Widgets Magazine
En directo
    Bandera de México

    México y Uruguay hablan con Venezuela por solución que contempla elecciones

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    91515

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — México y Uruguay mantienen contactos de "muy alto nivel" con el Gobierno y la oposición de Venezuela para celebrar una conferencia internacional de actores "neutrales" que podría encauzar la crisis política interna hacia "un proceso electoral", dijo el portavoz de la cancillería mexicana Roberto Velasco Álvarez.

    "Mantenemos contactos de muy alto nivel en Venezuela, con ambas partes", el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición que encabeza Juan Guaidó, y "la oferta política apuntará a iniciar un proceso de transición que en algún momento pudiera contener un proceso electoral", dijo el vocero oficial de la Secretaría de Relaciones Exteriores. 

    El portavoz del canciller Marcelo Ebrard subrayó que si las negociaciones desembocan en un proceso electoral, "es fundamental que éste sea un proceso creíble, donde haya garantía en las reglas y los resultados".

    Los gobiernos del mexicano Andrés Manuel López Obrador y de su homólogo uruguayo Tabaré Vázquez proponen alcanzar "un nuevo proceso de negociación incluyente, con pleno respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho, con el apoyo de Naciones Unidas", indicó al funcionario de la cancillería.

    Luego de lanzar una propuesta conjunta para celebrar en Montevideo una conferencia internacional el 7 de febrero con representantes de al menos 10 países, "México y Uruguay han estado en contacto cotidiano para coordinar los esfuerzos hacia la generación de un diálogo en Venezuela", informó el portavoz de la diplomacia mexicana.

    Radio: Uruguay y México apuestan al diálogo en Venezuela

    Velasco Álvarez señaló que el objetivo de la convocatoria es "generar un punto de inflexión para que converjan ambas posiciones" de las partes, cuyo enfrentamiento prolongado desde hace varios años se agudizó ante el comienzo de un nuevo periodo presidencial de Maduro este mes en un proceso que no reconoce la Asamblea Nacional de mayoría opositora, elegida en diciembre de 2015.

    La invitación a la conferencia internacional en Montevideo emitida el miércoles se dirige "hacia los países y organismos que mantienen una posición neutral y en favor de que el conflicto en Venezuela se resuelva de forma pacífica y negociada", explicó el vocero.

    A Montevideo, la Unión Europea (UE) llevará su propuesta de crear un grupo de contacto internacional que, en un plazo de 90 días, establezca los principios para promover una proceso que desemboque en elecciones libres y limpias con todas las garantías, según dijo la jefa de la política exterior del bloque, Federica Mogherini.

    Del grupo de contacto formarán parte Francia, Alemania, Italia, España, Portugal, Suecia, Holanda y el Reino Unido y por América Latina, Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, aunque Mogherini comentó, sin mencionar a México, que se podrían incorporar más países latinoamericanos.

    Más información: México está dispuesto a ser sede de mesa de diálogo sobre Venezuela

    Se deduce entonces que esos ocho gobiernos europeos y cuatro latinoamericanos más la UE asistirán a la conferencia internacional de nivel ministerial en la capital uruguaya.

    Autodeterminación y evitar la violencia

    La posición oficial del Gobierno de México, enfatizó Velasco Álvarez "es una neutralidad y apuesta por la vía del diálogo, con pleno respeto a la soberanía del pueblo venezolano".

    En este sentido, prosiguió, "contemplamos distintas vías de acción para alcanzar una solución pacífica, sin impulsar ningún curso de acción específico previo al diálogo. Apoyaremos elecciones si así lo acuerdan las partes".

    De cara a las posiciones de las naciones latinoamericanas y europeas que reconocen a Guaidó, líder del parlamento unicameral juramentado como "presidente encargado", la negociación que esperan los gobiernos neutrales "está en sintonía con varios países de todas las regiones del mundo, que desean generar las condiciones para que los propios venezolanos resuelvan sus diferencias", subrayó el portavoz de la diplomacia mexicana.

    Ante una posible escalda de la crisis "es fundamental abrir espacios de diálogo porque, de lo contrario, la polarización extrema podría desbordarse en situaciones de mayor violencia civil", puntualizó el portavoz de Ebrard.

    Audio: El 'grave' problema de Venezuela

    El funcionario dijo que la preocupación que inspira la conferencia, que se celebraría tres días después de una reunión del Grupo de Lima en Ottawa, el 4 de febrero, es que "las posiciones están demasiado encontradas en Venezuela y cada vez se radicalizan más".

    México y Uruguay se abstuvieron de apoyar una declaración de ese grupo que surgió en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que se reconocía a Guaidó y desconocía a Maduro, en sintonía con el secretario general del organismo continental, el diplomático uruguayo Luis Almagro.

    Esa postura está en consonancia con una declaración del presidente López Obrador, acerca de un "diálogo sin condiciones", que "debe desembocar en la democracia", expuesta en una conferencia conjunta con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

    Al responder una pregunta sobre la posibilidad de "elecciones libres y justas" que propone su homólogo español y líderes europeos, el mandatario mexicano dijo el 30 de enero que "no se debe descartar la vía democrática de ninguna forma, pero respetando la decisión de los venezolanos", subrayó.

    Entrevista: El modelo de Libia: la 'Guerra por el Tesoro' de Venezuela

    El Gobierno de México se apega a los principios de política exterior establecidos en la Constitución de "no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y respeto de los derechos humanos".

    Etiquetas:
    Venezuela, Uruguay, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik