En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Gobierno brasileño, a través de la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai) está promoviendo una expedición para evitar conflictos entre dos pueblos indígenas no contactados situados en el estado de Amazonas (norte), muy cerca de la frontera con Perú.

    En un comunicado, la Funai, informó que a partir de este jueves 7 realiza la "expedición de protección y monitoreo de indígenas aislados Korubo del río Coari, en la tierra indígena del Valle del Javari (estado de Amazonas)", y que la acción tiene como objetivo "proporcionar el reencuentro entre parientes y evitar una posible tensión".

    El objetivo principal de la misión, que cuenta con el apoyo de la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad del estado de Amazonas y el Ejército, es evitar conflictos entre los Korubo de Coari y los Matis, otra etnia indígena de la región.

    Los Korubo de Coari (en que parte de los indígenas continúa viviendo en total aislamiento) reivindican el derecho a la tierra cercana al río Coari y se han enfrentado a los Matis, ya contactados desde los años 70, por lo que entienden como invasiones de territorio.

    Desde el año 2014, los enfrentamientos entre las dos comunidades indígenas provocaron entre diez y 17 muertes, según los informes dela Funai.

    Asuntos relacionados: Los indígenas de Brasil, amenazados por el auge de Bolsonaro

    Las dos etnias vienen enfrentándose desde la década de 1920, pero desde julio de 2018 la Funai detectó un aumento de la tensión por un posible nuevo encuentro, con la aproximación de menos de un kilómetro entre los Korubo y los Matis de la aldea Todowak.

    La región protegida del Valle del Javari es la segunda mayor de Brasil (ocho millones de hectáreas, el equivalente a la mitad del tamaño de Uruguay).

    Es la región con más concentración de registros de pueblos aislados, con diez referencias confirmadas y tres en estudio.

    Desde 1987, después de décadas de encuentros que dieron como resultados conflictos y epidemias entre indígenas aislados, la Funai cambió su política y pasó a evitar contactar a estas comunidades.

    Por la normativa actual, este órgano gubernamental sólo puede buscar el contacto con estos grupos si corren graves riesgos o por iniciativa de los propios indígenas.

    Según la Funai, es la primera vez en los últimos 23 años en que el Gobierno brasileño organiza una misión de este porte, que puede ocasionar el contacto fortuito con otros pueblos no contactados hasta la fecha.

    Etiquetas:
    indígenas, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook