En directo
    América Latina
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, desmintió un expediente sobre su vida política entre 1980 y 1983, según el cual era militante del Partido Comunista cuando trabajaba en el Instituto Nacional Indigenista y después dirigente del Partido Revolucionario institucional (PRI) en Tabasco (sureste).

    "En el expediente hay cosas inventadas, como que era yo miembro del Partido Comunista cuando fui director del INI, como lo afirma Miguel Nazar Haro, el finado", entonces director de la extinta y temida Dirección Federal de Seguridad (DFS), "y que yo apoyaba y financiaba a ese partido y a otros de izquierda; no era yo militante del Partido Comunista, pero apoyaba a los luchadores sociales", dijo el mandatario, sobre el expediente publicado por el periódico El Universal este 6 de marzo.

    López Obrador señaló que, del mismo modo en que esa información sobre su vida es mentira, "hay otras falsedades en ese y otros expedientes, se cometieron grandes injusticias por etiquetar a luchadores sociales, se reprimió a mucha gente, a campesinos que ni sabían qué era el comunismo, y fueron acusados y reprimidos por eso, en aquellos años".

    El 1 de marzo, el jefe del Ejecutivo firmó un acuerdo para la apretura del Archivo General de la Nación que alberga documentos oficiales generados durante 90 años, desde 1929, para dar acceso a todos los documentos históricos generados desde 1985 a la fecha por la Policía Federal y el antiguo Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen), que estaban restringidos.

    Además: ¿Podrá AMLO sacar a México del 'callejón sin salida'?

    "Por eso nunca más [habrá] un régimen autoritario que persiga a las personas por su ideales y sus convicciones partidistas, por eso se cierra el Cisen y las Islas Marías como cárcel, por eso ya no se espía a nadie, no se escuchan llamadas telefónicas de opositores, porque estamos viviendo en una etapa nueva, por eso se abren los archivos", respondió el mandatario a una pregunta sobre la autenticidad de los informes publicados.

    En 2001 los archivos guardados en la antigua prisión del Palacio Negro de Lecumberri, que desde 1976 dejó de ser prisión para albergar los expedientes gubernamentales, fueron abiertos por un decreto presidencial, sin embargo, aún permanecían clasificados y sin acceso los documentos generados desde los años 1980 a la fecha, en particular la información de la policía política.

    Te puede interesar: La primera batalla perdida del Gobierno de AMLO

    Etiquetas:
    espionaje, comunismo, política interna, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook