Widgets Magazine
14:50 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Manifestación de protesta contra Óscar Arias

    Aparece quinta denuncia de abuso sexual contra expresidente costarricense Arias

    © REUTERS / Juan Carlos Ulate
    América Latina
    URL corto
    140
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — Una quinta mujer denunció presuntos abusos sexuales perpetrados por Óscar Arias, expresidente de Costa Rica Y ganador del Premio Nobel de la Paz en 1987.

    "Él (Arias) siempre fue respetuoso (…) hasta que no lo fue. Lo que más me molestaba era que él insistía en hacerme creer que era algo normal y que se preocupaba por mí", dijo al portal The Tico Times Marta Araya Marroni, quien sufrió el acoso de Arias durante sus años como coordinadora de la editorial Librería Internacional.

    Marroni relató que durante unas reuniones de trabajo, el exmandatario (1986-1990 y 2006-2010) le tocó un par de veces las piernas e incluso la telefoneó luego para preguntarle si quería que le diera "una sobadita".

    Estas revelaciones salieron a la luz después del 6 de febrero, cuando la psiquiatra y activista antinuclear Alexandra Arce von Herold demandó a Arias ante la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género, por ataque sexual el 1 de diciembre de 2014, presuntamente, durante un encuentro profesional en casa del exjefe de Estado en el barrio Rohrmoser.

    Según el testimonio de Arce von Herold, Arias le tocó los senos, las partes íntimas y la besó, antes de pedirle que lo acompañara a una oficina en otro punto de San José, a lo cual ella se negó, asustada.

    Casi de inmediato, tres mujeres revelaron haber sufrido situaciones parecidas con el economista de 78 años de edad, siempre en un contexto laboral: las periodistas Ana Eleonora "Nono" Antillón, Emma Daly y Mónica Morales.

    Te puede interesar: Así funciona la mente de un acosador

    Hace 35 años, en plena campaña presidencial, Arias forzó supuestamente a Antillón a tocarle el pene erecto; Daly, actual coordinadora de comunicación de Human Rights Watch, soportó en 1990 que Arias le tocara los senos, pues lo creía parte de la cultura en América Central; y Morales evocó que en 2013 el exmandatario la invitó a sentarse en su regazo, tras una entrevista.

    "Debo decir que rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen. Nunca he actuado irrespetando la voluntad de ninguna mujer, menos aun tratándose de su libertad de relacionarse con otra persona", afirmó Arias en un comunicado difundido por su equipo legal.

    El acusado insistió en que en su vida pública impulsó la igualdad de género, como "medio indispensable para lograr una sociedad más justa y equitativa para todas las personas", y advirtió que no haría más declaraciones sobre el tema, por tratarse de una investigación en curso.

    Por lo pronto, Costa Rica es inundada por la estela del movimiento global #MeToo, que estimula a las que víctimas de abuso sexual denuncien a sus agresores, al punto que el presidente Carlos Alvarado llamó a respetar las garantías de las denunciantes y el derecho de Arias a defenderse.

    "Esto es algo que está en los estrados, en el Poder Judicial, y debe seguir su debido proceso", afirmó Alvarado en su cuenta de Twitter.

    Sin embargo, la expresidenta Laura Chinchilla, quien sucedió a Arias al frente del Ejecutivo, advirtió que "para las mujeres víctimas de acoso sexual, resulta en extremo difícil denunciar el caso por las relaciones de poder que operan en su contra y las intimidan, y por la estigmatización de que pueden ser objeto".

    Etiquetas:
    abuso sexual, Óscar Arias, Costa Rica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik