En directo
    Estudiantes cambian una llanta usada por una enciclopedia para sus estudios

    En el centro de la capital venezolana se pueden pagar libros con llantas o limones (fotos)

    © Sputnik / Magda Gibelli
    América Latina
    URL corto
    0 50

    CARACAS (Sputnik) — Pagar una enciclopedia de ocho tomos con una llanta usada o dos libros en remate con un kilo de limones es posible en Venezuela, contaron a Sputnik los vendedores del puente Fuerzas Armadas, un lugar del centro de Caracas, famoso por el comercio de textos en su mayoría usados.

    "Ahora se ha hecho normal cambiar libros, especialmente textos escolares o universitarios, por comida, yo cambié la enciclopedia Jurídico Elemental Cabanellas De Torres, los 8 tomos, por un caucho [llanta] usado y con algunos detalles, pero es reparable, y le sirve a mi carro [auto]", señaló Daniel Piñero, de 36 años, a Sputnik.

    Piñero contó a Sputnik que comenzó a vender libros 15 años atrás.

    • En una librería
      En una librería
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Vendedores de libros aseguran que en el último año sus ventas han caído drásticamente
      Vendedores de libros aseguran que en el último año sus ventas han caído drásticamente
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Una persona en la librería
      Una persona en la librería
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • La mayoría de los lectores buscan libros de autoayuda, aseguran vendedores
      La mayoría de los lectores buscan libros de autoayuda, aseguran vendedores
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Rematar libros es una de las opciones de los comerciantes para lograr vender algo cada mes
      Rematar libros es una de las opciones de los comerciantes para lograr vender algo cada mes
      © Sputnik / Magda Gibelli
    • Vendedores dicen que, incluso las ventas de libros escolares cayeron
      Vendedores dicen que, incluso las ventas de libros escolares cayeron
      © Sputnik / Magda Gibelli
    1 / 6
    © Sputnik / Magda Gibelli
    En una librería
    "Yo dejé el colegio y me vine a vender libros, pero nunca imaginé que las ventas podían caer tanto", agregó.

    Los espacios que están debajo del puente de la Avenida Fuerzas Armadas, en pleno centro de Caracas y una de las zonas más transitadas de la capital, han sido el lugar en el que se ubican desde hace más de 30 años numerosos vendedores de libros usados.

    Anteriormente, no eran kioscos sino estructuras de aluminio, pero, aun así, era el lugar preferido de muchos lectores, quienes afirmaban que allí los vendedores encontraban casi cualquier ejemplar por más difícil que fuera e incluso ediciones especiales o traducciones específicas.

    Sin embargo, ahora varios de los kioscos permanecen cerrados.

    "Las ventas ya no son iguales, la gente prefiere comprar comida que libros, y los que vienen a buscar textos, buscan de autoayuda, supongo que intentando sentirse mejor ante la crisis que vive el país, pero literatura como antes, no, creo que se ha ido perdiendo ese interés", afirmó Rafael Medina, de 30 años.

    En el puesto en el que trabaja Medina hay centenares de libros apilados e incluso en una misma mesa es posible encontrar un texto Julio Cortázar junto a otro de Paulo Coelho o de un recetario con indicaciones sobre cómo preparar una buena barbacoa.

    En una librería
    © Sputnik / Magda Gibelli
    En una librería
    En cuanto a los trueques, Mari Belloni, de 44 años, explicó que "cualquier cambio por comida es bueno".

    "Yo he recibido azúcar, harina pan, arroz o pasta por un libro, depende de su costo", acotó.

    Por su parte, Adrián Rivero, de 56 años, contó que el 24 de abril vendió dos libros en remate por un kilo de limones, que cuestan unos 16.000 bolívares (aproximadamente 3 dólares).

    Rivero vende principalmente textos escolares y destacó que su mayor preocupación es que los padres han dejado de adquirirlos.

    "¿Cómo una persona que gana 18.000 bolívares al mes [salario mínimo — 3,2 dólares] puede pagar 100.000 o 200.000 bolívares [entre 18 y 40 dólares] por un libro? Los colegios exigen textos de una editorial y aquí he visto a los padres sufrir por no poder comprarlos, eso da dolor", comentó.

    Te puede interesar: Biblioteca País: miles de libros gratuitos a un solo click

    Pese a que los libros no son prioridad para muchos venezolanos ante la compleja situación económica que vive el país, los vendedores que quedan en la Avenida Fuerzas Armadas siguen recibiendo las bibliotecas que muchos, al emigrar, dejan atrás.

    Algunos llegan con maletas o cajas llenas de textos para intercambiarlos por otros, o en el mejor de los casos venderlos.

    En sus pasillos aún es posible encontrar a estudiantes universitarios en busca de algún libro especializado, aunque no moderno, pues la importación de textos y revistas científicas también ha mermado, explicaron los vendedores de este rincón de Caracas en el que la cultura se niega a morir. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    educación, librería, libros, cultura, Venezuela