03:45 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó su desacuerdo con el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados para una reforma constitucional que crea una Guardia Nacional que estará integrada por militares y marinos, sin autorizar claramente que se encargará de la seguridad pública.

    El dictamen aprobado la noche del 16 de enero con votos de su partido y algunas fuerzas opositoras, "va a pasar al Senado, y tenemos que pedir a los senadores que se contemplen temas que fueron eliminados en la aprobación (…), no estoy satisfecho, a mí me gusta llamar las cosas por su nombre", dijo el mandatario en conferencia de prensa en Palacio Nacional, sede del Gobierno.

    El jefe del Ejecutivo plantea que el texto avanzado en el proceso del Poder Legislativo, autorice con claridad la participación de los militares en el combate a la inseguridad y el crimen organizado.

    La insatisfacción del presidente es "sobre todo en lo relacionado con la participación de las fuerzas armadas en el proceso de capacitación y formación" de la Guardia Nacional, por la falta de "una definición con claridad sobre la facultad de las fuerzas armadas, para intervenir en asuntos de seguridad pública".

    El dictamen contiene los artículos no reservados de una reforma de la Constitución para crear una Guardia Nacional con personal militar, y fue aprobado "en lo general", con una mayoría calificada de 362 votos a favor de los diputados de la bancada oficialista, que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

    Además: ONU-DH advierte a México que Guardia Nacional militar "trastocaría mando civil"

    Mando mixto civil y militar

    El marco jurídico para la actuación de las fuerzas armadas contra la delincuencia, que ha estado desplegada de facto desde hace 12 años, dejaría la nueva corporación, adscrita a la secretaría de Seguridad Pública, con un Estado Mayor conjunto, con los mandos de la Marina y el Ejercito.

    López Obrador pidió a los senadores que modifiquen el dictamen, que obtuvo media sanción legislativa, y "dejar claro que el Ejército y la Marina" puedan colaborar en el combate a la delincuencia.

    Los diputados "eliminaron un artículo transitorio sobre las tareas de seguridad pública de los militares; va a quedar igual, como una reedición de la Policía Federal, que sabemos que no funcionó, no por culpa de los agentes, sino porque no se le dio la fuerza necesaria", desde el mandato del expresidente Ernesto Zedillo (1994-2000), dijo el jefe de Estado en la conferencia.

    López Obrador afirma que actualmente cuenta con 40.000 policías federales, pero solo la mitad son efectivos, y la otra mitad son funcionarios administrativos.

    A una pregunta sobre la alianza de la bancada oficialista que encabeza Morena con la coalición del PRI, López Obrador respondió que "ojalá la alianza la hiciéramos todos, sobre todo cuando se trata de la seguridad pública, pero entiendo que tiene que haber oposición, que es consustancial y elemento fundamental de la democracia".

    Para consumar la reforma a la carta magna, el dictamen necesita una mayoría calificada de dos terceras partes del Senado, para luego presentarse a consideración de los congresos locales de los 32 estados del país, hasta que logre el aval de dos terceras partes de legislaturas de las provincias.

    La bancada oficialista, que tiene poco más de la mitad de los asientos en ambas cámaras, aseguró en un comunicado tras la votación, que la Guardia Nacional "actuará con el fin de restablecer la paz en los lugares más inseguros del país; será una institución incorruptible en la que se mantendrá el estricto respeto a los derechos humanos".

    La bancada de Morena sostiene que "es mentira lo que se dice acerca de militarizar el país", ya que el único fin es garantizarle a la ciudadanía "sentirse seguros, vivir tranquilos y en paz".

    Organizaciones defensoras de los derechos humanos nacionales e internacionales como la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han advertido que la participación de militares en tareas de seguridad pública, entraña riesgos, debido a los abusos de la fuerza y graves violaciones perpetradas por militares, durante el combate al crimen organizado.

    Etiquetas:
    polémica, guardia, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook