22:35 GMT +323 Febrero 2019
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    AMLO: México mantiene política de no intervención en Venezuela

    © REUTERS / Carlos Jasso
    América Latina
    URL corto
    461

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la política exterior del Gobierno de México hacia Venezuela es la "no intervención y autodeterminación, de los pueblos" establecida en la carta magna mexicana.

    "Sobre Venezuela, es nuestra política de no intervención y determinación de los pueblos", establecida en el Artículo 89 constitucional, "no nos podemos mover de allí, para no equivocarnos lo mejor es apegarnos a principios, ajustarnos y ceñirnos a lo que establece la Constitución", expuso el mandatario en conferencia de prensa en el Palacio Nacional, sede del Gobierno. 

    López Obrador reafirmó que las autoridades mexicanas "no podemos desconocer o reconocer a un Gobierno de otro país", como lo han hecho varias naciones en ambas direcciones, de cara al conflicto venezolano.

    Agregó que en se país sudamericano se debe "buscar que se respeten los derechos humanos, una solución pacífica sin violencia, equilibrar entre la no intervención, la autodeterminación de los pueblos, la solución pacífica de las controversias y los derechos humanos", principios de la carta magna mexicana que este 5 de febrero cumple 101 años de haber sido promulgada.

    "Es la mezcla de todos esos criterios la que nos lleva a actuar como lo estamos haciendo", explicó el jefe del Ejecutivo federal, que se declara neutral, junto con su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez.

    En el mundo, "ya pasó el tiempo en que desde el extranjero se ponían o se quitaban presidentes al antojo de las hegemonías, son otros tiempos, los pueblos tienen que autodeterminarse, es lo más adecuado", prosiguió el presidente, líder de la izquierda nacionalista mexicana.

    Aplicar esos principios "no es estar a favor o en contra [de un Gobierno] es no intervención y autodeterminación de los pueblos", reiteró el mandatario.

    Finalmente, para reforzar su postura, López Obrador recordó una anécdota del siglo XIX entre los conservadores mexicanos, que apoyaron al militar Antonio López de Santana, que gobernó el país en seis periodos después.

    "Después de que Santana entregó o no supo defenderse [ante EEUU] y nos quitaron más de la mitad de nuestro territorio, después de esa gran tragedia y gran zarpazo, se fue al exilio, y los conservadores de entonces lo fueron a buscar para que regresara a gobernar a México", afirmó.

    ​También los conservadores que combatían con liberales "10 años después fueron a buscar a un príncipe para gobernar a México y nos invadió el Gobierno más poderoso del mundo", recordó sobre la invasión francesa y la imposición de Maximiliano de Habsburgo como emperador, entre 1864 y 1867.

    "Los conservadores son así, ofrezco disculpa si no les parecen esas cosas porque tienen una manera de pensar que respeto pero no comparto con ellos", puntualizó.

    Venezuela atraviesa una crisis económica y política que se agravó el 23 de enero, después de que el jefe de la opositora Asamblea Nacional (parlamento unicameral), Juan Guaidóse autoproclamara"presidente encargado" del país.

    El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    Varios países del continente americano, con EEUU a la cabeza, desconocieron a Maduro y expresaron su apoyo a Guaidó; México y Uruguay se abstuvieron de hacerlo, ofreciéndose a mediar en una solución política de la crisis; Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

    También: Venezuela, mucho más que una cuestión latinoamericana

    Alemania, Francia, España, Reino Unido y Países Bajos habían dado al Gobierno Maduro ocho días, a partir del 26 de enero, para convocar elecciones presidenciales en Venezuela.

    Asuntos internos de EEUU

    López Obrador, reafirmó que no se involucra en asuntos internos de EEUU, al referirse a las declaraciones y políticas migratorias de su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien enviará 3.750 militares para reforzar el control de su frontera sur.

    "No vamos a entrometernos en la política interna de EEUU, hemos recibido un trato respetuoso del presidente Donald Trump (…), si por razones electorales se nos quiere involucrar, desde ahora lo anticipo: no vamos a responder a ningún cuestionamiento que se dé en el marco de la política interna con fines electorales en EEUU o cualquier otro país", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    López Obrador añadió al dirigirse a Trump que mantendrá "una actitud de respeto hacia su Gobierno; y quiero decir de manera respetuosa que hay circunstancias que se presentan, porque ya comenzó el proceso electoral por la reelección" para la presidencia estadounidense.

    Más: Los mexicanos también hacen fila para entrar a EEUU

    Al ser consultado sobre las declaraciones y las endurecidas políticas migratorias del país vecino, López Obrador reafirmó que buscará que "la migración sea optativa, que no sea obligatoria ni forzada por las circunstancias, que la emigración sea por gusto y no por necesidad".

    Mientras tanto, en el territorio nacional, "hay una oferta de empleos en México, con visas de trabajo a los centroamericanos y le estamos dando protección humanitaria a los migrantes", dijo.

    Al mismo tiempo, expresó "de manera respetuosa, porque se trata de otra nación y no debemos meternos en asuntos internos de otra nación, como politólogo y ciudadano que conoce de la historia, digo que se tiene que revisar la duración del Gobierno, los periodos de Gobierno" en EEUU.

    "La política es tiempo, considero que un periodo de cuatro años aunque se permita una reelección no es lo mejor" para la política interior estadounidense, comentó.

    Después de la elección presidencial cada cuatro años, "como viene pronto la reelección, no hay estabilidad, no deja de mezclarse la política con los asuntos públicos, y la administración con lo electoral", añadió.

    Las elecciones presidenciales en EEUU se celebrarán en noviembre de 2020.

    En México "teníamos periodos de cuatro años y decidimos que sean de seis sin reelección, nos permite más estabilidad, somos partidarios del sufragio efectivo y de la no reelección en seis años", indicó López Obrador.

    Finalmente, en EEUU "se habla desde el Gobierno que los republicanos tienen una postura, los demócratas otra postura, se supone que el Gobierno representa a todos, una cosa es el partido y otra cosa es el Gobierno, hay que entenderlo como es", puntualizó.

    Te puede interesar: Un día con un migrante de la segunda caravana que sueña con entrar a EEUU (fotos, vídeo)

    Las fuerzas adicionales estadounidenses serán desplegadas en la zona fronteriza con México por 90 días.

    Trump informó el pasado 31 de enero que envió más soldados a la frontera con México para impedir el ingreso de las personas que quieren llegar a territorio estadounidense desde los países centroamericanos.

    Según el jefe de la Casa Blanca hay más de 25 millones de inmigrantes ilegales y no 11 millones, como se consideraba con anterioridad.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política exterior, crisis política, Andrés Manuel López Obrador, Nicolás Maduro, Venezuela, México