En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Las celebraciones del variopinto y largo carnaval en Bolivia arrancaron este "Jueves de Comadres" con abrumador predominio femenino, que dejaban en segundo plano cifras oficiales sobre el escaso avance en la lucha contra el feminicidio y otras agresiones que sufren muchas mujeres del país.

    "Hoy (28 de febrero) es nuestro día para celebrar que somos mujeres, para celebrar la amistad y la tradición", dijo a Sputnik Mariana Ponce, una funcionaria que compraba en un mercado de La Paz los adornos para la torta que obsequiaría a una de sus compañeras de trabajo en señal de renovada amistad.

    La torta —un pan dulce en una cesta de caña hueca, adornado con confeti, globos, frutas y la imprescindible albahaca— es obsequiada a una mujer como nombramiento de comadre, relación incluso más fuerte que la familiar.

    Como manda la costumbre, la mujer que recibe una torta devolverá al año siguiente un obsequio similar, confirmando una relación en la que las comadres de pura amistad tienen tanta importancia como las comadres tradicionales por padrinazgo.

    La celebración femenina, arraigada especialmente en el sureño departamento de Tarija, tenía carácter privado hasta que en los últimos años comenzó a apoderarse de calles y avenidas con danzas folclóricas previas a interminables fiestas nocturnas, todo solo para mujeres.

    Mariana dijo que, igual que varias otras funcionarias, dejó su oficina durante una media hora para preparar el obsequio con el que daría título de comadre a una compañera con la que no tiene vínculo legal ni familiar, sólo la amistad.

    "Es celebrar la vida, la amistad, nada más", explicó.

    Vicente Guardia, sociólogo del centro privado de investigación Comunidad Cívica, dijo que el Jueves de Comadres ha ganado relevancia en las fiestas bolivianas.

    "Esta curiosa relación de comadrerío sin más justificativo que la amistad popularizó al festejo, haciéndolo un homenaje a la amistad y cada vez más un grito de identidad femenina", dijo.

    Subrayó que para la sociedad boliviana esta fiesta representa también "una llamada positiva de atención" porque "ante la persistente violencia machista que afecta a las mujeres, ellas responden con celebración de su identidad y de su libertad".

    La violencia machista todavía golpea a Bolivia, pese a que el país destacó en los últimos años como uno de los más progresistas en la aprobación de leyes contra la violencia doméstica, contra toda forma de acoso y discriminación y hasta tipificó el delito de feminicidio, castigándolo con la pena máxima de 30 años de cárcel.

    La Defensoría del Pueblo reveló la semana pasada que entre principios de 2015 y marzo de 2018 la Fiscalía nacional registró 386 casos de asesinatos de mujeres por razón de su sexo, de lo que resultaba una tasa 2,16 feminicidios por cada 100.000 mujeres, la segunda más alta de Latinoamérica, solo detrás de Brasil.

    En 2018, los feminicidios subieron a más de 120, o uno cada tres días, señaló el reporte.

    La Defensoría informó también que menos de la mitad de los feminicidios registrados mereció procesos judiciales con condena.

    En el mismo reporte, la oficina señaló que la Fuerza Especial de Lucha recibió 113.283 denuncias de violencia contra mujeres entre enero de 2015 y marzo de 2018, de los cuales solo 1.284, o 1,13%, concluyeron en los tribunales con sentencias condenatorias.

    Para enfrentar este problema, el Gobierno de Evo Morales anunció a principios de año la creación de una oficina especial, compuesta por representantes de varios ministerios, que actuará como Defensoría de la Mujer.

    Más aquí: "Solución a la violencia contra la mujer en Perú está en la sociedad antes que la política"

    Esa oficina comenzará a operar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

    Entretanto, la celebración carnavalera tenía ya semiparalizada a Bolivia, que vivirá su mayor fiesta folclórica el sábado 2 de marzo con la famosa "Entrada" del Carnaval de Oruro, un desfile de millares de bailarines, devotos de la Virgen del Socavón, patrona de los mineros.

    El carnaval boliviano, con feriados el 4 y 5 de marzo venideros, se prolongará con diversos festejos hasta el segundo fin de semana de marzo.

    Etiquetas:
    igualdad de género, carnaval, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook