En directo
    Pterosaurio

    La apasionante historia de los dinosaurios en Cuba (y su relación con los habanos)

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    Yaima Rodríguez Turiño
    0 190

    Aunque durante muchos años los científicos consideraron que la Isla de Cuba estuvo sumergida en el período Jurásico, hallazgos recientes, y otros no tan cercanos, revelan que una parte de ella pudo haber sido habitada por dinosaurios.

    Sputnik conversó en exclusiva con Roberto Gutiérrez, jefe del Departamento de Paleontología del Instituto de Geología y Paleontología de Cuba (IGP), quien contó los hallazgos más significativos de la Isla sobre el periodo Jurásico y Cretácico.

    El dinosaurio de cuello largo más antiguo del mundo
    © Foto : Márcio L.Castro / Cortesía del Centro de Apoyo a la Investigación Paleontológica de la Cuarta Colonia
    A pesar de ser un archipiélago, Cuba tiene una geología compleja, conformada por una gran Isla, que es la mayor de las Antillas, y más de 3.000 cayos alrededor, algunos de ellos más grandes que las Antillas menores.

    Según contó Gutiérrez, millones de años atrás, una parte de esta formación geológica perteneció a la placa de Norteamérica y otra parte provino de la microplaca del Caribe. La conjunción de estas dos partes dio lugar a este gran archipiélago que es hoy Cuba.

    "Sin embargo, sólo la mitad más occidental de la Isla ha dado muestras de fósiles y rocas de la Era de los dinosaurios", destacó el paleontólogo.

    "En el Occidente hay grandes espesores de caliza que contienen la fauna más típica del Jurásico de Cuba. Existen algunas rocas metamorfizadas como arcillas, areniscas que tienen diversos tipos de moluscos y algunos helechos que han sido comparados con otros a nivel mundial, otorgándole una edad de Jurásico inferior", mencionó el experto.

    Esto significa que una parte de Cuba no estaba completamente sumergida como se creyó durante muchos años. De hecho Gutierrez siempre tuvo la certeza de que en la Isla existían fósiles de dinosaurios y a esta apasionante búsqueda ha dedicado parte de su vida.

    Pero continuó contando. "En el Occidente de Cuba también existen rocas calizas donde han aparecido fósiles de cuatro especies de peces del período Jurásico, y más de 150 de ammonites, que es un tipo de molusco con espiral, típicos de estos períodos", indicó.

    Además, en el IGP se conservan restos de algunos reptiles marinos como plesiosaurios, de los cuales hay incluso un cráneo, otros de ictiosaurios y hasta de un cocodrilo jurásico, e incluso, de una tortuga mucho más antigua. Todos hallados entre las rocas calizas que datan del Jurásico Superior, según explicó el paleontólogo.

    El primer "dinosaurio"

    Pero no fue hasta la primera mitad del siglo XX que se extrajeron de esta zona occidental unas calizas que a primera vista parecían contener otro hallazgo de peces.

    "Para su estudio fueron trasladadas al museo de historia natural de Nueva York y cuando las trataron se dieron cuenta de que era un pterosaurio. Ahí apareció el primer pterosaurio de Cuba, y luego hemos tenido la suerte de encontrar varias especies de este animal", confesó orgulloso el experto.

    Los pterosaurios fueron los primeros vertebrados en conquistar el aire, y aunque no son considerados aves, tampoco son dinosaurios, pero convivieron con ellos durante decenas de millones de años, lo que ofrece pistas para futuros hallazgos.

    El espécimen que fue trasladado a Nueva York era un reptil volador de pequeñas dimensiones. Los paleontólogos cubanos nunca pudieron recuperar esta muestra, "hecho que se convirtió en una costumbre de este tipo de intercambios, siempre se lo apropian", denunció Gutiérrez.

    A finales del siglo XX se hicieron levantamientos con academias de la Unión Soviética que ayudaron en la extracción de un cráneo de pterosaurio. En esta ocasión el cráneo se analizó con especialistas del Museo de la Plata de Argentina donde se confirmó que se trataba de este reptil prehistórico. En la actualidad se conserva en el museo del IGP.

    "Este descubrimiento fue importante porque se trataba de un cráneo, con el cual se pudo describir la especie de pterosaurio a partir de múltiples características como el tamaño del cerebro, la dentición y por ende su forma de alimentación, entre otros", comentó el experto.

    Recientemente, el diario Granma publicó el último hallazgo de un pterosaurio que tuvo lugar en el centro sur de Cuba, en la provincia de Cienfuegos. Allí un grupo de colaboradores del IGP hallaron fragmentos de huesos fósiles de pequeñas dimensiones de este animal que datan del período Cretácico.

    Según contó Gutiérrez, el pterosaurio de Cienfuegos estaba contenido en unas rocas volcánicas. Esto tiene su explicación en el Cretácico, cuando el centro de la Isla tuvo un cinturón volcánico compuesto por volcanes sumergidos. "Estos volcanes expulsaron rocas que luego se mezclaron con sedimentos marinos, lo que ayudó a preservar algunos fósiles", explicó el directivo de IGP.

    "En esta ocasión se trata de huesos largos de pterosaurio que son muy característicos por el hecho de tratarse de un reptil volador", mencionó el especialista.

    Qué tienen que ver los habanos con los dinosaurios

    La zona del Valle de Viñales, reconocida mundialmente por ser el lugar donde se cosechan los famosos habanos, es además una de las regiones más productivas de la paleontología en Cuba.

    Según comentó Gutiérrez a Sputnik, la producción de habanos "está en zona jurásica", aunque la existencia de la hoja del tabaco es demasiado reciente para relacionarla con los dinosaurios.

    "Aquí se extrajeron varias piezas de importancia del período Jurásico y Cretácico que terminaron en los museos estadounidenses, en parte por la falta de protocolos para este tipo de intercambios, como convenios que garantizaran su regreso. Pero el tabaco es demasiado reciente", señaló Gutiérrez.

    El experto contó que alrededor de Viñales existen dos franjas, una de ellas conocida como Pizarras del sur donde el propio Gutiérrez encontró durante una expedición un fragmento de hueso, que por las dimensiones y la forma, apunta a una especie de dinosaurio terrestre, aunque esta certeza nunca se llegó a confirmar.

    "Pero esta tierra que abona hoy a los famosos habanos por supuesto que no es jurásica", explicó el experto.

    Cuba adquirió la geografía actual a partir del Pleistoceno que es el último período geológico. Incluso la cayería norte que hoy día tiene un fin turístico donde se encuentran Cayo Coco y Cayo Romano, estuvieron unidos a tierra firme.

    Pero con el último período interglaciar, cuando volvieron a derretirse los hielos que habían avanzado hacia las zonas templadas en el Cuaternario, subió el nivel del mar y quedó establecida la geografía actual de la mayor de las Antillas.

    Te puede interesar: Una niña encuentra un "tesoro" prehistórico en una playa de Argentina (fotos)

    "Así que es imposible que los dinosaurios algunas vez abonaran esta tierra tabacalera", indicó Gutiérrez.

    Sin embargo, el período jurásico está presente en esta hermosa zona donde los cubanos cosechan el mejor tabaco del mundo que, al menos, ha sido velado por estos enormes  reptiles del pasado: dos pasiones que Cuba concentra en una misma región.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    dinosaurios, historia, habano, tabaco, Valle de Viñales, América Latina, Cuba