En directo
    Casa donde votó por primera vez la mujer en Sudamérica en la localidad uruguaya de Cerro Chato

    La mujer votó en Uruguay por primera vez en Sudamérica por impulso político e intelectual

    © Foto: Presidencia de Uruguay
    América Latina
    URL corto
    0 10

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La mujer votó por primera vez en Sudamérica en 1927 en la localidad uruguaya de Cerro Chato (centro) debido a la influencia de corrientes políticas y de mujeres referentes, dijo a Sputnik Julio Gómez García, vecino del pueblo y estudioso del tema, en el día en que se inaugura un museo en la casa donde se efectuó el sufragio.

    "En ese hecho que sucede en una pequeña localidad del interior (del país) confluyen tres grandes influencias que conforman lo que es el pensamiento nacional: por un lado la agenda de derechos del Batllismo, que había traído la ley de la silla, la ley de ocho horas, el voto de las mujeres, el feminismo de compensación", afirmó Gómez García, escribano e integrante y fundador del Centro de Estudios Históricos de Cerro Chato.

    Ese Centro está formado por vecinos interesados en la historia local y funciona desde 1985.

    El Batllismo es una corriente de uno de los partidos políticos tradicionales de Uruguay, el Colorado (centro-derecha), inspirada en las ideas y en la doctrina política creada por el expresidente José Batlle y Ordóñez (1903-1907 y 1911-1915).

    Además, como explicación de por qué entiende que la mujer votó por primera vez en esa localidad en el plebiscito del 3 de julio de 1927, Gómez García agregó que también influyó "el espíritu de respeto electoral que tenía la Constitución de 1917" y que "desde el mismo territorio, una zona que era y es nacionalista, estaba la lucha de Aparicio Saravia por el sufragio, por la pureza electoral".

    Aparicio Saravia fue un militar y caudillo del otro partido tradicional de Uruguay, el Nacional (centro-derecha).

    El especialista en el tema del plebiscito consideró que también influyó el hecho de que las mujeres estaban acostumbradas "a participar, a defender el sufragio por haber sido parte de la época de la última guerra civil del país en 1904".

    La guerra civil de 1904 enfrentó a representantes de Batlle y Ordóñez, que gobernaba en Montevideo, con los combatientes liderados por el caudillo ruralista Saravia, quien tenía una autoridad paralela a la del presidente fuera de la capital.

    Saravia defendía el voto secreto y la representación proporcional de las minorías.

    La votación en el plebiscito de 1927 fue en largas filas a mano levantada, ya que el sufragio no era secreto.

    Gómez García añadió que también estaba "el espíritu intelectual de la época, representado por una mujer que fue muy importante para el feminismo uruguayo que fue Paulina Luisi, una de las fundadoras del Partido Socialista y que representaba al país en todas las grandes instancias del feminismo internacional".

    La médica y profesora Luisi, quien nació en 1875 en la ciudad argentina de Colón (noreste) y falleció en Montevideo en 1949, les pidió a las mujeres de Cerro Chato que participaran en el plebiscito.

    José Batlle y Ordóñez
    José Batlle y Ordóñez

    El plebiscito

    En 1927 el Consejo Nacional de Gobierno decretó que se realizara un plebiscito para definir a qué departamento pertenecía Cerro Chato, ubicado en la intersección de Florida, Durazno y Treinta y Tres.

    Esto ocurrió, informó Gómez García, cuando se solicitó la categoría de pueblo para Cerro Chato y para eso había que definir en "cuál de los departamentos estaba por eficiencia administrativa".

    En ese plebiscito las autoridades permitieron que voten las mujeres, "que si bien estaban habilitadas no se había reglamentado el voto todavía, y también los extranjeros", afirmó.

    Para poder votar había que anotarse previamente, y la primera mujer en hacerlo fue, según informó el diario El País, indicó el entrevistado, la brasileña y afrodescendiente de 90 años Rita Ribeira.

    El hecho de que haya votado una mujer y afrodescendiente "habla de una sociedad integrada, de un momento especial de la historia del país", dijo Gómez García.

    Agregó que "en ese momento teníamos una agenda de derechos, que era totalmente inclusiva, conceptos que son aparentemente modernos como el de la inclusión y el de la participación nosotros decimos que ya están implícitos en la matriz cultural de Uruguay por lo que pasó en 1927 en Cerro Chato".

    En el plebiscito triunfó la opción de que Cerro Chato perteneciera a Durazno, pero esa decisión no se aplicó ya que la consulta tenía carácter consultivo y no vinculante, por eso hoy la localidad sigue perteneciendo a los tres departamentos.

    Además, el resultado del plebiscito perdió legitimidad política, dijo el entrevistado, porque los habitantes de Treinta y Tres se abstuvieron de votar cuando los pobladores de Durazno quisieron agregar a la instancia electoral a los vecinos de un barrio en las afueras de Cerro Chato.

    Gómez García prevé publicar en 2020 un libro sobre el plebiscito, denominado "Las primeras ciudadanas", junto con Dwight Lago, también integrante del Centro de Estudios Históricos de Cerro Chato.

    Museo

    Gómez García afirmó que lo que se celebra este viernes es que el Centro de Estudios Históricos de Cerro Chato localizó "el lugar donde se llevó acabo el voto y se acaba de reciclar como un museo interactivo", que será inaugurado a las 19:00 hora local (22:00 GMT).

    Contó que descubrieron cuál era el local porque "tenían referencias y porque hace 15 años consiguieron declaraciones de quienes fueron a votar, con eso logramos que en 2013 el edificio se declarara patrimonio departamental de Durazno, que es donde está ubicada la casa".

    La casa fue comprada por la Intendencia de Durazno, y el museo se financió con lo obtenido por el Centro en el premio Pueblo Turístico del Ministerio de Turismo, con el proyecto "Viví el Uruguay profundo, donde las mujeres acuñaron la historia", y con lo aportado de la iniciativa Cosas de Pueblo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia.

    En el museo se puede conocer información del "antes y después del plebiscito" y de esa instancia electoral "en su contexto político e histórico", indicó Gómez García.

    También "tiene mobiliario de la época y una galería con información de las mujeres que tuvieron participación activa en el plebiscito", agregó.

    Entre esas mujeres están, además de Luisi, quien no era de la zona, Bernardina Muñoz.

    Ella pertenecía a una familia cuyos integrantes "eran revolucionarios nacionalistas junto a Aparicio Saravia, y que había sido oradora en 1896 en la fundación del Club Gumersindo Saravia (hermano de Aparicio)", indicó Gómez García.

    Añadió que otra de las mujeres fue Modesta Fuentes "que era partidaria de la incorporación al departamento de Durazno".

    En la inauguración del museo participarán autoridades como la ministra de Turismo, Liliam Kechichian.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    voto, igualdad de género, derechos, mujeres, Uruguay