En directo
    Un hombre en el lugar de avalancha de lodo en Mariana, Brasil

    Empresa brasileña Vale no consigue demostrar estabilidad de 17 depósitos mineros tóxicos

    © REUTERS / Ricardo Moraes
    América Latina
    URL corto
    0 20

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La empresa minera brasileña Vale, propietaria del dique de materiales tóxicos en Brumadinho (Minas Gerais, sureste del país) que se rompió en enero dejando cientos de muertos y desaparecidos, no consiguió el certificado de estabilidad para 17 de sus represas de tales residuos, admitió en un comunicado.

    La nota precisa que fueron renovadas 80 declaraciones de Condición de Estabilidad (DCE) de sus estructuras, que vencían el 31 de marzo pero que "otras estructuras (17), con estudios complementarios y obras de refuerzo ya en marcha, no obtuvieron sus declaraciones".

    De estas 17, siete ya habían sido desactivadas y su perímetro evacuado de forma preventiva en las últimas semanas por ser del tipo "montante", una forma de construcción más barata y peligrosa, la misma que se usó en la represa que se rompió en Brumadinho.

    Otra decena de represas de residuos mineros no están en una situación tan grave, pero siguen sin cumplir los requisitos de seguridad, aunque la empresa asegura estar tomando medidas.

    "Tales estructuras fueron precintadas y sus niveles de emergencia se elevaron a 1, que no requiere de evacuación en zonas de autorrescate", dijo Vale en el comunicado.

    Para asegurar la estabilidad de las estructuras, Vale sigue "nuevos parámetros" en base a orientaciones del poder público, en especial de la Agencia Nacional de Minería.

    Más aquí: Tragedia de Brumadinho: la "corrupción" del Estado brasileño puede hacer que se repita

    No obstante, este tipo de fiscalización está en el punto de mira desde la tragedia de Brumadinho, ya que esa represa fue evaluada como segura por una auditoría externa realizada por la empresa alemana Tüv Süd en septiembre de 2018, pocos meses antes de su rotura.

    El colapso de Brumadinho dejó 217 muertos, y 87 personas siguen desaparecidas, según el último recuento de víctimas, divulgado por la Defensa Civil del estado de Minas Gerais el pasado 29 de marzo.

    La rotura de la represa de Vale en esa pequeña localidad generó una enorme ola de lodo tóxico, que también contaminó decenas de kilómetros del río Paraopeba, uno de los afluentes del río San Francisco.

    El San Francisco baña cinco estados y es uno de los principales ríos y fuentes de agua potable de Brasil, y según algunas entidades ambientales también estaría contaminado con metales pesados.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Vale S.A, Brasil