En directo
    Migrantes centroamericanos en Mapastepec, Chiapas, México

    Conoce el mecanismo transnacional independiente que identifica migrantes desaparecidos

    © REUTERS / Jose Cabezas
    América Latina
    URL corto
    Eliana Gilet
    Una nueva caravana de migrantes centroamericanos se dirige a Estados Unidos (15)
    0 00

    A instancias del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), se creó hace 10 años un mecanismo que ha identificado a casi 200 migrantes que estaban desaparecidos. Sputnik te cuenta sobre esta difícil tarea y el proceso para llegar a este objetivo.

    El Proyecto Frontera nació de una realidad dura: tras la llegada del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) a Ciudad Juárez para identificar si un grupo de cadáveres hallados en la zona correspondía a mujeres desaparecidas en el estado de Chihuahua, vieron que varios cuerpos no lograron ser identificados.

    Surgió así la evidencia de que hacía falta un mecanismo transnacional de intercambio de información genética, para que se ampliara la base sobre la que se realizan los "cruces" que permiten las identificaciones.

    El EAAF identificó así una necesidad creciente y a la vez un desafío: la creación de bases genéticas en los países de origen de los migrantes desaparecidos, así como el acceso a la información de los cadáveres no identificados hallados en México y EEUU.

    Mientras en México se avanza lentamente en la creación de una base única nacional de información forense, en EEUU pelean para que el FBI (que controla estas bases) les permita contrastar con los más de 2.000 perfiles genéticos de la gente que falta en Centroamérica y en el sur de México, abarcados por el Proyecto Frontera.

    Los datos

    Desde su puesta en marcha hasta comienzos de abril de este año, el Proyecto Frontera ha recabado 1.282 casos de migrantes no localizados, que hacen falta en 1.218 familias. A partir de ellas, ha recabado 3.413 perfiles genéticos que buscan a algún familiar desaparecido. En 10 años, han logrado 190 identificaciones.

    El 38% de los casos de migrantes no localizados registrados por el Proyecto Frontera son de personas originarias de Honduras, mientras que otro 25% nació en El Salvador. Un 15% representa a migrantes mexicanos no localizados y un 8% a personas originarias de Guatemala.

    La base registra también a cinco migrantes no localizados originarios de Nicaragua, tres  nacidos en Ecuador y un caso para Costa Rica, Perú y Brasil.

    Estadísticas del Proyecto Frontera del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)
    © Foto : Fragmento del informe estadístico 2010-abril 2019
    Estadísticas del Proyecto Frontera del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)

    El método

    Mercedes Doretti es la antropóloga forense argentina que coordina este proyecto, quien explicó a Sputnik que funciona "a partir del trabajo de muchas organizaciones".

    "Nosotros lo coordinamos pero no podríamos tener resultados si no es por el trabajo permanente de organizaciones gubernamentales y sociales, en todo el corredor migratorio desde Centroamérica, México y EEUU", dijo a Sputnik.

    Doretti explicó que ésta es la fórmula de trabajo que más les ha funcionado, combinando los esfuerzos de ambos sectores (gubernamental y no gubernamental), dada la complejidad del tema tratado.

    "Impulsamos la formación de bancos de datos forenses de migrantes no localizados en los países y estados de origen, porque aún cuando un cuerpo llegaba a una morgue y era bien examinado, la información que había sobre migrantes desaparecidos era muy pobre, tanto en calidad como cantidad", explicó la fuente.

    La identificación se logra cruzando los perfiles genéticos de los cuerpos hallados, con los perfiles genéticas de las familias en búsqueda. Si algún de los dos no existe, la identificación no se produce.

    El EAAF promovió la creación de bancos genéticos de migrantes desaparecidos en El Salvador, Honduras, Guatemala (que ya no está en funcionamiento) así como en dos estados del sur de México: Oaxaca y Chiapas.

    "Esencialmente lo que hicimos fue ir junto con las organizaciones de Gobierno y las de familiares y cofundar estos bancos dónde se juntan tres tipos de datos", señaló Doretti.

    Estos son aquellos sobre las circunstancias de desaparición de la persona; aquellos físicos de la persona desaparecida; y el perfil genético de las familias que denuncian la desaparición de una persona

    "El segundo paso, mejorada la calidad y la cantidad de la información sobre los migrantes desaparecidos y sus familiares, es cruzar los datos", explicó Doretti.

    Estadísticas del Proyecto Frontera del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)
    © Foto : Fragmento del informe Estadísticas del Proyecto Frontera 2010-2019
    Estadísticas del Proyecto Frontera del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)

    Cruzar los datos

    El problema una vez creadas las bases de los migrantes desaparecidos fue otro: la falta de un sistema de intercambio de información forense en el corredor migratorio, entre restos no identificados y personas desaparecidas. A eso apunta el Proyecto Frontera.

    "Lo que empezamos a hacer entonces fue un montón de acuerdos de cruces de información, tanto con las distintas instancias en México como en EEUU", señaló la antropóloga argentina.

    Lo ideal sería que se hiciera un acuerdo marco regional. Una situación lejana a la de la actualidad, pues hay múltiples acuerdos con las varias instancias en México y no una base forense unitaria. Existe una en control de la Fiscalía General de la República, otra en manos de la Policía Científica de la Policía Federal, así como múltiples bases de datos en las fiscalías estatales.

    "Podríamos tener muchísimas más identificaciones si pudiéramos cruzar más la información o si hubiera sistemas de cruces más efectivos. Uno manda los perfiles y muchas veces no tiene respuesta", señaló Doretti a Sputnik.

    Pero en el caso de EEUU no existe ese problema. La base unitaria existe, pero el FBI no ha permitido al Proyecto Frontera que se haga el cruce de información necesario con su propio registro de cuerpos no identificados.

    "El año pasado solicitamos una audiencia temática en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con EEUU para que los perfiles que tenemos ingresen a la base de datos genéticos nacionales que maneja el FBI y se crucen con los perfiles genéticos de restos no identificados encontrados en la frontera, algo que hasta ahora no hemos conseguido", explicó Doretti.

    Aunque llevan varios años de reuniones con la autoridad norteamericana, no han conseguido concretar este intercambio de buena fe, por lo que llevaron la solicitud a la CIDH para que intervenga y encuentre una salida.

    Más: Colombia dispondrá $229 millones para mitigar efectos de ola migratoria venezolana

    "Obviamente nosotros no nos vamos a meter en la base del FBI, lo que pretendemos es que el contemple estos perfiles que ya tenemos, porque seguramente va a haber un montón de identificaciones que no se están produciendo porque no hay un cruce masivo genético", concluyó.

    Tema:
    Una nueva caravana de migrantes centroamericanos se dirige a Estados Unidos (15)
    Etiquetas:
    desaparecidos, migrantes, Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Centroamérica, El Salvador, Honduras, Guatemala, Argentina, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik