En directo
    Un crucifijo (imagen referencial)

    La Justicia de Chile ordena arresto domiciliario a sacerdote acusado de abuso sexual

    © Flickr/ Stanley Calderelli
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    SANTIAGO (Sputnik) — La justicia de Chile informó que ordenó el arresto domiciliario nocturno y el arraigo nacional (prohibición de abandonar el país) para el sacerdote Tito Rivera, acusado de haber cometido abuso sexual.

    El "13° Juzgado de Garantía de Santiago decretó las cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional para el sacerdote Tito Rivera, imputado por el delito de abuso sexual", consignó el Poder Judicial a través de su cuenta de Twitter.

    ​El tribunal dictaminó un plazo de cinco meses de investigación para la Fiscalía, que declaró estar conforme con el plazo y con las medidas cautelares establecidas.

    Esta semana causó conmoción en Chile el caso de Daniel Rojas, de 43 años de edad, quien en un programa televisivo denunció haber sido violado por Rivera en 2015 en la Catedral de Santiago, el edificio católico más importante y emblemático de este país.

    Rojas aseguró que hace cuatro años se acercó a la catedral para pedir ayuda monetaria debido a que su hija padecía una severa infección urinaria y su familia no tenía cómo solventar los gastos de los medicamentos.

    También: El papa Francisco: los clérigos que abusan de menores son "un instrumento de Satanás"

    Según contó, al interior fue recibido por Rivera, quien le ofreció un vaso de agua y lo invitó a pasar a una habitación de la catedral para hablar sobre el problema de su hija.

    Rojas dijo que, durante la conversación, comenzó a sentir malestar y debilidad en su cuerpo, signos que indicarían que habría sido drogado.

    El hombre aseguró que luego Rivera lo arrastró hasta un baño cuando él aún estaba consciente, y que allí lo habría violado.

    Rojas dijo además que denunció lo ocurrido ante la autoridades eclesiales, pero fue ignorado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sacerdotes, abuso sexual, justicia, Chile