Widgets Magazine
23:07 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Gráfiti de Hugo Rafael Chávez Frías, expresidente de Venezuela

    Las seis anécdotas más curiosas de Chávez que desconciertan a un extranjero

    © AP Photo / Eduardo Verdugo
    América Latina
    URL corto
    5863
    Síguenos en

    A seis años de la muerte del expresidente de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, las redes sociales se inundan de anécdotas del carismático político latinoamericano. Amado por unos y odiado por otros, su figura aún desconcierta a muchas personas que no entienden cómo millones de venezolanos escuchaban su programa de radio y televisión cada domingo.

    1. 'Diarrea en cadena nacional'

    Esta curiosa anécdota fue contada por el propio mandatario en su programa dominical 'Aló Presidente'. Resulta que durante la etapa final de construcción del ferrocarril de Valles del Tuy fue invitado a dar el golpe final del tunel. "Yo andaba con un cólico, compadre. Es decir, tenía diarrea. Yo soy un ser humano como cualquiera de ustedes", explicó Chávez cuando contó con detalles cómo terminó esta historia. 

    Aunque a muchos extranjeros les pueda parecer que es un estilo inapropiado para un mandatario, este lenguaje coloquial es parte de la cultura política venezolana y algo que le valió muchos adeptos al fallecido presidente. La anécdota completa no tiene desperdicio.

    2. La vez que partió una bicicleta en la película de Oliver Stone

    En el documental 'Al sur de la frontera', el director estadounidense Oliver Stone le pide a Chávez que manejé una bicicleta por el patio de su casa en Sabaneta, Barinas. Sin embargo, nadie en el equipo de grabación se imaginó que el mandatario rompería el vehículo con su peso.

    También: A 6 años de la muerte de Chávez, "Venezuela paga el castigo del despertar latinoamericano"

    La grabación sacó más de una carcajada a los espectadores que fueron a ver la película en los cines del país.

    3. "Por ahora, los objetivos no fueron logrados"

    Esta frase pronunciada el 4 de febrero de 1992 por el comandante al frente del grupo de militares insurguentes que buscaba darle un golpe de Estado a Carlos Andrés Pérez quedó grabada en la memoria colectiva venezolana.

    Muchos se preguntarán por qué y la respuesta es simple: fue pronunciada por quien llegaría, apenas 6 años más tarde, a la Presidencia del país por vía democrática: Hugo Rafael Chávez Frías.

    De acuerdo con varios analistas, este frase pronunciada en el discurso, de apenas un minuto, donde aceptaba su derrota fue responsable de su éxito posterior.

    4. Hablar más de nueve horas ante el Parlamento del país

    Pocos podrán olvidar a un Chávez con poco cabello hablando por más de nueve horas frente a la Asamblea Nacional. Luego de recuperarse de un cáncer, aunque solo de manera momentánea, el mandatario se dirigió ante el máximo Poder Legislativo del país para dar su memoria y cuenta.

    Más: Así recordaron la redes a Hugo Chávez en el sexto aniversario de su muerte

    El expresidente expuso sus capacidades de oratoria en una sesión maratónica que dio inicio a las 14:15 (hora local) y no culminó hasta cerca de la medianoche.

    5. Cierre de campaña bajo la lluvia (y su respectiva taza de café)

    La campaña de 2012 por la Presidencia del país es recordada por muchos por haber sido la última de Hugo Chávez. En dicha contienda electoral, el exmandatario se enfrentó al entonces gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quedando vencedor con el 55% de los votos.

    Una de las imágenes que ha quedado para la posteridad, es la del mandatario tomando una taza de café en pleno aguacero en el cierre de campaña. A pesar de la lluvia torrencial que cayó sobre la capital ese día, el líder salió a la tarima para saludar a las personas que allí se habían congregado. Chávez no dejó pasar la oportunidad para pedir un cafecito en su acostumbrada taza de peltre y tomárselo bajo la lluvia.

    6. La cantidad de veces que mencionaba a su abuela en las alocuciones

    Todos los venezolanos conocen quién era la abuela del expresidente y para esto no tenían que ser asiduos seguidores de sus programas dominicales, solo tenían que escuchar de pasada cualquier cadena de radio y televisión. El mandatario hacía largos incisos entre sus discursos en los que mencionaba alguna historia de su infancia y en la que su abuela, Rosa Inés, era la protagonista.

    No a todos les gustaba conocer tanto del presidente de su país, mucho menos si la persona no estaba de acuerdo con su visión política; sin embargo, todos los venezolanos entienden esta manera de comunicar con anécdotas familiares, algo que pueda parecer un poco extraño a cualquier extranjero.

    Etiquetas:
    Hugo Chávez, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik