En directo
    La bandera de Nicaragua

    Gobierno pide seriedad a la oposición para solucionar crisis en Nicaragua

    © REUTERS / Juan Carlos Ulate
    América Latina
    URL corto
    120

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (izquierda) declaró que espera seriedad y compromiso de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) para consensuar soluciones a la actual crisis en Nicaragua.

    "La delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional espera de la contraparte seriedad y responsabilidad, que muestre el compromiso sincero de conversar y consensuar acuerdos positivos para Nicaragua", publicó la web gubernamental 19Digital.

    Los negociadores del Sandinismo consideraron "inconcebible, contradictoria e insólita" la actitud de participantes en la mesa nacional de diálogo al sumarse el 16 de marzo a acciones que el Gobierno calificó de "provocación y alteración del orden público".

    Según un listado preliminar difundido por la Policía Nacional, entre los 107 opositores detenidos por violentar el orden público estaban Azáhalea Solís y Max Jerez, dos miembros del equipo que negocia una salida a la actual crisis, con la mediación del Vaticano y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

    A su vez, la Alianza insistió en una nota publicada en su web su "compromiso ineludible" con el diálogo y la negociación para solucionar de manera pacífica la crisis.

    "Hasta el día de hoy el diálogo nacional no ha producido los resultados que legítimamente espera la gran mayoría de nuestros conciudadanos. Su frustración es la nuestra", señala el texto.

    Los participantes en el proceso de diálogo iniciado el pasado 27 de febrero no se reunieron este 18 de marzo, como estaba previsto en la Hoja de Ruta aprobada por ambas partes, y se desconoce si el 19 de marzo acudirán a la mesa de negociaciones.

    El Gobierno del presidente Daniel Ortega y la ACJD retornaran a la mesa de negociación el pasado 13 de marzo, tras el anuncio de la liberación de "un núcleo apreciable" de personas detenidas durante protestas antigubernamentales.

    El pasado 15 de marzo, el ministerio de Gobernación excarceló a 50 opositores que se encontraban detenidos por delitos contra la seguridad pública.

    Por otro lado, también este 18 de marzo, el nuncio apostólico del Vaticano en Nicaragua, Waldermar Sommertag, denunció ante reporteros locales intentos de minar las negociaciones entre el Gobierno y la oposición para superar la actual crisis en esa nación centroamericana. 

    "Algunas fuerzas quieren minar el campo de estas negociaciones", aseguró el religioso, quien reaccionó a las críticas recibidas por su papel como testigo en las conversaciones entre el Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (izquierda) y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

    "Lamentablemente algunos medios de comunicación están poniendo la trampa para que no se negocie, yo pienso que debe haber un poquito de prudencia", agregó ante varios periodistas convocados en la Nunciatura.

    Sommertag negó que estuviera parcializado en su mediación, recordó que tiene un canal abierto con el Gobierno por su condición de embajador de la Santa Sede, y advirtió que "si los nicaragüenses no quieren solucionar sus problemas, yo no seré la solución, pero tampoco un obstáculo"

    "Hay que darle confianza (al diálogo), salvar lo salvable, dar tiempo al tiempo, esperanza a la esperanza. Están equivocados los que piensan que esto se puede solucionar en un día", insistió el religioso polaco, de 51 años.

    El representante del papa Francisco recordó que la oportunidad de escuchar a las partes y propiciar un acercamiento también le fue propuesta a la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que la rechazó por razones que tampoco cuestionó.

    Nicaragua vive una crisis política y social desde mediados de abril pasado, cuando una reforma al sistema del Seguro Social desató violentas protestas contra la administración de Ortega, acompañadas por actos que el Gobierno tildó de "terroristas".

    Más aquí: El gobierno y la oposición de Nicaragua acuerdan retomar el diálogo

    Entonces fue convocado un diálogo nacional auspiciado por la Iglesia Católica, que suspendió las conversaciones en junio, en medio de acusaciones y falta de consenso entre ambas partes.

    Etiquetas:
    solución, crisis, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik