En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (archivo)

    López Obrador presenta uniformes de la nueva Guardia Nacional

    © Foto : Notimex/José Pazos
    América Latina
    URL corto
    250

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó en la ciudad fronteriza de Tijuana los uniformes de la nueva Guardia Nacional, uno de proximidad en negro, y otro de campo camuflado en verde olivo, y adelantó que el nuevo cuerpo podría ser dirigido por un militar.

    "El comandante puede ser un militar en activo, no se descarta, tendrá el perfil de gente íntegra, con experiencia, que tenga una trayectoria limpia, de inobjetable honestidad", dijo López Obrador en rueda de prensa, acompañado de los secretarios (ministros) de Defensa, general Crescencio Sandoval, de Marina, almirante Rafael Ojeda, y de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

    El Estado Mayor, integrado por tres representantes de los policías militares, marinos, y federales, y el titular de la nueva corporación serán nombrados en un plazo no mayor de 10 días, dijo Durazo.

    El decreto fundacional de la Guardia Nacional se publicó el martes.

    La Guardia Nacional llegará a tener más de 80.000 efectivos en tres meses, 120.000 para el año 2021, y completará un plan de 150.000 guardias en 2023, detalló el secretario de Seguridad Pública a la que estará adscrita la Guardia Nacional.

    "El Ejército y la Marina van a reforzar a la Guardia Nacional, y se está haciendo una convocatoria de reclutamiento para tener a todos los elementos", precisó el presidente.

    La nueva corporación requerirá unos 1.000 millones de dólares este año para reclutar a más de 20.000 nuevos efectivos, que se sumarán a 35.000 policías militares y 8.000 navales, además de 20.000 agentes federales, en la primera fase.

    Sandoval dijo que, en 90 días, estarán consolidados 150 coordinadores territoriales de las 266 regiones previstas, para cubrir todo el territorio nacional.

    Los agentes recibirá "tres meses de entrenamiento básico y cursos especializados de ocho meses en total", dijo el secretario de la Defensa.

    La reforma constitucional que entró en vigor autoriza a militares y marinos a cumplir tareas de seguridad pública, "pero nos faltan elementos, hace falta recordar que con el marco legal anterior el Ejército y la Marina no podían hacer labores de seguridad pública", dijo el mandatario.

    En cuanto al armamento que utilizará la Guardia Nacional, "estamos evaluando el marco jurídico internacional de uso de armas para tareas de seguridad en zonas urbanas", respondió Durazo.

    En el plano legislativo, aún falta terminar las leyes reglamentarias, sobre el uso de la fuerza y el registro nacional de detenidos, que estarían listos la próxima semana, sostuvo.

    Operación especial en Tijuana

    El general Sandoval informó que Tijuana es el primer foco para enfrentar como "región prioritaria", ante una ola de violencia generada por distintos problemas.

    El secretario mencionó "organizaciones del crimen organizado activas, trasiego de enervantes, llegada de migrantes, población flotante y descomposición de tejido social".

    La declaratoria federal de región prioritaria permitió elevar de menos de 200 a 2.200 los efectivos militares acantonados en 21 bases de operaciones mixtas con personal militar y policial y la creación de seis puestos militares de seguridad, dijo el titular de la Defensa.

    La estrategia fue aplicada a principios de este año, cuando se perpetraron 21 homicidios en un solo día en esa ciudad fronteriza en la que viven 1,3 millones de personas y que tiene unao de los pasos fronterizos más activos del mundo.

    "Ese día, el presidente tomó la decisión de aplicar la definición de región prioritaria, y como resultado hemos tenido días con solo dos homicidios, el martes (26 de marzo) se registraron seis homicidios, no es satisfactorio, pero estadísticamente es valorable esa baja", dijo por su parte Durazo.

    Los 2.000 elementos militares que llegaron a Tijuana serán permanentes, lo que representa una de las diferencias principales con la modalidad operativa del Gobierno anterior.

    "Antes se hacían operativos episódicos para controlar problemas sobre todo contra el crimen organizado, esta estrategia es de carácter permanente", subrayó el secretario de Seguridad.

    Finalmente, el mandatario mencionó las políticas sociales y económicas que acompañan el plan gubernamental.

    En toda la franja de la frontera con EEUU, de 3.180 kilómetros, el impuesto al valor agregado se redujo de 16 a 8%, el impuesto sobre la renta bajó del 35 al 20%, y el precio de la gasolina debe ser el mismo que del lado estadounidense.

    "El salario mínimo fue elevado al doble, no aumentaba desde hacía 36 años por la llamada política neoliberal", puntualizó el presidente.

    La guerra frontal contra el crimen organizado declarada en 2007 ha costado más de 200.000 vidas, hay más de 40.000 personas desaparecidas, unos 26.000 cadáveres sin reconocer y 1.100 fosas clandestinas localizadas en distintos lugares del país.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    guardia, policía, Andrés Manuel López Obrador, México