16:13 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Contaminación del aire (imagen referencial)

    ONU: la lucha contra el cambio climático es un imperativo

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    Por
    120
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es una necesidad insoslayable, y la II Conferencia de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur (PABA + 40) puede servir de avance, sostuvo en entrevista con Sputnik el director de la Oficina de la ONU para la Cooperación Sur-Sur, Jorge Chediek.

    "La lucha contra el cambio climático no es una opción, sino un imperativo", dijo Chediek, enviado del secretario general de la ONU, António Guterres, en vísperas de la II Conferencia que acogerá Buenos Aires.

    Por ello "tenemos que revertir tendencias, porque si no estamos arriesgando catástrofes sin precedentes en la historia de la humanidad", advirtió Chediek.

    La II Conferencia, que contará con delegados de casi 200 países, "puede ser un instrumento valioso en el combate al cambio climático", confió el experto.

    Esta oportunidad se presenta doblemente valiosa en un escenario internacional en el que EEUU, por ejemplo, se ha retirado del Acuerdo de París contra el cambio climático.

    "Algunos países tienen dudas o no están comulgando con el Acuerdo de París, pero por otra parte, hay una gran participación del sector privado y de gobiernos para combatir las emisiones de gases de efecto invernadero", afirmó Chediek.

    Guterres ha convocado una cumbre de presidentes y jefes de Estado en septiembre con ocasión un nuevo período de sesiones de la Asamblea General, que permitirá "movilizar a la comunidad internacional para ir hacia los objetivos del Acuerdo de París, para obtener compromiso renovado del cambio climático y más allá".

    Este problema ambiental mundial constituye una situación de riesgo que puede tener repercusiones globales, advirtió el director de cooperación Sur-Sur.

    Objetivos 2030

    Otro eje transversal en la II Conferencia sobre cooperación Sur-Sur que se celebra entre este 20 y 22 de marzo será la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada en 2015 por la ONU.

    "Los (objetivos de) 2030 tienen una clara percepción de los desafíos de la sustentabilidad social, ambiental y económica, y es una agenda global, que incluye a actores del Norte y del Sur", comentó el director de cooperación.

    En la primera Conferencia sobre cooperación que tuvo lugar en 2009 en Nairobi, el propósito era avanzar en los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que definieron en 2000 los países miembros de la ONU para cumplirlos en 2015.

    Esos propósitos estaban más "concentrados en la dimensión social en los países empobrecidos", mientras que la Agenda 2030, más completa y compleja, "necesita avanzar para evitar poner en riesgo la sustentabilidad política, económica y social" del planeta, sostuvo Chediek.

    Mecanismos de integración

    Al mismo tiempo, cada región ha desarrollado sus mecanismos de integración en procesos que cursan distintas etapas.

    El enviado de Naciones Unidas destacó el Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur‐Sur "que es muy exitoso, porque ha sido esta región una de las primeras en sistematizar experiencias de cooperación Sur-Sur con desarrollos metodológicos muy positivos".

    En esta iniciativa se está conformando una base de datos completa con metodología aceptada por todos los países, que "permite identificar capacidad de oferta y organizar la demanda y permite complementar los esfuerzos de los distintos países", destacó el director.

    A través de ese grupo y del Comité de Cooperación Sur-Sur dentro del marco de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), la cooperación en el Sur "está progresando muy bien", aseguró Chediek.

    También la Secretaría General Iberoamericana publica un informe desde hace más de 11 años "que muestra una tendencia de consolidación y expansión de las acciones de cooperación dentro de la región y de la región con terceros países", observó el enviado del secretario general para la cooperación Sur-Sur.

    La II Conferencia de cooperación Sur-Sur reflejará precisamente ese aumento de la institucionalidad.

    "En todas las regiones se han creado mecanismos subregionales, por ejemplo dentro de la Unión Africana y de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), y todas están madurando su respectiva institucionalidad en esa dirección, tratando de emular las prácticas y metodologías que se desarrollaron en la región latinoamericana", valoró Chediek.

    Pese a la crisis que atraviesan organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Chediek reivindicó el progreso en la cooperación Sur-Sur "porque veo experiencias que no son conocidas por la mayor parte de la gente, y vemos que con muy pocos recursos generan resultados de desarrollo extraordinario".

    "Los titulares de las noticias capturan más problemas institucionales o de las regiones, pero las tendencias Sur-Sur son positivas y favorables y están reflejadas en el borrador del documento que será aprobado en la Conferencia", señaló.

    La II Conferencia sobre la Cooperación Sur-Sur que tendrá lugar en Buenos Aires contará con la participación de siete jefes de Estado; además unos 75 países envían a sus respectivas representaciones ministeriales.

    "Al designar a sus ministros, muchos presidentes han enfatizado su compromiso personal, pues su ausencia no era por una falta de compromiso con la agenda", afirmó Chediek.

    Más aquí: Los estudiantes españoles saldrán a las calles contra el cambio climático

    Casi 200 países han garantizado su asistencia a la II Conferencia, según el Gobierno argentino de Mauricio Macri.

    Etiquetas:
    cambio climático, lucha, ONU, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik