01:34 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Angela Davis, activista norteamericana

    Angela Davis, la musa afrodescendiente y progresista que despierta a Suramérica

    © AP Photo / Arnold Turner
    América Latina
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    La activista estadounidense Angela Davis, reconocida a nivel mundial por su militancia feminista, antiracista y comunista, visitará en estos días varios países de América del Sur, en ocasión del Día Internacional contra la Discriminación Racial. Te contamos quién es esta mujer de 75 años por cuyas charlas cientos de personas hacen filas.

    Davis se encuentra de gira por una región donde los Gobiernos progresistas han sido atacados y en algunos casos vencidos. Pero la lucha de esta mujer afrodescendiente, símbolo del afrofeminismo en EEUU, no conoce de pausas ni reveses.

    Luego de su paso por Brasil, donde rindió tributo a la fallecida candidata Marielle Franco, Davis viajará a Uruguay para ofrecer una serie de charlas y recibir la distinción de doctora Honoris Causa de la Universidad de la República (Udelar), el mayor centro de estudios académicos del país.

    ​Esta mujer, reconocida como una de las pensadoras más importantes del siglo XX, nació un 26 de enero de 1944 en Birmingham, Alabama, en un barrio conocido como "Dynamite Hill" donde los supremacistas blancos acostumbraban a poner bombas en las casas de las familias negras, de acuerdo con el sitio Afroféminas.

    Te puede interesar: A un año de su asesinato, Marielle Franco pone a Bolsonaro entre la espada y la pared

    La pequeña Davis asistió a escuelas segregadas y cuando tenía 14 años logró ir a estudiar a Nueva York a través de una organización religiosa progresista. Allí descubrió el socialismo, a través de obras como el Manifiesto Comunista, que le hicieron comprender los problemas del pueblo negro dentro del contexto más amplio: el movimiento de la clase obrera.

    En el verano de 1962 la joven revolucionaria viajó por primera vez a Europa, para participar en el VIII Festival Mundial de la Juventud celebrado en Helsinki, Finlandia. Allí pudo conocer a otros jóvenes con ideas parecidas a las suyas e intercambiar experiencias.

    Poco después de volver a EEUU se sumó a la lucha por los derechos civiles que se estaba llevando a cabo en su ciudad natal cuando cuatro muchachas que conocía fueron asesinadas en la explosión de la Iglesia Baptista en septiembre de 1963, un hecho que marcó su trayectoria.

    Después de graduarse en la Universidad Brandeis en 1965 con resultados sobresalientes, pasó dos años en Alemania, en la facultad de filosofía de la Universidad Frankfurt. Allí asistió a clases del filósofo alemán Theodor Adorno y otros importantes pensadores socialistas de la llamada Escuela Crítica de Frankfurt.

    Sugerimos: La extraña noción de "equilibrio" de género de Jair Bolsonaro en el 8M

    Por aquel entonces los acontecimientos en EEUU planteaban una disyuntiva para Davis. El resurgir del movimiento de derechos civiles, el partido de las Panteras Negras, y las protestas contra la Guerra de Vietnam la hicieron tomar una decisión: abandonar sus estudios en Alemania y sumarse a la lucha en su país.

    Se instaló en San Diego, y siguió estudiando filosofía en la Universidad de California, donde en ese momento estaba trabajando Herbert Marcuse, considerado el "padre espiritual" del Mayo del 68 francés. Desde allí decidió  involucrarse con la causa de los Soledad Brothers, y se afilió al Partido Comunista.

    Pero la lucha tuvo un alto costo para esta afrodescendiente, quien a su regreso vivió una persecución política con amenazas constantes para su vida. Su vínculo con dos afrodescendientes de la cárcel Soledad en California marcó una relación con la muerte de uno de ellos en prisión. Davis fue acusada de asesinato, secuestro y conspiración criminal. Para estos delitos aplicaba la pena de muerte.

    A la semana, el FBI la incluyó  entre la lista de los diez criminales más buscados de EEUU y, pese a su intento por mantenerse en clandestinidad, fue detenida en un motel en Nueva York. El entonces presidente Richard Nixon felicitó al FBI por capturar a la "peligrosa terrorista, Angela Davis".

    Su injusto encarcelamiento propulsó una campaña de solidaridad mundial y el slogan 'Free Angela' se conoció en cada rincón del mundo. Davis fue absuelta sin que se puedieran comprobar los cargos en su contra. Más de 15.000 personas aclamaron a la militante negra Angela Davis en el Madison Square Garden, y la prensa estadounidense la apodó la ‘joven Juana de Arco de la gente de color', según un artículo de la Udelar.

    Davis llegó a la Unión Soviética en 1979, donde recibió el Premio Lenin de la Paz e hizo un profesorado honorario en la Universidad Estatal de Moscú.

    Angela Davis ha sido comparada con personalidades mundiales como su coterráneo Martin Luther King y el líder sudafricano Nelson Mandela. Como ella misma ha resumido, su historia es producto de luchas colectivas contra la opresión, un mensaje que conviene refrescar en Latinoamérica.

    Davis hace una gira por la región en vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. Esta fecha es celebrada por la ONU cada 21 de marzo desde 1966, en recuerdo de una matanza perpetrada por la Policía sudafricana en Sharpeville, en épocas del apartheid.

    La entidad internacional ha puesto de relieve la problemática en el contexto actual, particularmente en un contexto de "aumento del populismo nacionalista y las ideologías de supremacía extrema", según indica en su sitio web.

    "Movimientos extremistas y racistas de diversa índole, basados en ideologías que pretenden promover programas populistas, nacionalistas y de derechas, así como la superioridad racial, y destacando que esas prácticas alimentan el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, a menudo dirigen sus acciones a migrantes y refugiados, así como a personas de ascendencia africana", alerta la ONU en la página de la efeméride.

    Además: Mujeres de México, preocupadas por el impacto ambiental, cultural y económico del Tren Maya

    Etiquetas:
    biografía, afrodescendientes, progresismo, feminismo, comunismo, afroamericanos, Día Internacional contra la Discriminación Racial, Angela Davis, América Latina, Uruguay, EEUU, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik