04:36 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Escuela (imagen referencial)

    Presidente mexicano pide al magisterio dialogar sobre contrarreforma educativa

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, llamaron al magisterio rebelde a dialogar sobre un proyecto para abolir la reforma educativa promulgada en 2012 y centrada en "evaluaciones punitivas".

    "Vamos a cancelar la mal llamada reforma educativa, lo dije antes que todos, cuando inclusive quisieron imponerla con violencia, convoqué a defender a los maestros en los momentos más difíciles de su lucha", dijo el titular el Poder Ejecutivo en conferencia de prensa.

    El mandatario se dirigió a los maestros inconformes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), disidentes del sindicato oficial, procedentes sobre todo de los montañosos estados del sur del país, donde las comunidades indígenas son mayoría, y que boicotearon el miércoles pasado las sesiones del Congreso cuando el oficialismo presentaría ese proyecto.

    López Obrador se dirigió a los disidentes magisteriales que bloquean las sedes del Congreso, para expresarles "que estamos abiertos al diálogo" y prometerles que "no va haber represión, no somos represores, no somos lo mismo que gobiernos autoritarios anteriores".

    "En ejercicio de sus derechos, se manifestaron los maestros e impidieron que sesionaran las cámaras de Diputados y Senadores", relató el mandatario para anunciar la iniciativa legislativa que, si es aprobada, abrogaría la reforma que comenzó a implementarse hace cinco años.

    Por esa reforma con evaluaciones al magisterio, perdieron sus puestos miles de maestros que reprobaron o se negaron a presentarse a los exámenes.

    Temas relacionados: Estudiantes mexicanos sueñan con estudiar en universidades de Rusia

    López Obrador ratificó a los rebeldes que "siempre hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con nuestros compromisos (…), que luchamos por la justicia y una auténtica democracia".

    El presidente dijo que el proyecto de abrogación "hace una propuesta nueva, distinta, para hacer valer la educación pública gratuita de calidad".

    Acerca del boicot al Congreso consideró que "no hay razón, aunque existe el derecho libre a la manifestación; pero no hay argumentos para sostener que estamos incumpliendo nuestra palabra".

    El líder de la izquierda nacionalista criticó a los maestros rebeldes "que en apariencia son radicales, pero sus actitudes demuestran más su adhesión al conservadurismo".

    Sin embargo, López Obrador dijo que ignora las motivaciones de la CNTE, que ha sido un bastión histórico de rebeldía, y convocó a sus líderes a "que se debata en el movimiento democrático magisterial, para que defina una postura con claridad", a fin de preservar "la paz y la tranquilidad", porque "no hay posibilidades para el extremismo".

    El proyecto de abrogación

    El secretario de Educación Pública, Moctezuma, dijo que la iniciativa para abrogar la reforma educativa comienza por abolir las leyes del Servicio Profesional Docente y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

    Esas instancias castigaron a los maestros que rechazaron someterse a los exámenes, por considerar que las evaluaciones no corresponden a la diversidad de comunidades indígenas y que les arrebatan derechos adquiridos, como el control sindical sobre la asignación de las plazas laborales en las escuelas.

    Al anular la reforma constitucional previa, acabarían esa evaluaciones "punitivas y obligatorias", dijo Moctezuma.

    El nuevo derecho docente establecería un "sistema de formación y actualización gratuita", y eliminaría la relación entre evaluación y permanencia en el empleo, sostuvo.

    El proyecto considera a la maestra o maestro como "agente de la transformación social", y coloca la enseñanza-aprendizaje en el centro, sin cargas administrativas "que agobian al profesorado", dijo Moctezuma.

    Suprimiría además los exámenes estandarizados y establecería la "promoción asociada con conocimientos, aptitudes y experiencia".

    También busca proteger los derechos laborales del magisterio y crea una "nueva carrera magisterial de promoción", centrada en el estudiantado.

    Además: Conoce a Dafne Almazán, la niña 'genio' mexicana más joven de la Universidad de Harvard

    Los disidentes ven esa esa carrera como nueva amenaza a sus derechos históricos.

    La iniciativa convierte en obligatoria la educación superior, y crearía nuevos contenidos educativos para promover "el pensamiento crítico y los valores cívicos".

    Crea un sistema de mejora educativa continua, donde "por primera vez, las familias y la comunidad se vuelven corresponsables de la educación".

    Establece "becas para favorecer la permanencia en la escuela" y fortalece "la convivencia, aprecio y respeto por la naturaleza, diversidad cultural y dignidad de la persona".

    La educación queda definida como "inclusiva, integral, intercultural y plurilingüe, y (asegura) el respeto a los derechos todos", para crear "agentes de cambio".

    Los planes y programas de estudio incorporan la "perspectiva de género", civismo, filosofía, lenguas extranjeras e indígenas, "cuidado del medio ambiente, cultura de paz, derechos humanos, igualdad sustantiva y honestidad".

    Después de este anuncio, el Congreso suspendió la sesión en la que se presentaría el proyecto, para comenzar el diálogo convocado por el presidente con maestras y maestros disidentes.

    Etiquetas:
    reforma educativa, Esteban Moctezuma, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik