Widgets Magazine
En directo
    Reabastecimiento de combustible en una gasolinera (imagen referencial)

    López Obrador convoca a combatir el robo de combustible en 1.600 km de ductos

    © Sputnik / Pavel Lisitsin
    América Latina
    URL corto
    0 20

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, convocó a los ciudadanos a sumarse a la vigilancia de 1.600 kilómetros de ductos, en una nueva etapa de un plan contra el robo de combustible orquestado por mafias organizadas que respondieron con un sabotaje.

    "Esta es una etapa nueva, para reforzar la vigilancia en los 1.600 km de ductos de los seis principales para el traslado de combustibles", dijo el mandatario en su conferencia de prensa diaria, a dos semanas de haber comenzado la operación con un golpe que alcanzó a funcionarios de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    Un problema de "escasez" de combustible en casi la cuarta parte de la 400 estaciones de gasolina en la Ciudad de México "se originó porque hubo un sabotaje a un ducto de conducción de combustible, pero ya se tiene gasolina suficiente en la ciudad y solo falta distribuirla en las estaciones" reveló el mandatario.

    El ataque, del cual presentó una fotografía, ocurrió en un oleoducto de unos 600 kilómetros de longitud que va una refinería en el puerto de Minatitlán (este), en las costas del Golfo de México, hacia una terminal de almacenamiento en Azcapotzalco, en el norte de la capital.

    También: Un nuevo sexenio, una nueva era para México

    Esta fase del plan contempla que "desde abajo y con la gente se acabe con este vicio y corrupción (…), para que no haya delincuencia dedicada al robo de bienes públicos, ni delincuencia de cuello blanco ni común", dedicada al robo de gasolina llamado "huachicol", dijo el presidente, utilizando la palabra náhuatl para bebidas adulteradas, con la que ese delito se ha popularizado en el país.

    El mandatario hizo "un llamado a pobladores de comunidades por donde pasan los ductos, ya tenemos información suficiente y sabemos que el robo mayor se comete en toda la línea de ductos que existen para la distribución", dijo el mandatario.

    López Obrador afirmó en días pasados, que el robo en ductos representa un 20% del total, como "una pantalla" para encubrir la mayor parte robada mediante camiones cisterna o "pipas", utilizadas por Pemex para el transporte por carreteras.

    Plan de vigilancia en ductos

    Las autoridades policiales federales, junto con la policía naval y militar "van a reforzar la vigilancia con la colaboración de todos los ciudadanos, es el estado democrático de derecho decidido a enfrentar esta corrupción del robo de hidrocarburos", enfatizó el jefe del ejecutivo en una exposición de hora y media.

    No solo Pemex y los uniformados sino todas las instancias del Estado están desplegados para ejecutar las acciones del plan, en el que no darán "ni un paso atrás".

    López Obrador asegura que con el nuevo Gobierno, que comenzó en diciembre pasado, no habrá complicidad, "ya cambiaron las cosas" y quienes obtenían ingresos por esas actividades ilícitas "esos mismos recursos los van obtener con programas sociales para la creación de empleo, trabajo a los jóvenes, con becas y bienestar".

    Más: La gasolina en México, más cara que en EEUU 

    En cuanto a los suministros, dijo que "no puedo decirles por razones obvias qué cantidad hay [almacenada], pero es suficiente para resistir sin problemas para que no se desesperen ni haya pánico, estoy acostumbrado a hablar con la verdad, vamos a resolver la escasez en gasolineras y centros de distribución", puntualizó.

    Finalmente, reiteró que Pemex produce 200.000 barriles diarios en las seis refinerías, y que el país petrolero consume 800.000 barriles al día, de manera que "se importan del extranjero 600.000 barriles diarios, pero tenemos suficiente combustible".

    Reveló finalmente que algunas refinerías "están paradas desde hace mucho tiempo", como Madero (Tamaulipas, noreste) y Minatitlán (Veracruz, este) "sin producir".

    Otras cuatro trabajan al 20 y 30% de su capacidad, como Tula (Hidalgo, centro) Cadereyta (Nuevo León, norte), y Salina Cruz (Oaxaca, sur) y Salamanca (Guanajuato, centro).

    Te puede interesar: La primera batalla perdida del Gobierno de AMLO

    La producción de petróleo crudo mexicano ha caído a casi la mitad de la extracción de hace 14 años, a 1,8 millones de barriles diarios.

    Etiquetas:
    hidrocarburos, gas, combustible, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik