02:42 GMT +323 Noviembre 2019
En directo
    Juan Guaidó, opositor venezolano

    Guaidó busca un "baño de sangre para justificar una invasión extranjera"

    © AFP 2019 / Federico Parra
    América Latina
    URL corto
    Tensa situación en Venezuela tras una intentona golpista (165)
    5201
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El levantamiento militar encabezado por el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, tiene por objetivo provocar "un baño de sangre" para crear un escenario que lleve a una intervención militar por parte de una potencia extranjera, opinó en conversación con Sputnik el eurodiputado español Javier Couso.

    "Han intentado que esto sea el elemento detonador de un baño de sangre para propiciar una invasión extranjera", afirma Couso.

    Este 30 de abril el líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, publicó un video en el que llamaba a la población y a los militares a tomar las calles.

    El vídeo fue grabado a la altura de la Base Militar Francisco de Miranda, también conocida como La Carlota, en el este de Caracas, donde Guaidó apareció junto a algunos militares, al líder opositor Leopoldo López –condenado a arresto domiciliario– y dos tanquetas.

    "Es un nuevo intento de la irresponsable oposición venezolana de violentar el orden constitucional, de realizar un desplazamiento ilegal del poder con medios violentos", afirma el eurodiputado español.

    Según explica, si llega a ocurrir en cualquier otro lugar del mundo, lo sucedido este martes en Caracas sería interpretado por toda la comunidad internacional como "un golpe de Estado", algo que no está pasando entre los aliados de EEUU porque "en Venezuela existe una especia de excepcionalidad y para ella no vale la misma vara de medir que para los demás países".

    En cualquier caso, Couso destaca que los protagonistas del intento de levantamiento no fueron capaces siquiera "de tomar ningún cuartel" y simplemente pudieron tomar una parte de una autopista en el barrio de Altamira, lo que a su modo de ver pone de manifiesto que Guaidó "no tiene control ni del territorio ni de la población ni mucho menos de las fuerzas armadas".

    "Se ha visto que el músculo callejero lo ha mantenido el chavismo", resume, subrayando que esta opción política es "mayoritaria en la sociedad venezolana" mientras que la vía de la "oposición golpista" es "una minoría".

    Ante la falta de medios para concretar el golpe, Couso enmarca lo ocurrido este martes como un capítulo de la "vertiente mediática" de una "guerra de cuarta generación", que a su vez busca crear una reacción internacional.

    Esa reacción favorable al intento de golpe llegó en España de la mano del conservador Partido Popular o de la formación liberal Ciudadanos.

    Además, desde la política comunitaria europea se produjeron muestras de apoyo a Guaidó por parte, entre otros, del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

    "Ver a los políticos de la derecha y liberales de mi país apoyando un golpe de Estado o ver al presidente del Parlamento Europeo arrogándose la representación de los 751 diputados y diputadas para dejar la institucionalidad a un lado es algo que me entristece sobremanera", responde Couso.

    Desde el Gobierno de España la reacción a los sucesos de este martes se conjugó con un llamamiento a "evitar baños de sangre" y un rechazo claro a cualquier "golpe militar", algo que se produjo al mismo tiempo que Madrid mantenía su apoyo y reconocimiento a Guaidó.

    La postura respecto a Venezuela del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, es en opinión de Couso "absolutamente contradictoria".

    El eurodiputado considera que la política exterior de Pedro Sánchez está "mal recomendada" por parte del canciller Josep Borrell, un miembro de la vieja guardia del PSOE que junto a una buena parte del partido "todavía tiene vínculos muy importantes con el expresidente Felipe González, que comparte el espíritu de la oposición extremista venezolana".

    "A mí me hubiera gustado mucho más que hubieran aprendido del expresidente José Luís Rodríguez Zapatero, que descubrió rápidamente el carácter mayoritariamente fascista de esta oposición", señala.

    Couso considera "terrible" que Madrid trate de otorgar "legitimidad" a "una persona que se autoproclama en una plaza" y que intenta dar un golpe militar.

    "Si en cualquier ciudad española saliera a la calle un grupo encabezado por un político que ha violentado su arresto domiciliario para tomar una carretera vendrían las fuerzas especiales para intervenir", apunta.

    Sin embargo, en el caso de Venezuela la intervención se limitó al empleo de elementos disuasorios como "botes de humo" y "gases lacrimógenos", mientras que los golpistas "abrieron fuego llegando a herir de bala en el cuello a un coronel".

    El análisis de Couso incide en que, a lo largo de la crisis, Nicolás Maduro "no cayó en ninguna provocación" y "siempre respondió con un uso mesurado de la fuerza", sabedor de que cualquier acción excesiva sería utilizada como excusa para una intervención militar.

    Más aquí: La UE llama a mostrar contención para evitar la violencia en Venezuela

    En cualquier caso, Couso considera que los sucesos de este martes deben ser "un antes y un después para Guaidó", ya que "va a ser inevitable que se ordene su detención" porque "es un peligro para la paz pública".

    Tema:
    Tensa situación en Venezuela tras una intentona golpista (165)
    Etiquetas:
    intervención militar, excusa, Juan Guaidó, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik