En directo
    Estación Once de la ciudad de Buenos Aires

    Argentina recuerda a las víctimas de su peor tragedia ferroviaria en su séptimo aniversario

    © AFP 2019 / Juan Mabromata
    América Latina
    URL corto
    0 30

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Argentina evoca a las 51 víctimas mortales que causó una tragedia ferroviaria ocurrida en 2012 en la estación Once de la ciudad de Buenos Aires por la que fueron condenadas 22 personas, incluido el exministro de Planificación del Gobierno anterior, Julio De Vido.

    "Siete años han pasado ya desde la mañana que dividió nuestra vida en dos", es el comienzo del texto que leyeron los familiares en un acto celebrado este 22 de febrero en la estación de Once.

    Desde los andenes de Once, los familiares permanecieron en silencio cuando sonó una sirena a las 8:32 am (11:32 GMT), hora a la que se estrelló hace siete años una formación del ferrocarril contra una barrera de contención causando la muerte a 51 personas, incluida una mujer que estaba embarazada.

    Los seres queridos de las víctimas recordaron cómo aquel 22 de febrero de 2012 recorrieron "hospitales, comisarías, móviles de los medios de comunicación (…) hundidos en la desesperación de manera cada vez más profunda", hasta que "en las frías morgues de la Chacarita y la calle Viamonte encontramos la más terrible, injusta e inexplicable de las respuestas".

    "Con solo cerrar los ojos, cualquiera de nosotros vuelve a ese momento, escucha una y otra vez los ruidos de las sirenas rebotando en nuestra cabeza", rememoraron.

    Periplo judicial

    El calvario continuó después durante el proceso judicial, hasta que en diciembre de 2015 llegaron las primeras sentencias "ejemplificadoras", con la condena a 21 de los 28 imputados en el juicio.

    Pero hubo que esperar hasta mayo de 2018 a que la Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal del país, confirmase las condenas de los responsables.

    En octubre de ese año, todos ellos fueron encarcelados.

    En un segundo juicio que concluyó en octubre del año pasado, el entonces ministro de Planificación de los Gobiernos del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), que no había sido juzgado en el primer debate oral, fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por el delito de administración fraudulenta.

    "Se vanaglorió de supuestos logros en inversión, sacó pecho defendiendo su gestión y la de sus jefes políticos, Néstor y Cristina Kirchner, pero nunca tuvo una sola palabra de autocrítica ni arrepentimiento", reprocharon los familiares durante la ceremonia.

    Los allegados de las víctimas también criticaron al exministro por su relación con los entonces dueños de la empresa concesionaria de transporte Trenes de Buenos Aires (TBA), Claudio y Mario Cirigliano, "responsables empresariales del desastre de 2012, que gozaban de su amistad y le daban plaquetas en cenas que hoy prefieren ocultar".

    "No recordó los millones de pesos en subsidios otorgados sin control, ni las multas no ejecutadas o las denuncias desoídas (…), el dejar hacer desde su escritorio generaron las condiciones para que la tragedia ocurriese", concluyeron durante el acto de homenaje.

    Los familiares presentaron hace diez días un recurso ante la Cámara de Casación, máximo tribunal penal del país, para que De Vido sea condenado también por el delito de estrago.

    "En su rol de ministro, debió ser garante de la correcta conservación del material rodante, de la supervisión del control y la fiscalización de los servicios de transporte, asegurando la calidad del servicio", esgrimieron los allegados de los 51 fallecidos. 

    Mensajes de solidaridad

    En las últimas horas multitud los mensajes de solidaridad hacia las víctimas expresadas en los medios de comunicación y en las redes sociales.

    El subsecretario de Asuntos Estratégicos en Derechos Humanos, Leonardo Szuchet, expresó su pesar por lo sucedido con un "abrazo a familiares de las víctimas y sobrevivientes".

    ​La diputada nacional Graciela Ocaña, sostuvo que "familiares y amigos que la siguen peleando en busca de justicia".

    "Justicia es recordarlos, tenerlos siempre presentes, es la condena a los culpables", manifestó en su cuenta de Twitter.

    ​Desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), uno de sus referentes, Alejandro Bodart, sostuvo que "aún falta mucho en el camino de la justicia", y propuso "estatizar y reconstruir la red ferroviaria con control social".

    El senador por la agrupación izquierdista Libres del Sur Pino Solanas también expresó su "homenaje a los que perdieron la vida, a los que dieron todo por ayudar y a la valiente lucha de los familiares reclamando Justicia".

    "Solo a través del buen funcionamiento de la Justicia los argentinos nos vamos a sentir protegidos", manifestó.

    ​Además del exministro De Vido, fue condenado en el primer juicio el entonces secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi (primero a ocho años hasta que Casación redujo la pena a 5 años y cinco meses de prisión).

    También fue sentenciado su predecesor en el cargo, Ricardo Jaime (Casación elevó de 6 a 8 años su castigo) y el empresario Claudio Cirigliano (que vio reducida su condena de 9 a 7 años de prisión).

    ​El maquinista que conducía el tren, Marcos Córdoba finalmente recibió una condena de tres años y tres meses de prisión, y 17 de responsables de la empresa TBA, además de su propietario, fueron penados con entre cuatro y seis años de prisión.

    Etiquetas:
    aniversario, víctimas, transporte ferroviario, tragedia, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik