16:33 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Nayib Bukele, presidente electo salvadoreño

    Señalan nuevamente por violencia de género al presidente electo de El Salvador

    © REUTERS / Jose Cabezas
    América Latina
    URL corto
    140
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, vuelve a estar involucrado en un caso violencia de género que podría llevarlo a juicio, después de que varios de sus seguidores atacaran en redes sociales a la directora del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve), Yeymi Muñoz.

    "Hago un llamado a la Fiscalía General de la República y [a las] autoridades correspondientes a investigar estas expresiones de violencia contra mi persona por ser mujer, de acuerdo a lo mandatado en la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia y la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra las mujeres, así como me reservo mi derecho a proceder legalmente", enfatizó la dirigente en un comunicado de prensa.

    A su vez, Muñoz, funcionaria pública y figura influyente en el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), llamó a todos los actores y sectores de la sociedad salvadoreña, en particular a las mujeres, que representan 53,03% de la población del país, a pronunciarse en contra de la violencia política hacia la mujer.

    Tema relacionado: "En América Latina las mujeres debemos congratularnos por nuestras luchas"

    Todo comenzó el 8 de febrero, cuando la dirigente criticó el tono prepotente y amenazante del futuro presidente salvadoreño respecto a supuestas contrataciones irregulares en el gobierno de Salvador Sánchez Cerén, para blindar en su empleo a militantes del FMLN.

    "NO Nayib!! No es con prepotencia y amenazando como se escribe historia", escribió Muñoz en la red social Twitter.

    ​De inmediato la dirigente fue acusada de nepotismo por gente asociada al fundador del partido Nuevas Ideas, como el activista Alejandro Muyshondt, y ciertas páginas digitales y "troles" afines a Bukele.

    Entre otras cosas, acusaron a Muñoz de contratar en Injuve a una nieta de Sánchez Cerén, de haber cobrado sobresueldos, y de estar casada con un alto funcionario de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, miembro a su vez del Organismo de Inteligencia de Estado.

    "Te ves mal Bukele; ¿denigrar mujeres con mentiras a través de tus súbditos se volverá el estilo de tu gobierno?", fue la réplica inicial de Muñoz, vista ya como la nueva Xochitl Marchelli, exsíndica de San Salvador, que llevó a juicio a Bukele por actos de misoginia, detonante para la expulsión del entonces alcalde capitalino del partido que lo inició en política, el FMLN.

    Si bien Marchelli desistió de avanzar en el proceso por motivos de salud, a Bukele le quedó fama de maltratador y de menospreciar a las mujeres, amplificada por sus rivales políticos y afianzada durante una campaña electoral marcada por los ataques virtuales de sus partidarios a las candidatas a vicepresidentas por las dos principales fuerzas políticas del país.

    Más: El Salvador apuesta por Bukele para romper polarización política

    Tal situación fue señalada por el embajador de la Unión Europea en El Salvador, Andreu Bassols, quien expresó su preocupación por los ataques sexistas contra Karina Sosa (FMLN) y contra Carmen Aída Lazo (Alianza por un Nuevo País).

    "Hubo en esta campaña algo que la misión de observación observó y no le gustó, y es la violencia de género", aseguró el diplomático en el espacio televisado Frente a Frente, a propósito del proceso electoral que terminó con el triunfo de Bukele.

    Bassols llamó a los actores nacionales e internacionales a analizar en conjunto las acusaciones sexistas contra ambas candidatas, algo que empañó la contienda casi tanto como el irrespeto al llamado "silencio electoral".

    Otros ven más allá de los ataques de género, y alertan sobre la posibilidad de que el populismo degenere en fascismo en esta nación centroamericana, sobre todo por la intolerancia al criterio ajeno y por la recurrente ventilación de asuntos privados en la escena pública de las plataformas digitales.

    "Las amenazas y ofensas de los seguidores celestes en redes sociales ante una opinión diferente a la de ellos, muestra el nivel de intolerancia de quien está fanatizado al extremo. El fascismo asoma el rostro nuevamente en El Salvador", alertó en Twitter el activista Dennis Córdova.

    Bukele fue electo presidente de El Salvador con 53,1% de los votos durante la primera vuelta de las elecciones nacionales celebradas el 3 de febrero.

    El presidente electo asumirá el 1 de junio y gobernará el país durante el período 2019-2024.

    Etiquetas:
    violencia de género, violencia contra la mujer, violencia, Nayib Bukele, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik