Widgets Magazine
15:01 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

    Reconocimiento de Guaidó: un "precedente muy complicado para América Latina"

    © Sputnik / Carlos García Rawlins
    América Latina
    URL corto
    Tensión en Venezuela tras el 23-E (189)
    20426
    Síguenos en

    Según analistas internacionales de Argentina consultados por Sputnik, el reconocimiento de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como mandatario interino es un parteaguas en la situación del país caribeño.

    El reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela por parte de EEUU, seguido en fila por otros Gobiernos latinoamericanos en una operación casi coreográfica, sienta un "precedente muy peligroso" en el continente, opinó para Sputnik el analista argentino Julio Burdman.

    El hecho de que los gobiernos de la región se atribuyan el derecho de desconocer la legitimidad de mandatarios de otros países va a colocar a estos países ante una dificultad, en caso de que la situación en Venezuela se complique aún más "porque los que hayan reconocido a Guaidó o a Maduro, van a quedar involucrados en una suerte de guerra civil venezolana", opinó.

    "Van a quedar como alineados en una contienda interna en otro país, un escenario totalmente inédito en América del Sur", señaló. En este caso, la intervención regional "no está sirviendo acá para apaciguar las aguas sino para lo contrario".

    Más información: Rusia afirma que el reconocimiento del "gobierno alternativo" en Venezuela lleva al caos

    Para Burdman, "los países de América del Sur no están en condiciones de lidiar con las crisis de otros países", como lo han demostrado los problemas generados por la gran cantidad de venezolanos que han salido de su país, tal como sucedió en estos días en Ecuador.

    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
    © REUTERS / Manaure Quintero
    "No tenemos la capacidad económica, militar, logística, estatal en general", para lidiar con esas crisis, pero además, los países que se arrogan la facultad de reconocer o no Gobiernos "van a tener que tener conductas similares con todos los Gobiernos". Antes, "el reconocimiento era una formalidad, ahora está adquiriendo significados políticos y esto implica que los países van a tener una posición similar en todos los casos".

    "¿Esto significa que cada vez que haya un conflicto interno en un país el resto de los países van a tener una opinión al respecto? Se crea un panorama muy complejo en América Latina", opinó.

    Te puede interesar: "La derecha de Venezuela busca que se haga desde afuera lo que no pudo hacer adentro"

    "Cuando haya algún tipo de dudas sobre la  legitimidad de los procesos electorales o de algunas acciones de los Gobiernos, los otros países, ¿van a tener que tomar una posición? Es un precedente muy complicado", agregó.

    Para Burdman, hubo un cambio muy importante en Brasil: "Desde la década de los 90 en adelante, Brasil venía sosteniendo una política exterior de mucho consenso en América Latina. Brasil se veía como un líder mundial que tenía que ser primero un líder regional, lo cual implicaba ser un país con una capacidad de mediación en conflictos muy importante. Ahora pareciera que tiene una actitud muy diferente y este es el gran cambio en la región".

    Vinculado: ¿Habrá violencia? Hipótesis sobre la Guerra Civil Molecular que se prepara contra Venezuela

    Por su parte, para el analista político y consultor argentino Enrique Zuleta Puceiro, se está "entrando en una etapa de exacerbación de una polarización" entre los distintos sectores políticos del país caribeño.

    "Venezuela se va a convertir en un centro de gravedad de todo este enfrentamiento, me parece que no se puede aceptar esa intervención ni ninguna intervención, está comprobado en la larga historia de las relaciones en América Latina sobre la escasa eficacia y de escasa contribución de ese tipo de políticas a la consolidación de la democracia", aseveró el experto a Sputnik.

    Zuleta Puceiro se mostró sumamente crítico con la administración de Nicolás Maduro, que él calificó como "dictadura". Sin embargo, aseguró que ninguna postura del Palacio de Miraflores "avala que se reaccione de la manera que se está reaccionando", pues "no es una política que conduzca a un equilibrio muy fuerte basado en el pluralismo y en la participación".

    El analista indicó que mientras tanto, "China y Rusia están del lado de Venezuela" para "ganar un espacio en el continente", al tiempo que EEUU "está fragmentado" frente a la situación del país caribeño entre "una tradición de intervencionismo" y otra de "confianza en los mecanismos de la democracia".

    En contexto: Amnistía Internacional insta a Maduro a garantizar la seguridad de los manifestantes en Venezuela

    "Pero lo que sí creo es que habrá mucho oportunismo por el lado de los Gobiernos latinoamericanos, muchas veces lo que sucede en América Latina es que este tipo de situaciones se manipulan pensando en la conveniencia de cada país", dijo el experto.

    "En el caso de Bolsonaro y de Macri no cabe duda de que tomarán posiciones en contra de Maduro, lo cual no creo que ayude tampoco, porque la opinión pública en general postula soluciones de conversación, de acuerdo y de diálogo y en general no acompaña este tipo de posicionamiento", expresó.

    Por otra parte, los países europeos "jugarán un rol ambiguo, pues están interesados en una solución orgánica al caso de Venezuela". En ese sentido, recordó la mediación del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero en las negociaciones entre oposición y oficialismo llevadas a cabo en República Dominicana entre 2016 y 2018.

    Tema:
    Tensión en Venezuela tras el 23-E (189)
    Etiquetas:
    reconocimiento, relaciones diplomáticas, Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik