04:11 GMT +324 Febrero 2019
En directo
    Congreso de la República del Perú

    Un analista considera que la aparición de nuevas bancadas en Perú podría tener efecto positivo

    CC BY 2.0 / Congreso de la República del Perú / Pleno del Congreso
    América Latina
    URL corto
    0 10

    LIMA (Sputnik) — La aparición de nuevas bancadas en el Congreso de Perú podría ser positiva, actualmente entrampado por la pugna entre los partidos Fuerza Popular (fujimorismo, derecha) y el Partido Aprista Peruano (centroizquierda), los cuales están enfrentados a todas las demás bancadas, afirmó a Sputnik el politólogo y analista Alejandro Godoy.

    "La ventaja [de la proliferación de bancadas] es que éstas podrían coordinar y plantear un manejo del Congreso más simple y efectivo frente al problema de la disputa que tienen con Fuerza Popular y el Partido Aprista Peruano. En cierta manera, todas [las bancadas] están alineadas con objetivos comunes", sostuvo el especialista, magíster en Ciencia Política por la Universidad Católica de Perú.

    El 20 de enero, la congresista Patricia Donayre, antes integrante del partido oficialista Peruanos por el Kambio (centroderecha), anunció la creación de la bancada Unidos por la República junto a otros cuatro parlamentarios, exmiembros de Fuerza Popular.

    Con este anuncio, en el parlamento peruano se han creado un total de tres bancadas nuevas en menos de un mes: Unidos por la República; la Bancada Liberal, conformada por exparlamentarios de diferentes tiendas políticas; y Cambio 21, integrada enteramente por disidentes del partido fujimorista.

    Esto ha hecho que el Legislativo haya pasado de tener siete bancadas a diez, gracias a una sentencia del Tribunal Constitucional aplicada en diciembre y que derogó una ley que prohibía la conformación de nuevos grupos en el parlamento.

    Temas relacionados: Exministros: reformas políticas aprobadas en Perú benefician a su presidente

    Según Godoy, el escenario de poder en el Congreso estaría marcado por el enfrentamiento entre las bancadas de Fuerza Popular y el Partido Aprista Peruano versus el resto de bancadas (ocho en total) porque éstas contarían con objetivos e intereses concretos en común.

    "Todas [las bancadas] están buscando la recomposición de las diferentes comisiones del parlamento, además de la recomposición del Consejo Directivo, de la Comisión Permanente o de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales", detalla el politólogo.

    El Consejo Directivo es el órgano formado por la Mesa Directiva (que agrupa al presidente del Congreso y sus tres vicepresidentes) e integrantes de todas las agrupaciones, en un número que guarde correlación con el tamaño de cada bancada.

    El Consejo Directivo está encargado de coordinar tareas y tomar decisiones para el funcionamiento del Legislativo.

    Radio: Perú en cruzada contra la corrupción

    La Comisión Permanente es el órgano que reemplaza al Pleno cuando este entra en receso, y su número de integrantes por cada partido debe ser también proporcional al número de integrantes que posee cada bancada.

    ​Mientras que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales es la encargada de dar trámite a las denuncias por delitos varios contra los congresistas.

    Tomar el control

    En la actualidad, todos los organismos mencionados están controlados por el fujimorismo y el Partido Aprista Peruano, herencia de un tiempo en el que Fuerza Popular detentaba la mayoría absoluta en el Congreso.

    El interés de las ocho bancadas sería tomar el control de las comisiones y obtener mayor representatividad y poder en el Legislativo, o al menos que este esté más equilibrado, aseguró Godoy.

    Fuerza Popular empezó este periodo parlamentario en 2016 con 73 congresistas en un parlamento de 130 miembros; en la actualidad, por deserciones constantes, tiene 54 miembros que sumarían 59 con los integrantes de su aliado, el Partido Aprista Peruano.

    Godoy descarta que las bancadas contrarias al fujimorismo se erijan en una "nueva mayoría", pero sí en una fuerza que, con sus divergencias ideológicas, logren consensos que favorezcan al funcionamiento del Legislativo.

    "Tener muchas bancadas no es lo más recomendable para ningún parlamento, debido a que tienes que concertar con mayor número de personas y también porque algunas de estas bancadas no han sido formadas por afinidad política sino por lograr que sus miembros tengan un grupo que los represente", aseveró el analista.

    En el Congreso de Perú, la pertenencia a un grupo parlamentario ofrece la ventaja de poder acceder a puestos en las comisiones o incluso tentar la presidencia del Legislativo, algo que no puede lograr un congresista no agrupado.

    Asimismo, Godoy asegura que las deserciones en Fuerza Popular van a continuar, porque el partido se encuentra muy debilitado por los escándalos de corrupción que rodean a sus integrantes, así como por el golpe que supuso el internamiento en prisión preventiva de su líder, Keiko Fujimori, por presunto delito de lavado de activos en relación con Odebrecht.

    "Ahora que no hay reelección para los congresistas, creo que pocos [integrantes de Fuerza Popular] querrán cargar con un membrete que ha quedado manchado cuando aún pueden intentar seguir una carrera política como alcaldes o gobernadores regionales", precisó el politólogo.

    También: Justicia peruana rechaza apelación contra prisión de Keiko Fujimori

    Por otra parte, el actual presidente del Congreso, Daniel Salaverry, renunció el 9 de enero a Fuerza Popular en medio de beligerancias políticas con sus colegas de bancada, por lo que los cambios en las conformaciones de las comisiones podrían darse más temprano que tarde a iniciativa del presidente, consideró Godoy.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    corrupción, lucha, Perú