, su confesión de que no descartaría apoyar una intervención militar de EEUU y la reciente cumbre del Grupo de Lima, en la que se invitó al GIC a buscar una salida común al conflicto.

    El ministro de Exteriores de Costa Rica, Manuel Ventura Robles, dejó clara la postura del GIC de una solución pacífica y política.

    "Como país de paz y democracia desarmada, privilegiamos los mecanismos de solución pacífica de los conflictos, la diplomacia, las herramientas del derecho internacional y el multilateralismo", expresó el jefe de la diplomacia costarricense en un comunicado emitido por la cancillería local.

    El GIC está conformado por la Unión Europea (UE), Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

    Costa Rica también integra el Grupo de Lima.

    También: Maduro afirma que defenderá derechos de los trabajadores frente ataques de EEUU

    Esta es la tercera reunión ministerial del GIC, creado bajo unos términos de referencia adoptados por la UE y con un plazo inicial de acciones de 90 días, que se cumplen este martes.

    Su primera reunión tuvo lugar en Montevideo el 7 de febrero., y la segunda se celebró en Quito el 28 de marzo.

    El ministro Ventura Robles destacó la importancia de que el Grupo de Lima convocara al GIC para buscar una solución conjunta.

    "Será una oportunidad de oro para que ambos grupos puedan buscar relaciones comunes hacia el futuro con base en los objetivos comunes que tienen", dijo.

    Guaidó de acuerdo con intervención

    Guaidó reconoció en una entrevista publicada el sábado por el diario estadounidense The Washington Post que sobreestimó el apoyo que tenía en las Fuerzas Armadas de su país y dijo que consideraría una intervención militar de EEUU.

    Guaidó dijo que si Washington, que en reiteradas ocasiones ha sostenido que "todas las opciones están sobre la mesa", proponía una intervención militar, la evaluaría, la llevaría a discusión en la Asamblea General (parlamento unicameral declarado en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia) "y quizás, si es necesario, se aprobaría".

    El Gobierno de Rusia, en tanto, se manifestó contrario a una intervención militar de EEUU y dijo estar dispuesto a sumarse a instancias de diálogo que proponen el GIC y el Mecanismo de Montevideo, auspiciado por Uruguay y México.

    "Rusia (…) está dispuesta a unirse a unos posibles esfuerzos de los mediadores regionales e internacionales como el Mecanismo de Montevideo, estamos listos para los contactos con el Grupo Internacional de Contacto", dijo el domingo el canciller ruso Serguéi Lavrov, tras reunirse con su par venezolano Jorge Arreaza.

    Lavrov dijo además que Moscú observaría con atención lo que acontezca en la reunión del GIC en San José.

    Solución pacífica

    El 1 de mayo, un día después del fallido levantamiento militar impulsado por Guaidó, el GIC reafirmó en un comunicado su posición contraria a cualquier solución violenta.

    "El Grupo Internacional de Contacto reafirma su apoyo a una solución política, pacífica, democrática, dirigida por los propios venezolanos y en el marco de la Constitución del país, para la crisis; los sucesos que se observan en la actualidad confirman lo necesaria y urgente que es semejante solución política", expresó el foro en el texto.

    El GIC insistió en el comunicado su exigencia de elecciones en Venezuela.

    Bolivia no firmó ni esta ni las anteriores declaraciones del GIC, y continúa expresando su apoyo irrestricto al Gobierno que preside Nicolás Maduro.

    El Gobierno venezolano ha criticado al GIC por "extralimitarse en sus funciones" al tiempo de señalar que es bienvenida "cualquier iniciativa que busque promover el diálogo".

    También: Por qué Juan Guaidó ya no es noticia

    El 30 de abril, Guaidó publicó en Twitter un vídeo en el que llamaba a la población y a los militares a tomar las calles.

    En las imágenes se veía al líder opositor junto a algunos militares y dos tanquetas.

    El ministro de Información, Jorge Rodríguez, contestó horas más tarde que el Gobierno de Maduro había desactivado una intentona golpista de militares traidores.

    Etiquetas:
    Grupo de Contacto, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook