17:52 GMT +321 Febrero 2019
En directo
    Las consecuencias del tornado en La Habana, Cuba

    Avanzan las tareas de recuperación en las zonas afectadas por el tornado en La Habana

    © Sputnik / Miguel Fernández Martínez
    América Latina
    URL corto
    0 50

    LA HABANA (Sputnik) — Autoridades de la provincia de La Habana anunciaron que ya se ubicaron 30.000 tejas de techos en varios puntos de ventas de la capital, destinadas a los damnificados del tornado que sacudió varios municipios de La Habana el pasado 27 de enero.

    También se inició la venta de módulos de carpintería para puertas y ventanas, y se acelera la ubicación de bombas de agua y tanques en los lugares más necesitados, además de trabajar por tratar de eliminar los problemas que quedan con la energía eléctrica, que ya está prácticamente restituida en todas las zonas donde azotó el tornado.

    "La verdad es que el pueblo entero está trabajando, movilizado, y ayudando. Solo nos toca perfeccionar aun más la organización de todas y cada una de las tareas que tenemos que desarrollar", expresó a la televisión local el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento) Esteban Lazo.

    Directivos de la capital subrayaron que existe un puesto de mando para garantizar los aseguramientos y que las fichas técnicas para la compra de materiales de construcción debe acelerar el proceso.

    A menos de cinco días del paso del fuerte tornado, ya se inició la construcción de un edificio de apartamentos en el municipio de Guanabacoa, y de viviendas en Regla, destinadas a los damnificados, con el apoyo gubernamental.

    Obreros del contingente Ñico López, del Ministerio de la Construcción, ya trabajan en la recuperación de 44 viviendas, con financiamiento estatal, en el municipio Regla.

    Según Amalia Cruz, una de las personas que perdió su vivienda en el municipio Regla, ya un grupo de constructores de este contingente trabaja en la recuperación de su vivienda.

    "Los albañiles nos están tocando la puerta a las 8 de la mañana, y a ellos se unen mis hijos, parientes y vecinos para trabajar juntos", expresó Cruz.

    En la recuperación del hospital materno-infantil de 10 de Octubre, conocido popularmente como Hijas de Galicia, y uno de los lugares más seriamente dañados por el tornado, trabajan obreros del contingente de la construcción Blas Roca, junto a otras brigadas de la empresa Aguas de La Habana, y la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA), entre otros organismos estatales.

    Los constructores trabajan principalmente en la albañilería y pintura, electricidad, restitución de falsos techos, y plomería, en los siete pisos del hospital, donde se registran la mayor cantidad de nacimientos en la isla.

    Flora Vila, directora del hospital materno-infantil de 10 de Octubre, explicó a la prensa que en el tercer piso de esta institución, donde está ubicada la sala de neonatología, la de terapia neonatal y el servicio de parto hubo afectaciones importantes, y también se dañaron equipamiento de alto costo, falsos techos, hay paredes agrietadas, y se perdió todo el techo del banco de leche humana, que es el único que tiene el país

    Por su parte, en el municipio habanero de 10 de Octubre, uno de los más afectados, se activaron las cuatro zonas de salud del territorio, y se mantiene permanente seguimiento en las familias de las 11.847 viviendas en 123 manzanas en este territorio, afectadas total o parcialmente por el tornado del pasado 27 de enero.

    Según funcionarios del Ministerio de Salud Pública, fueron movilizados 273 estudiantes de medicina de varias facultades universitarias de La Habana, incluidos centros de estudios de estomatología, junto a 53 profesores, que apoyan al personal médico que atiende a los damnificados.

    También hay un equipo de psicólogos, del Centro de Salud Mental de la zona y de otros municipios que aportan sus servicios en las zonas afectadas.

    Junto al equipo de profesionales de salud, laboran 224 soldados del Ejército Juvenil del Trabajo, que trabajan en el saneamiento de las viviendas y en la campaña de higienización para evitar la proliferación de vectores, y hasta el momento no se han reportado brotes.

    Más aquí: El devastador tornado que arrasó La Habana tuvo un antecedente en 1940

    A su vez, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, anunció que los precios de venta de materiales de construcción para las personas con afectaciones totales o parciales en sus viviendas se reducirán en un 50%, y en el caso de los tanques de agua, se rebajarán en un 70% de su precio en el mercado.

    También se están tramitando subsidios estatales para las personas con bajos ingresos que sufrieron afectaciones en sus viviendas, y créditos bancarios que se están otorgando con una tasa de interés de 2,5% y con un plazo de pagos entre 10 y 15 años.

    "El proceso más importante es que la población conozca toda esa información, sepan donde están las oficinas y que desde allí se atienden todos esos trámites y que parte de la certificación de damnificado y de la ficha técnica que los funcionarios del Instituto de la Vivienda dictaminan", enfatizó la titular de Finanzas y Precios.

    El pasado 27 de enero un fuerte tornado categoría F-4 azotó varios municipios de la capital cubana, dejando un saldo de seis muertos, 195 heridos, y severos daños en la economía y en el sector residencial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    tornado, recuperación, Esteban Lazo Hernández, Cuba