Widgets Magazine
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU durante la cumbre de la OTAN

    Por qué Brasil y América Latina deberían mantenerse al margen de la OTAN

    © Sputnik / Alexey Vitvitskiy
    América Latina
    URL corto
    4110

    Una eventual extensión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en América Latina demostraría el "fracaso" de la región para consolidar sus propios mecanismos de seguridad, interpretó el analista internacional Alberto Hutschenreuter, en diálogo con Sputnik.

    La posibilidad de que la OTAN sume a Brasil como 'socio' del bloque había sido manejada por el presidente de Estados Unidos Donald Trump en un encuentro con su par de Brasil Jair Bolsonaro. En el marco de los 70 años de la alianza militar, el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg saludó la posibilidad de generar alianzas con más países latinoamericanos,  tras la experiencia de Colombia, asociado desde 2018.

    En la actualidad, la OTAN cuenta con 29 miembros plenos y tiene 9 "socios globales" que, no integran formalmente la organización pero mantienen una estrecha cooperación en materia de equipamiento y formación militar. En esta categoría se encuentra Colombia, desde 2018, y otros países como Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Afganistán, Mongolia, Afganistán, Irak, Pakistán y Mongolia.

    Para Hutschenreuter, el acercamiento de la OTAN a América Latina presenta "más interrogantes que convicciones".

    El analista recordó en un artículo publicado a propósito de sus 70 años, que la OTAN nació con el objetivo de "contener a la Unión Soviética". A pesar de que el contexto cambió, los países de la OTAN no disolvieron el acuerdo y continúan "con Rusia como principal referencia y amenaza".

    Una naturaleza que difícilmente encontraría eco en América Latina, una región que "no tiene a Rusia como un adversario o como un problema".

    "La región tiene sus propios problemas. Ningún país tiene como problema a Rusia. Pueda haber países que estén más cerca o más lejos pero el problema no es Rusia", explicó.

    Hutschenreuter recordó que Argentina llegó a ser aliado de la OTAN durante la década del 90-luego abandonó el acuerdo-pero esa condición "no le significó prácticamente nada". La alianza con Colombia, en tanto, era "previsible" según el analista debido a "la relación muy estrecha con Washington y el apoyo que ha dado cuando los problemas internos en Colombia quemaban".

    El experto se mostró cauto en relación a la posibilidad de que Brasil concrete su alianza con la OTAN, en virtud de que se trata de un país que "tiene muy establecido el principio de no injerencia en los asuntos internos de los estados". Un acuerdo le significaría "tener que revisar ese principio, que en Brasil siempre es un tema muy sensible".

    Relacionado: El enemigo mayor de la OTAN está adentro

    De todos modos, reconoció que Bolsonaro "parece tener una política de realineamiento con Washington" que otorga "cierta facilidad" para que EEUU gane influencia en la región, algo que había perdido en las primeras décadas del siglo XXI.

    Hutschenreuter advirtió que aliarse con la OTAN significa para los países latinoamericanos "quedar involucrados en conflictos que les son ajenos, en distintas partes del mundo".

    Más: La Cancillería rusa no ve que la OTAN dé pasos concretos hacia el diálogo

    Que América Latina permita el avance del bloque militar en la región demuestra, según el analista, el "fracaso de la región en llegar a configurar esquemas o pautas de seguridad conjunta".

     

    Etiquetas:
    OTAN, Donald Trump, Jair Bolsonaro, EEUU, Brasil, Colombia, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik