En directo
    América Latina
    URL corto
    121
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente de Argentina, Mauricio Macri, inauguró el 137º periodo de sesiones ordinarias del Congreso legislativo con un discurso en el que hizo una enérgica defensa de su administración y en el que aseguró que el país se encuentra en mejor situación que hace en 2015, cuando asumió.

    "Argentina está mejor parada que en 2015", afirmó el mandatario en su cuarta y última disertación ante la asamblea legislativa, y añadió: "No significa que estamos donde queríamos estar, sino que salimos del pantano donde estábamos".

    Macri atribuyó a tres factores la recesión económica que sufre este país sudamericano desde septiembre pasado: la corrida cambiaria que depreció la moneda 84,6%, una fuerte sequía (considerada la peor que sufrió el país en las últimas décadas) y el impacto en los mercados de la causa judicial que investiga una red de sobornos durante la gestión anterior.

    No obstante, reconoció que la reducción de la pobreza es una deuda de su administración.

    "La pobreza cero es un horizonte y lo que nos guía, pero lo primero que hicimos fue poner la verdad sobre la mesa", señaló en alusión a la credibilidad de los datos que ofrece el órgano oficial de estadísticas, cuestionado durante el Gobierno previo.

    Compromisos

    El mandatario anunció un aumento de 46% de la asignación universal por hijo, beneficio que reciben cuatro millones de personas en situación vulnerable.

    Además, pidió al Congreso que sancione una reforma del Código Penal por ser una legislación "llena de parches que tiene 100 años", y que apruebe también un proyecto del régimen penal juvenil que el oficialismo enviará al recinto.

    Esta última iniciativa "le da una respuesta del Estado a chicos que van por el camino de convertirse en delincuentes, dándoles un rol positivo en la sociedad", sostuvo Macri.

    Por otra parte, destacó que su administración ha gozado de la confianza de muchos gobiernos, y destacó que mantuvo 130 reuniones con jefes de Estado de 48 países, lo que permitió obtener un "nivel de respaldo internacional inédito en nuestra historia".

    También resaltó que Buenos Aires fue sede de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los 20 (G20) países emergentes e industrializados.

    Así "construimos confianza y una muestra de liderazgo global", y se pudo generar una "mejor relación con el mundo que en 2015", sostuvo.

    Además: El impulso del G20: Argentina muestra su potencial económico en la cumbre

    Argentina pudo abrir 170 nuevos mercados de exportación, añadió el mandatario, al detallar los bienes que el país sudamericano puede introducir ahora en distintos países de América, Europa y Asia.

    Irán y Venezuela

    En medio de cruces con legisladores de la oposición que interrumpieron varias veces su discurso, el jefe de Estado reprochó a la administración anterior por mantener cercanía política con Irán y con Venezuela.

    "¿Cómo es posible que nos aliáramos con [el presidente venezolano Nicolás] Maduro cuando no respetaba los derechos fundamentales?", cuestionó.

    Macri también criticó el acuerdo que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) intentó concretar con Irán en el marco de la investigación sobre el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de 1994, que dejó 86 muertos.

    Los legisladores oficialistas recibieron de pie y con aplausos su disertación, mientras que la bancada opositora se presentó en la sala con carteles en los que se leía la etiqueta: #hayotrocamino.

    Macri espera ser reelecto en los comicios presidenciales que se celebrarán el próximo 27 de octubre.

    También: Tres años de Macrismo en Argentina: ¿éxito o fracaso?

    Etiquetas:
    política, Congreso de Argentina, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook