En directo
    Imágenes del Marzo Paraguayo, en Asunción, en 1999

    A 20 años del hito que cambió a la democracia de Paraguay: el 'Marzo Paraguayo'

    © Sputnik / Daniel Piris
    América Latina
    URL corto
    0 31

    El asesinato del entonces vicepresidente Luis María Argaña desencadenó una inédita movilización de campesinos y militantes políticos en Asunción que terminó con la renuncia del presidente Raúl Cubas e impidió un gobierno autoritario del general Lino Oviedo.

    El martes 23 de marzo de 1999, la camioneta Nissan Patrol en la que se desplazaba el entonces vicepresidente paraguayo Luis María Argaña fue interceptada por un vehículo Fiat Tempra en la intersección de la Avenida Venezuela y Sargento Gauto.

    Del Fiat descendieron tres hombres que comenzaron a disparar a la camioneta de Argaña, asesinando al vicepresidente, su guardaespaldas y su chofer.

    El crimen conmocionó a Paraguay y fue el comienzo de una serie de episodios que se conoció luego como el "Marzo Paraguayo" y que, después de veinte años, es considerado un "hito" para la democracia del país suramericano.

    Argaña había asumido como vicepresidente de Paraguay en 1998, en una fórmula encabezada por Raúl Cubas, quien a su vez había tomado el lugar del general Lino César Oviedo, que enfrentaba cargos judiciales por el intento de golpe de Estado de 1996.

    El crimen del vicepresidente motivó una movilización multitudinaria en la mañana del 24 de marzo en la que participaron integrantes de varios movimientos políticos juveniles. Los grupos se concentraron en la plaza frente al Congreso paraguayo, donde grupos campesinos se movilizaban desde antes por sus propias movilizaciones.

    Los manifestantes respaldaban el inicio de un juicio político contra el presidente Cubas, señalado como responsable del crimen de Argaña. En un intento por evitar su destitución, Cubas ordenó la prisión del general Oviedo, también señalado como involucrado en el crimen.

    Tras enfrentamientos con la Policía, los manifestantes volvieron a ocupar la plaza el viernes 26 de marzo. Cubas ordenó que tanques del Ejército se sumaran a la represión policial, que se recrudeció y provocó la muerte de cuatro manifestantes ese mismo día. También se registraron decenas de heridos.

    Mientras tanto, el Congreso llevaba adelante el juicio político contra Cubas, que anunció su renuncia el domingo 27 de marzo. Afuera del recinto parlamentario, el pueblo celebró el alejamiento del presidente y la asunción del entonces senador Luis González Macchi, tercero en la sucesión.

    Imágenes de la represión en el Marzo Paraguayo, en Asunción, en 1999
    © AP Photo / Daniel Piris
    Imágenes de la represión en el Marzo Paraguayo, en Asunción, en 1999

    En diálogo con Sputnik, el historiador paraguayo Alfredo Boccia Paz enfatizó que el Marzo Paraguayo fue "una lección importante para la autoestima cívica del Paraguay".

    Vinculado: Canciller: Paraguay venía pidiendo reemplazar a Unasur desde hace un año

    El experto recordó que en 1999, el recuerdo de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) estaba "mucho más cerca que ahora" y por ese entonces "se gestaba una vuelta al autoritarismo fascista encabezada por el senador del Partido Colorado Lino César Oviedo".

    Manifestantes frente a la plaza del Congreso en Asunción, durante en el Marzo Paraguayo, el 25 de marzo de 1999.
    © AFP 2019 / Daniel Luna
    Manifestantes frente a la plaza del Congreso en Asunción, durante en el Marzo Paraguayo, el 25 de marzo de 1999.

    El crimen de Argaña demostró, según Boccia Paz, que las fuerzas que apoyaban a Oviedo "estaban dispuestas a la violencia para llevar a su líder al poder", algo que "iba a generar un retroceso en esa democracia nueva e inestable que se estaba gestando".

    Para Boccia Paz, fue la reacción de los movimientos sociales, tanto asunceños como de campesinos, los que impidieron el retorno a un gobierno autoritario.

    "Visto a la distancia, el Marzo Paraguayo fue una enorme sorpresa porque hasta ese momento ningún paraguayo había conocido la potencialidad de la gente en la calle", valoró el historiador.

    En ese sentido, apuntó que ni el propio general Oviedo "se imaginó que saldrían jóvenes, no se sabe de dónde o convocados por quién, a oponerse a su proyecto que inexorablemente lo iba a llevar a la Presidencia si no ocurría eso".

    Otra de las novedades del episodio fue la confluencia de movimientos urbanos y rurales de Paraguay, algo que, sin embargo, ocurrió "por una casualidad".

    "Los movimientos campesinos estaban concentrados en Asunción, tal como en estos días, por sus propias reivindicaciones pero se quedaron en la plaza y apoyaron a los jóvenes que empezaron a llegar", contó.

    Boccia Paz enfatizó que se trató de un "punto de inflexión" en la historia cívica paraguaya porque a partir de ese momento "ya no hubo dudas de que la dictadura no era bien recordada por la gente".

    También: Senadores paraguayos se declaran a favor de la vida y de la familia para rechazar aborto

    "Después de eso ya no se habló de golpes militares. La democracia siguió teniendo sus errores, sus inconsistencias, pero fue el último momento en que estuvo en riesgo la democracia", complementó.

    A 20 años de lo sucedido, Boccia Paz indicó que todavía queda la sensación de que al general Oviedo "la Justicia no le llegó", a pesar de su muerte en 2013 al estrellarse el helicóptero en el que viajaba.

    "Los hijos de Argaña hablan del helicóptero patriótico. Consideran que recién hubo justicia con ese accidente que terminó con su vida", apuntó el historiador, en referencia a que Oviedo fue absuelto varias veces por la Justicia paraguaya y llegó a ser candidato a la presidencia en 2008.

    Boccia Paz recordó además que "en algún momentos todos intentaron sacar provecho de la popularidad que tuvo Oviedo". En ese sentido, rememoró que el expresidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos (2003-2008) quiso acercarse políticamente a Oviedo para "conquistar esos votos" y evitar la victoria de Fernando Lugo (Frente Guasú) en 2008.

    Sin embargo, dijo el historiador, se encontró con que Oviedo "ya no tenía el peso de antes y su partido se fue convirtiendo en una fuerza marginal".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Marzo Paraguayo, Lino Oviedo, Raúl Cubas, Luis María Argaña, Paraguay, América Latina