Widgets Magazine
En directo
    Un migrante venezolano

    Cientos de inmigrantes venezolanos viven hacinados y sin protección del lado colombiano

    © REUTERS / Luisa Gonzalez
    América Latina
    URL corto
    102

    CÚCUTA, COLOMBIA (Sputnik) — Cientos de inmigrantes venezolanos sobreviven hacinados en viviendas improvisadas en diferentes sectores de la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

    Uno de estos asentamientos se encuentra en La Parada, muy cerca del río Táchira que separa las poblaciones de Villa del Rosario (Colombia) y San Antonio (Venezuela).

    "Somos varias familias en un espacio muy pequeño, pero lo importante es que podamos ayudar a los compatriotas que lleguen", dijo a Sputnik el venezolano Miguel Oviedo, que vive en una de estas chabolas.

    El asentamiento que se encuentra al lado del río Pamplonita, donde desemboca el Táchira, está conformado por casas abandonadas, hechas de cemento y tejas de zinc.

    Debajo del puente García-Herreros, en el Anillo Vial de Cúcuta, se concentra otro grupo de una decena de inmigrantes venezolanos que viven a la intemperie, sin acceso a servicios públicos de ninguna clase y que trabajan en la central de abastos de la ciudad Cenabastos.

    Según Migración Colombia (autoridad de control migratorio y extranjería del país), 1.174.742 inmigrantes venezolanos, entre legales e ilegales, se encuentran en territorio colombiano.

    Tema relacionado: ONU: el número de migrantes venezolanos en el mundo alcanza los 3 millones

    Del total registrado, 695.496 son regulares y 479.247 están como irregulares, indica un comunicado oficial de esta entidad.

    La llegada de venezolanos sigue con su asentamiento en zonas informales, periféricas y de expansión de la ciudad, "donde no hay acceso a bienes públicos, y se concentra la mayor marginalidad, desigualdad y pobreza", dijo a Sputnik el coordinador del programa Cúcuta Cómo Vamos¸ Mario Zambrano, que se encarga de hacer estudios sobre la calidad de vida de esta urbe.

    También se han identificado otros asentamientos en los barrios El Contento y El Salado, este último cerca de la estación terminal de transporte terrestre, donde los inmigrantes deben pagar a diario entre 10 y 16 dólares por una habitación.

    Uno de los agravantes de estos asentamientos es su cercanía a pasos ilegales que son usados por bandas criminales para contrabandear.

    Radio: "La ayuda humanitaria es un Caballo de Troya: detrás vienen balas y bombas"

    El escenario de Norte de Santander no es fácil en términos de dinámicas de violencia armada que impacta en los civiles, según Óscar Calderón, coordinador del Servicio Jesuita a Refugiados.

    "La vulnerabilidad de los migrantes, la complejidad del contexto y la falta de garantías para ellos hacen que estén en una situación especial de desprotección porque son personas con necesidades insatisfechas y con altos grados de discriminación", dijo Calderón a Sputnik.

    El secretario de Fronteras y Cooperación Internacional de Norte de Santander, Juan Carlos Cortés, comentó a Sputnik que el Gobierno colombiano no tiene en sus planes instalar refugios para estas poblaciones.

    "No hay los recursos necesarios por parte del Gobierno nacional para ayudarnos, que es lo que venimos pidiéndole como departamento al Puesto de Mando Unificado; ya hay que pasar de la ayuda humanitaria y hay que buscar la manera de estabilizar a las personas que están aquí en el departamento", aseveró Cortés.

    En una entrevista concedida a la BBC, el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo que el número de venezolanos que salieron de su país en los últimos años no supera los 800.000, la primera cifra oficial que su Gobierno da sobre este fenómeno, aunque no coincida con los números entregados por los países vecinos ni por las agencias de las Naciones Unidas.

    Además: El canciller de Colombia pide asistencia económica a Corea del Sur para migrantes venezolanos

    "Se ha exagerado toda la campaña que se ha hecho sobre la migración en Venezuela. Somos un país receptor de inmigrantes", afirmó el mandatario en esa entrevista.

    En cambio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) sostuvo en diciembre que unos 5.500 venezolanos dejaron su país por día durante 2018, una cifra que anualizada arroja más de dos millones de personas solo el año pasado.

    El presidente venezolano también afirmó que por la guerra económica contra su país hay un fenómeno nuevo de emigración.

    "Muchos de ellos se estrellaron con situaciones que no esperaban encontrar de xenofobia, discriminación, esclavitud laboral, y miles están regresando", dijo Maduro.

    El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, opinó asimismo que sus connacionales se van del país debido a la crisis generada por la guerra económica que orquesta EEUU y sus "gobiernos satélites".

    Te puede interesar: Emigrantes venezolanos piden en Colombia ingreso de ayuda a su país

    El Ministerio de Relaciones Exteriores asegura que hasta la pasada semana se habían repatriado 12.000 venezolanos, a través de más de 40 vuelos aéreos y traslados terrestres, desde Brasil, Perú, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia, Chile y Panamá.

    Etiquetas:
    inmigrantes, Colombia, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik