En directo
    Bolívares venezolanos

    Escasez de dinero en efectivo en Caracas dificulta pagos durante tres días de apagón

    © AFP 2019 / Luis Robayo
    América Latina
    URL corto
    402

    CARACAS (Sputnik) — Desde comprar comida, hasta pagar un estacionamiento o un café, resulta una tarea casi imposible para los venezolanos en los establecimientos que no cuentan con plantes eléctricas, en la tercera jornada del apagón más largo de la historia en Venezuela.

    "Necesito comprar algunas cosas para mi casa, porque se fue la luz y no tenía suficientes alimentos, pero no he podido, porque no tengo bolívares [moneda local] en efectivo, no sé qué hacer, porque de viernes [el 8 de marzo] para sábado [el 9 de marzo] llegó la luz y no salí, porque estarían las marchas [movilizaciones a favor del Gobierno y la oposición] y no había transporte público", dijo a Sputnik Teresa Gutiérrez de 56 años, habitante de Santa Mónica (sureste de Caracas).

    Marcha chavista en Caracas
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Desde mediados de 2016, existe escasez de la moneda local en efectivo.

    El Gobierno de ese país ha denunciado que la ausencia de billetes es producto de una guerra contra su economía que tiene como objetivo desestabilizar el país y generar caos y responsabilizó al Gobierno de Colombia de promover la extracción de su moneda.

    Esta agencia corroboró en un recorrido por la frontera con Colombia que era habitual la venta de bolívares, pues en esta zona la mayoría de las transacciones se hacen en efectivo.

    También: Calculan recuperar el servicio eléctrico en Venezuela en al menos 72 horas

    En agosto de 2018, el presidente Nicolás Maduro anunció un plan de recuperación de la economía, que incluía, entre otras medidas, la eliminación de 5 ceros a la moneda local, debido a que en un contexto de hiperinflación, los ciudadanos necesitaban cada vez más billetes para pagar cualquier consumo mínimo.

    El nuevo esquema de billetes no demoró en devaluarse.

    En las casillas externas de los bancos (que no se encuentran operativas sin electricidad), solo es posible retirar 500 bolívares (0,15 centavos de dólar), en un país en el que un café pequeño en una panadería puede costar entre 3.000 y 5.000 bolívares (0,9 y 1,5 dólares a la tasa oficial).

    Por ello, la mayoría de los pagos se hacen de forma electrónica: transferencias bancarias o con débito o crédito, pero solo nacionales, en pocos establecimientos se permite comprar con tarjetas de bancos internacionales.

    Tema relacionado: El Metro de Caracas, aún inoperativo a causa del apagón

    Sin embargo, estos sistemas de pago sin electricidad y sin señal telefónica ni de internet en la ciudad y casi todo el país, han obligado a realizar la mayoría de los pagos en divisas extranjeras: dólares y euros principalmente.

    "En panaderías, restaurantes y farmacias están recibiendo desde el jueves [el 7 de marzo] dólares, pero por debajo del precio, y como estamos en medio de una situación de caos y necesitas comprar, pagas más por adquirir los productos", señaló Ricardo Medina de 33 años.

    En Venezuela un dólar a tasa paralela, antes del apagón, equivalía a 3.550 o 3.600, pero desde el 7 de marzo este ha bajado a 3.200 o 3.300 bolívares.

    Mientras, el precio oficial se mantiene en 3.334.

    Esta agencia realizó un recorrido por varios establecimientos que estaban funcionando bajo este esquema, pero la mayoría explicó que los pagos deben hacerse con el dinero justo, porque no disponen de cambio para billetes de 100 dólares o euros.

    Esto ocurre en un país donde no es posible retirar dólares o euros de los bancos.

    Desde 2003, existe en Venezuela un control cambiario que otorga al Estado la mayoría de las potestades para compra y venta de divisas, y que, aunque en los últimos meses el Gobierno ha relajado algunas medidas, no permite libertad plena para las transacciones en divisas.

    Además: La 'ayuda' con la que EEUU chantajea al mundo

    "Si no tienen el dinero justo no puedo darles cambio porque tampoco tengo billetes de baja denominación, además, que por la inseguridad que existe en el país no puedo tener muchos dólares en el negocio, porque me pueden robar", afirmó el dueño de un comercio en el suroeste de Caracas, que prefirió no ser identificado.

    María Eugenia, caraqueña de 17 años, estudiante, posa para la foto en El Carmen
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    No todas las personas en Venezuela, tienen acceso a divisas, pues la mayoría de los salarios se pagan en bolívares, y el salario mínimo mensual de un trabajador no supera los 6 dólares.

    "Mis ahorros son 50 dólares, no puedo pagar con dólares, me dijeron que en Farmatodo [una cadena de farmacias venezolana, que expende medicamentos y otros productos] hay punto de venta [datafono] y voy para allá a ver si puedo comprar agua y al menos pan", dijo a esta agencia una Maryori Albornoz, de 47 años.

    Cerca de las 18:00 hora local, cuando ya caía la noche Albornoz caminaba junto a su hijo de 15 años desde Chacaito (sureste) hasta Las Mercedes, para llegar al referido establecimiento, pues a esa hora el transporte público ya no estaba prestando servicio, ante la ausencia de alumbrado público.

    Las redes eléctricas venezolanas colapsaron el 7 de marzo tras una avería en El Gurí, planta hidroeléctrica que proporciona el 80% del consumo de fluido de Venezuela, como consecuencia de un ataque informático al sistema de control automatizado de la central.

    El apagón que comenzó el jueves 7 afectó los 23 estados del país, el viernes 8, se reportó un restablecimiento parcial del servicio en Caracas, pero no duró más de 14 horas.

    La telefonía fija y móvil tampoco funcionaba en varios estados, según pudo comprobar la agencia.

    Te puede interesar: Venezuela en el epicentro del conflicto global

    El presidente Nicolás Maduro acusó al imperialismo estadounidense de anunciar y dirigir la guerra eléctrica contra Venezuela.

    Según denunció el ministro de Información, Jorge Rodríguez, Washington sabía de antemano lo que debía ocurrir con el sistema eléctrico de Venezuela y así lo confirma la rapidez con la que reaccionaron en las redes el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el senador Marco Rubio.

    Al cierre de este trabajo a las 9:30 hora local (13:00 GMT) el servicio eléctrico comenzó a restablecerse nuevamente en algunas zonas del sureste de Caracas, pero con intermitencias.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    dinero, compras, efectivo, pago, apagón, Venezuela