Widgets Magazine
En directo
    El metro de Argentina cerrado durante la huelga

    Paro en Argentina afecta varios servicios y medios de transporte (fotos)

    © REUTERS / Agustin Marcarian
    América Latina
    URL corto
    111

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La huelga en Argentina, organizada por gremios reunidos en el Frente Sindical y las dos ramas de la Central de Trabajadores de Argentina, ha inmovilizado la mayoría de las líneas de buses, casi todos los vuelos y el subterráneo de Buenos Aires, mientras que bancos y escuelas públicas también han parado sus actividades.

    "El paro es contundente en todo el país", opinó desde su cuenta de Twitter el secretario general de la CTA, Hugo Yasky.

    En estos momentos miles de personas se movilizan en la capital argentina para protestar frente a la sede del Ejecutivo por las políticas económicas del Gobierno de Mauricio Macri.

    A la protesta se suman las organizaciones sociales Barrios de Pie, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y la Corriente Clasista y Combativa.

    La medida de fuerza ha paralizado la recolección de basura, el transporte de carga, el servicio de correo, la atención en oficinas públicas y las clases en escuelas y universidades públicas.

    No hay vuelos en todo el país, salvo las aerolíneas de bajo coste; el subterráneo de la capital argentina no funciona, y la mayoría de las líneas de autobuses tampoco, pero sí hay servicio de trenes, salvo la línea de ferrocarril Sarmiento.

    Tampoco hay actividad judicial ni bancaria, ni se puede recargar combustible.

    Los hospitales públicos tienen atención mínima y de emergencia.

    Unos cinco autobuses fueron quemados en la madrugada por no sumarse a la huelga convocada por el Frente Sindical por el Modelo Nacional, conformado por un grupo de sindicatos que lideran uno de los gremios más poderosos del país, Camioneros; el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, y el gremio que representa a los trabajadores bancarios, La Bancaria.

    Dado que no se unió a la huelga la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que agrupa a los conductores de autobuses de la ciudad de Buenos Aires y del primer cordón urbano de la provincia del mismo nombre, un sector de este gremio se desentendió de esta decisión y se sumó al paro.

    Algunos conductores trataron de paralizar el servicio de líneas que no se sumaron a la medida de fuerza, lo que llevó a que una decena de personas fuera detenida.

    Reacciones

    La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, adjudicó la quema de vehículos a un acto perpetrado por las mafias, de quienes dijo son "es el verdadero riesgo país".

    Su colega de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó que muchos sindicatos, supuestamente afines al Gobierno anterior, "buscan generar caos y mediante la violencia buscan que la gente adhiera".

    El secretario Adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que cada hecho de violencia durante la jornada será atribuible al Gobierno.

    "Personificar una medida de fuerza en los Moyano cuando convocan más de 70 organizaciones sindicales, es una muestra de su propia soberbia y de que hacen lo que les dice el Fondo Monetario Internacional (FMI)", criticó en El Destape Radio.

    La principal central obrera del país, la Confederación General del Trabajo (CGT) se desmarcó de este paro y convocó una huelga de transporte para el día siguiente, 1 de mayo, día del trabajador, feriado no laborable.

    El Gobierno ha enfrentado hasta el momento cuatro huelgas generales, la última el pasado 25 de septiembre.

    Te puede interesar: El Gobierno argentino explica medidas económicas para contener la crisis

    En octubre de este año se celebran elecciones presidenciales en las que Macri aspira a revalidar su mandato.

    Etiquetas:
    huelga, servicios públicos, transporte, paro, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik