En directo
    Una mina (Archivo)

    Constituyente: sanción de EEUU a empresa minera venezolana apunta a inversionistas

    © Sputnik / Pavel Lisitsyn
    América Latina
    URL corto
    120

    CARACAS (Sputnik) — La sanción de Estados Unidos a la estatal minera venezolana, Minerven, apunta a los inversionistas internacionales que mostraron recientemente el interés de trabajar junto al Gobierno de la nación caribeña en la producción y comercialización de oro, dijo a Sputnik el constituyente Jesús Farías.

    "Es una amenaza, es una advertencia; eso (la sanción) apunta hacia todos los actores que pudieran tener algún interés en el desarrollo de ese sector (minero), y es una escalada", expuso Farías, miembro de la Comisión de Finanzas y exministro de Comercio Exterior.

    Farías enfatizó que el oro es una opción para diversificar las fuentes de ingresos de Venezuela, ante la difícil situación económica que enfrenta el país como consecuencia de las sanciones que ha aplicado Estados Unidos.

    "El Gobierno de los Estados Unidos viene aplicando un conjunto de sanciones que han instalado y establecido un bloqueo económico a nuestro país, en los últimos cinco años, y de una manera muy agresiva en los últimos dos años", expuso.

    Estas sanciones que el martes apuntaron al oro, sostuvo Farías, han afectado ya al sector petrolero (del cual dependen el 99% de los ingresos de Venezuela) "gravemente", así como el financiamiento externo, y los vínculos con el comercio internacional, a través de las bancas intermediarias.

    Minerven "era la última cadena del eslabón", añadió Farías, explicando que esta medida se suma a las advertencias y al decreto firmado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump el pasado 1 de noviembre, en el que manifestó que sancionaría las "transacciones ilícitas" con oro venezolano tras conocerse la venta de este metal no ferroso a Turquía.

    ¿Qué es Minerven?

    Minerven es una compañía estatal que se encuentra en la ciudad de El Callao, en el estado Bolívar (sur), una región conocida por estar dedicada a la minería.

    Se trata de la única estatal encargada de procesar el oro en Venezuela, el cual es enviado a las bóvedas del Banco Central.

    De allí es exportado a través de la vicepresidencia de Estudios de Operaciones Internacionales, y del ministerio de Industrias y Producción Nacional, que encabeza Tareck El Aissami (sancionado por EEUU), ente al cual está adscrito Minerven, y cuyo presidente es Adrián Antonio Perdomo, también en la lista de sancionados.

    De acuerdo a las cifras oficiales publicadas en 2011, la capacidad de producción de esta compañía es de 8 toneladas de oro al año.

    En los últimos meses se ha conocido que Minerven firmó diversos acuerdos con mineros artesanales y es esta compañía quien se encarga de comprarles el oro que extraen.

    Además: "Crisis en Venezuela responde a intereses económicos y geopolíticos de EEUU"

    Sin embargo, no hay mayores detalles de esta actividad ni en el portal web de Minerven ni en el de Marilyns Proje Yatirim, la compañía turca con la que tiene la Sociedad Anónima Minería Binacional Turquía-Venezuela (Mibiturven S.A).

    Aliados internacionales

    El crecimiento de esta compañía, explicó el constituyente entrevistado por Sputnik, depende también de las alianzas comerciales internacionales que pueda establecer.

    Al prometer una agudización de las sanciones "¿qué empresa va a estar dispuesta a invertir en nuestro país, en esa situación?", cuestionó el constituyente.

    Trump dijo que aún no había aplicado las "sanciones más duras" a Venezuela, tras conocerse la decisión del Departamento del Tesoro contra Minerven.

    El Gobierno de Venezuela, explicó el exministro de Comercio Exterior, está abriendo sectores importantes de su economía para trabajar con capital extranjero y privado, pero añadió que casi todos esos capitales tienen intereses y negocios en Estados Unidos.

    Más aquí: Maduro vs. Guaidó: una lucha por el reconocimiento internacional

    Para Farías, "cualquier iniciativa, que lleve a cabo el Gobierno revolucionario para reactivar la economía para darle bienestar a la población, va a tener una respuesta injerencista, intervencionista de los Estados Unidos, para impedir que eso ocurra (…) Hay científicos sociales que estudian cómo golpear más fuertemente al país".

    En tal sentido, puso como ejemplo las agresiones que han sufrido países como Irán, Rusia o Corea del Norte, "en esos países hemos visto cómo operan esos científicos sociales".

    La oposición ha acusado al Gobierno de "saquear" el oro de Venezuela al aprobar su exportación sin la aprobación de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría opositora).

    Sin embargo, el Ejecutivo ha destacado que el Parlamento se encuentra bajo una sentencia de desacato que declara como nulas e írritas todas sus acciones, por lo que la autorización para su exportación no puede pasar a través de ese órgano.

    Además: "Venezuela es parte de un conflicto geopolítico de escala mundial"

    Pese a que las perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional no son alentadoras para Venezuela, Farías aseguró que las sanciones económicas no provocarán la salida del presidente Nicolás Maduro.

    "Lo que está claro es que a través de las sanciones económicas se causa un enorme daño (…) no van a derrotar a la Revolución Bolivariana, y causan grave daño a la población, porque buscan destruir todas las industrias del país, que permiten generar divisas", agregó.

    Las predicciones del FMI para 2019 alertan sobre una caída del Producto Interno Bruto del 5%, y una inflación que rondaría los 10.000.000%, que podrían verse afectada por la aplicación de sanciones y la caída de la producción petrolera.

    Estas nuevas sanciones, que el Departamento del Tesoro dio a conocer el martes, bloquean las cuentas de Minerven y de su presidente, y prohíben a cualquier ciudadano o empresa de su país establecer alguna relación comercial con ella.

    Esta es la sexta sanción que ha aplicado Estados Unidos a Venezuela desde enero, cuando se agudizó la crisis política en el país caribeño tras la juramentación del presidente Nicolás Maduro el 10 de ese mes, para el período 2019 — 2025, no reconocida por la Casa Blanca.

    El 5 de enero, el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

    No te lo pierdas: Venezuela: resiliencia en tiempos de guerra no convencional

    El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el diputado se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de "usurpación del cargo", como alegó.

    El presidente Nicolás Maduro calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

    Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

    México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    industria minera, EEUU, Venezuela