En directo
    América Latina
    URL corto
    220
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó su convocatoria al diálogo y la solución pacífica en Venezuela en su conferencia de prensa.

    "Voy a decir algo importante: convoco respetuosamente a las partes en conflicto a que se sienten a dialogar y a buscar una salida pacífica, eso sí lo puedo hacer porque la Constitución [mexicana] habla de la solución pacífica de controversias, no a la polarización, no a la confrontación, no a la manipulación, mucho menos a la violencia", dijo el mandatario en el Palacio Nacional, sede del Gobierno.

    López Obrador reiteró la postura de su Gobierno ante la crisis política en ese país sudamericano: "solución pacífica a los conflictos, mediante el diálogo, para atender el asunto de la ayuda humanitaria que se acuda a la ONU [Organización de las Naciones Unidas] y a la Cruz Roja y que no se politice este tema, lo digo con todo respeto".

    Al mismo tiempo reafirmó la frase del prócer mexicano Benito Juárez, que fue presidente varias veces en el siglo XIX, "nada por la fuerza todo por la razón y el derecho, los términos de condena polarizan".

    Además de apegarse a la política de principios en la Constitución mexicana "que siempre se ha aplicado en los mejores tiempos", ratificó "la política de no intervención y autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de la controversias, no quiero meterme en eso, es muy claro".

    También: México, a favor de la ayuda humanitaria a Venezuela "sin propósitos políticos"

    Finalmente dijo que "México va a ser respetuoso de la decisión que tomen otros gobiernos y otros pueblos".

    Además, López Obrador, expresó este 26 de febrero su "solidaridad" con el periodista mexicano Jorge Ramos y su equipo de la cadena Univisión, que supuestamente fueron retenidos en el Palacio de Miraflores tras una entrevista con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

    "Desde ahora le expreso mi solidaridad [a Ramos], desde aquí; pero no quiero involucrarme en un asunto que está muy polarizado, no quiero ser candil de la calle y oscuridad de la casa, quiero primero atender nuestros asuntos", dijo el mandatario al respaldar a la vez una "protesta" emitida la noche del 25 de febrero por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, sobre esa detención.

    El líder mexicano dijo que en su Gobierno "somos partidarios de la libertad de expresión, del respeto que debe haber al ejercicio del periodismo en México y en el mundo".

    Acerca de su respaldo a la protesta de la Cancillería emitida en un comunicado, dijo que el jefe de la diplomacia mexicana, Ebrard, "tiene autonomía y respaldo, lo que sostuvo y lo que pidió la Cancillería mexicana, sí lo ratifico (…) tenemos mucha confianza a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores y las opiniones de la Cancillería se apegan a la política que mantenemos".

    El comunicado expresaba la "preocupación y protesta al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela por lo ocurrido al periodista Jorge Ramos y su equipo".

    La oficina del canciller dijo que mantiene "seguimiento puntual a lo ocurrido hoy en Caracas al periodista Jorge Ramos Ávalos y al camarógrafo Martín Guzmán Monroy, ambos de nacionalidad mexicana, así como al resto de su equipo".

    El Gobierno de México confirmó, por medio de sus representaciones en el exterior y de Univisión Noticias, que el grupo de periodistas fue liberado tras ser detenido en el Palacio de Miraflores; y que los ciudadanos mexicanos y el resto de los periodistas se encuentran a salvo.

    Asimismo, la Cancillería dijo que "ha solicitado que se restituyan equipo y materiales a Jorge Ramos y a sus colaboradores".

    El Gobierno mexicano hizo un llamado "al respeto de la libertad de expresión" y refrendó su "obligación en defensa de la seguridad de los ciudadanos mexicanos en el exterior".

    Además: Desde 2012 fueron asesinados 161 defensores de DDHH y 40 periodistas en México

    El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, denunció a través de su cuenta de Twitter que el Departamento de Estado inventó un "nuevo falso positivo" contra Caracas, minutos después de que el ente diplomático norteamericano anunciara en la misma red social la detención de un equipo de la televisión estadounidense Univisión en el Palacio de Miraflores.

    Etiquetas:
    conflicto, Jorge Ramos, Andrés Manuel López Obrador, Venezuela, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook