En directo
    Protestas en Venezuela (archivo)

    Situación en Venezuela: "Si no se consigue una solución pacífica, el futuro puede ser sangriento"

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    201461

    MOSCÚ (Sputnik) — Estados Unidos puede argüir la desestabilización en Venezuela para invadir militarmente ese país, advirtió Robert Malley, presidente de la ONG International Crisis Group (ICG).

    "Estados Unidos y algunos países vecinos de Venezuela pueden sentirse tentados a aprovecharse [de la desestabilización] e intervenir desde el punto de vista militar", dijo Malley a RÍA Nóvosti.

    ICG, con sedes en Washington y Nueva York, incluyó a Venezuela en su lista de diez conflictos a seguir en 2019.

    Malley, quien recientemente visitó el país sudamericano, calificó la situación de "peligrosa y completamente incierta".

    "He regresado de ese viaje con el temor de que si no se consigue una solución con ayuda de los mediadores, el futuro puede ser sangriento", remarcó.

    El también exasesor de Barack Obama estimó que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, puede perder cierto apoyo de su pueblo debido a las sanciones estadounidenses que reducen las fuentes de financiación del Gobierno.

    En ese caso, explica, podría producirse un cambio de poder.

    Vídeo: El presidente de Venezuela baila al son de una canción en su honor: "Maduro no se va"

    "Son especulaciones ya que no necesariamente la situación seguirá ese guion", matizó.

    En su opinión, "Maduro puede mantenerse en el poder semanas, meses e incluso años", pero debido a las sanciones estadounidenses el país se empobrecerá más, generando desestabilización en la región entera.

    El único escenario pacífico, apunta, "es la transferencia pacífica del poder, pero esto es poco probable".

    Además, Robert Malley declaró que la oposición venezolana siente que cuenta con un fuerte apoyo externo, por lo que evitará cualquier tipo de compromiso.

    "Existe una oportunidad de salir de la situación con la ayuda de mediadores, pero en este momento no resulta tan probable porque la oposición se siente muy fuerte, siente el apoyo de EEUU y de decenas de países en todo el mundo que reconocen a Juan Guaidó como presidente, y la oposición comprende que ahora está más unida que nunca", destacó el experto de la ICG.

    No te lo pierdas: Las dudosas credenciales de los Gobiernos latinoamericanos que apoyan a Guaidó

    Para Malley, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, "se encuentra prácticamente aislado", y por eso la oposición no siente necesidad de ningún tipo de compromisos y teme que si las negociaciones comienzan a través de mediadores, Maduro dilatará el tiempo y "negociará por negociar".

    "Ahora el apetito por la mediación, ya sea a través del Grupo de Contacto [Internacional sobre Venezuela], a través de México y Uruguay o el Vaticano, no es muy alto, pero si el statu quo continúa durante las próximas semanas, entonces quizás surja una oportunidad para la mediación", advirtió el jefe de la ONG.

    El experto indicó que Moscú y Pekín pueden tener un rol muy importante en ese proceso, en particular, proponiéndole a Maduro optar por un mayor grado de flexibilidad.

    Maduro acusa al Gobierno de EEUU de haber orquestado un intento de golpe de Estado el 23 de enero, cuando el líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, se autoproclamó "presidente encargado" del país caribeño apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

    Minutos después de su autoproclamación, Trump emitió una declaración en la que reconoce a Guaidó; luego a EEUU se sumaron unos 50 países.

    Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros Estados, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

    Te puede interesar: Viceministro de la Cancillería venezolana califica sanciones de EEUU de "robo" y "saqueo"

    México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    crisis, conflicto, Venezuela, EEUU