16:52 GMT +321 Febrero 2019
En directo
    La simpatizante del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante las protestas en Caracas (archivo)

    Exgobernante PRI de México llama a evitar "derramamiento de sangre" en Venezuela

    © AFP 2018 / Ronaldo Schemidt
    América Latina
    URL corto
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    221

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El histórico Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México llamó a evitar la violencia y el derramamiento de sangre en la crisis política de Venezuela, mediante una negociación que asegure la restauración de la democracia.

    "El PRI hace un llamado urgente al presidente Nicolás Maduro y a la oposición a abstenerse de acciones que puedan conducir a la violencia y el derramamiento de sangre en el hermano país", dijo en un comunicado la formación política más longeva de esta nación.

    Ante los acontecimientos que tuvieron lugar el 23 de enero en el país caribeño "México debe promover el diálogo y la negociación, y exigir que en ese proceso se asegure la restauración plena de la democracia venezolana y el cabal respeto a los derechos humanos de todos sus ciudadanos", dice el texto del comité ejecutivo nacional del PRI.

    El 23 de enero, miles de personas salieron a las calles de Venezuela a manifestarse a favor y en contra de Maduro.

    En la concentración opositora, el líder de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), Juan Guaidó, se autoproclamó presidente encargado de Venezuela, y fue respaldado por la mayoría de los países latinoamericanos, así como EEUU y la Unión Europea.

    Según la dirigencia del PRI, lo que ocurre ahora en Venezuela es resultado, como señaló el Grupo de Lima, "de rupturas del orden democrático y violaciones de derechos humanos que condujeron a una crisis humanitaria, constitucional, económica y social que es imposible desconocer".

    México, como parte del Grupo de Lima, reconoció y denunció las violaciones sistemáticas a la Carta Democrática Interamericana y a la Convención Americana sobre Derechos Humanos por parte del Gobierno venezolano, hasta el final del mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), que terminó el 1 de diciembre pasado cuando comenzó el período de Andres Manuel López Obrador, líder de la izquierda nacionalista.

    El PRI considera que la comunidad internacional ha de conducirse con extrema prudencia y evitar medidas que profundicen la polarización política y generen condiciones para que se produzcan enfrentamientos violentos.

    Más aquí: Guaidó pide a embajadas extranjeras mantenerse en el país y desconocer órdenes de Maduro

    El Gobierno mexicano prefirió no suscribir el 23 de enero el reconocimiento de la mayoría de los países del Grupo de Lima a Guaidó y llamó a buscar una solución pacífica en un comunicado junto a Uruguay.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La marcha del 23-E en Venezuela (112)
    Etiquetas:
    paz, solución, protestas, Partido Revolucionario Institucional (PRI), Venezuela, México