En directo
    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (archivo)

    Un partido brasileño evalúa pedir impeachment de Bolsonaro si celebra el golpe militar de 1964

    © REUTERS / Ricardo Moraes
    América Latina
    URL corto
    0 40

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Uno de los principales partidos de la oposición al Gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), estudia pedir el impeachment del presidente si se confirma que el 31 de marzo celebrará el aniversario del golpe militar de 1964, que dio inicio a la dictadura.

    "Si [Bolsonaro] continúa en esa línea de celebrar la tortura y el régimen de excepción presentaremos una petición de impeachment por un delito de responsabilidad", afirmó el historiador y concejal del PSOL en Río de Janeiro, Tarcísio Motta, en entrevista con Sputnik.

    El 26 de marzo el Ministerio Público Federal advirtió que si el presidente usa la estructura pública para esas conmemoraciones podría estar incurriendo en un delito de improbidad administrativa.

    Además, remarcó que determinar que las Fuerzas Armadas conmemoren el golpe de 1964 es algo de "enorme gravedad constitucional" y representa un ataque al Estado Democrático de Derecho. 

    El PSOL tiene apenas 10 asientos de un total de 513 en la Cámara de Diputados y forma parte de un bloque opositor con otros partidos que suma 97 escaños.

    Para que un proceso de destitución de Bolsonaro avanzara sería necesario agregar a muchos más parlamentarios para construir una amplia mayoría.

    Motta, no obstante, ve al Gobierno Bolsonaro "cada vez más fragilizado por su propia incompetencia y falta de proyecto", y recuerda que el líder ultraderechista es el presidente que arranca su mandato con menos popularidad en todo el periodo democrático.

    Te puede interesar: Claves para entender las diferencias entre Bolsonaro y su vicepresidente

    Según una encuesta del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística, divulgada la semana pasada, desde que tomó posesión del Gobierno el 1 de enero Bolsonaro perdió 15 puntos de aprobación y solo es "bueno o óptimo" para el 34% de la población.

    Para el concejal izquierdista, el hecho de que el líder ultraderechista siga hablando para su base más fiel y radicalizada explica esa rápida erosión.

    "Bolsonaro continúa gobernando apenas para sus seguidores más fieles, para quienes piensan que la dictadura fue positiva para nuestra sociedad; es un absurdo completo, no entiende su lugar como presidente de la República", afirmó Motta.

    La polémica se originó el 25 de marzo cuando el portavoz presidencial Otávio Rêgo Barros explicó que el presidente había determinado que el Ministerio de Defensa celebrase como es debido el aniversario de los hechos del 31 de marzo de 1964, cuando los militares depusieron al Gobierno democrático de Joao Goulart (1961-1964) y comenzó una dictadura que culminó en 1985.

    Además: "Quizá Bolsonaro fue elegido presidente porque en Brasil no hay memoria, verdad ni justicia"

    El portavoz de Bolsonaro remarcó que el presidente no considera que aquello fuera un golpe, sino una movilización conjunta con la sociedad civil que recolocó al país en la dirección correcta.

    A lo largo de su trayectoria como diputado, el actual presidente agradeció en numerosas ocasiones el papel de los militares en 1964 para frenar el supuesto avance del comunismo en Brasil y, como subraya Motta, sigue usando esa retórica hasta ahora.

    "En los 60 movilizaron el discurso de la Guerra Fría para justificar el golpe en nombre de una prevención al comunismo, lo que no tenía mucho sentido pero estaba de moda en ese momento; Bolsonaro hace lo mismo en pleno siglo XXI, cuando no hay ninguna posibilidad de implantar comunismo en Brasil", afirmó el concejal, que considera gravísimo que la presidencia de la República se convierta en una "productora de fake news".

    También: "Quizá Bolsonaro fue elegido presidente porque en Brasil no hay memoria, verdad ni justicia"

    El político e historiador recuerda que Brasil, al contrario de países vecinos como Chile y Argentina, tiene una deuda pendiente con su pasado, porque no solo no juzgó y encarceló a los autores de los crímenes del régimen militar, sino que en buena parte de la sociedad caló la idea de que en realidad no hubo ninguna dictadura. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    golpe militar, celebración, impeachment, Jair Bolsonaro, Brasil