En directo
    Justicia (imagen referencial)

    Justicia chilena condena a 11 militares retirados por homicidio del caso Quemados

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 40

    SANTIAGO (Sputnik) — La justicia chilena condenó a 11 miembros retirados del ejército por homicidio calificado e intento de homicidio calificado de dos jóvenes que fueron golpeados, incendiados y arrojados a una zanja en 1986, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1974-1990).

    “El ministro (juez) en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó a 11 miembros del ejército en retiro, por su responsabilidad en los delitos de homicidio calificado de Rodrigo Andrés Rojas de Negri y homicidio calificado, en grado de frustrado, de Carmen Gloria Quintana Arancibia”, dice un comunicado publicado en la página web del Poder Judicial.

    Los hechos ocurrieron el 2 de julio de 1986 en la comuna de Estación Central de Santiago, cuando una patrulla militar recorría las calles donde se desarrollaba una protesta nacional contra la dictadura.

    Rojas era un fotógrafo que trabajaba para una agencia internacional y que se encontraba registrando los hechos de la protesta.

    La patrulla lo detuvo junto a Quintana Arancibia por considerarlos partícipes de los disturbios y la colocación de barricadas instaladas en la vía pública.

    Primero los golpearon y fueron amenazados con armas de fuego a pesar de que “las víctimas jamás representaron un peligro para sus aprehensores”, dice el fallo de Carroza.

    “Pese a no existir la eventualidad de acciones de peligro de parte de los jóvenes como tampoco nada que justificase las acciones criminales que emprendieron, estos agentes del Estado toman la decisión de rociar sus cuerpos y vestimentas con combustible y luego, mediante el empleo de un elemento adicional, en este caso una bomba molotov de contacto directo, provocaron un fuego que se irradia rápidamente hacia las víctimas”, añade.

    Temas relacionados: Detienen en Australia a una exagente de la dictadura chilena

    Los tres oficiales al mando de la patrulla decidieron trasladar a las víctimas a Lo Boza, en la Comuna de Quilicura (centro), a unos 20 kilómetros de distancia de la capital, para dejarlos en una zanja, “pese a la frágil condición de salud en que se encontraban, negándoles de esa forma toda ayuda médica, con el solo propósito de favorecer la impunidad de sus actos”, indica el documento.

    Las víctimas fueron encontradas más tarde por trabajadores rurales que los trasladaron al hospital.

    Rojas murió cuatro días más tarde por la gravedad de sus heridas, mientras Quintana Arancibia, pese a tener 62% de su cuerpo quemado, logró sobrevivir, aunque estuvo muy grave y requirió extensos tratamientos en Chile y en Canadá.

    La justicia condenó a Julio Ernesto Castañer González, Iván Humberto Figueroa Canobra y Nelson Fidel Medina Gálvez a 10 años y un día de presidio, en calidad de autores de los delitos.

    También sentenció a tres años de presión y un día de presidio a Luis Alberto Zúñiga González, Jorge Osvaldo Astorga Espinoza, Francisco Fernando Vásquez Vergara, Leonardo Antonio Riquelme Alarcón, Walter Ronny Lara Gutiérrez, Juan Ramón González Carrasco, Pedro Patricio Franco Rivas y a Sergio Hernández Ávila.

    Asuntos relacionados: Máximo tribunal chileno rechaza modificar ley de libertad condicional a violadores de DDHH

    Cerca de 28.000 personas fueron torturadas durante la dictadura de Pinochet, 3.197 fueron asesinadas y unas 200.000 fueron obligadas al exilio, según cifras oficiales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    homicidio, dictadura, Chile