En directo
    Las mazorcas de maíz

    Biofertibuap, innovación mexicana que aumenta productividad del campo

    CC0 / pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 60

    Alte el incremento económico de fertilizantes comerciales de hasta el 14%, científicos de la Universidad Benemérita de Puebla (BUAP) desarrollaron un biofetilizante que ha probado su efectividad en cosechas de cultivos de maíz, trigo, sorgo, cebada, avena y frijol en todo el país.

    Los productos validados y con marcas registradas, Biofertibuap y Biofosfobuap tiene menor impacto ambiental al reducir el uso de agroquímicos, además de ser económicamente viable para los pequeños productores, informó Notimex.

    El uso de agroindustriales representa no sólo altos costos de insumos para los agricultores, sino también pérdida de fertilidad del suelo, argumentaron los especialistas al dar a conocer su trabajo.

    Los productos son elaborados a partir de bacterias que fijan nitrógeno y producen hormonas de crecimiento vegetal, en el caso de Biofertibuap, y de bacterias solubilizadoras de fosfato para todos los cultivos en Biofosfobuap. Ambos grupos de microorganismos estimulan el crecimiento de la raíz favoreciendo la absorción de nutrimentos para las plantas.

    Además: Estudiantes utilizan acuaponia para obtener biocombustible

    Una dosis de 350 gramos es suficiente para una hectárea de maíz, sorgo y frijol, y de mil 200 gramos para trigo, cebada y avena, con lo cual se logra incrementar la producción en 30% y más, incluso duplicarla, según el clima y las condiciones del suelo.

    Además, reportaron una reducción en el uso de agroquímicos de hasta 50%, así como en los costos de producción.

    Debido a las bondades de los microorganismos que contienen, conjuntamente con agricultores, se llevó a cabo la aplicación masiva de ambos fertilizantes. En su primera etapa fueron parcelas demostrativas de una a dos hectáreas, en regiones de Veracruz y Tlaxcala, para verificar su efectividad en condiciones climáticas diferentes.

    Los expertos mexicanos desarrollaron esa innovación científica en los laboratorios de la BUAP, a cargo de Jesús Caballero Mellado. Tras seis años de investigación, se obtuvieron dichos fertilizantes biológicos.

    Hasta ahora Biofertibuap tiene cinco marcas registradas: Zea para maíz, Hordeum para cebada, Wheat para trigo, Sorghum para sorgo, y Leg para leguminosas; y Biofosfobuap, para todos los cultivos.

    Una vez que fueron validados sus resultados por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, los productos fueron registrados en 2002 y 2010 en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

    También: Gigante ruso de fertilizantes espera seguir ampliando su participación en América Latina

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    cultivos, fertilizantes, campo, cosecha, agricultura, México