En directo
    Congreso Nacional de México

    Congreso de México convoca a gabinete presidencial para analizar desabasto de gasolina

    © AP Photo / Marco Ugarte
    América Latina
    URL corto
    130

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Altos funcionarios del Gobierno de México fueron convocados por el Congreso para analizar el desabasto de gasolina, originado por un plan contra el robo de combustible a las redes de ductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    Con el fin de "abordar el tema del desabasto de combustibles en el centro del país, presentado desde hace unos días", la Comisión Permanente del Congreso convocó a los titulares Carlos Urzúa, de Hacienda; Rocío Nahle, de Energía; Octavio Romero, de Pemex, y Daniel Álvarez, de la Procuraduría del Consumidor.

    El acuerdo para la comparecencia ante legisladores de miembros del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, establece que el lunes 14 de enero serán interrogados por la Comisión Permanente, que sesiona en los recesos del legislativo.

    El objetivo es "conocer la estrategia integral que se está siguiendo en torno al desabasto de combustible", además de las consecuencias de la intervención del Ejército para controlar ductos de las redes afectadas.

    Asimismo los diputados y senadores quieren conocer la nueva logística de distribución, que utiliza "pipas" para suministrar gasolina y diesel por carreteras en camiones cisterna.

    Los legisladores esperan que "en lo que queda de la semana quedará completamente regularizado" el servicio, indica la convocatoria.

    Temas relacionados: Por qué México, un país con reservas petroleras, importa más de 70% de su combustible

    Según Pemex, en la Ciudad de México casi un centenar de las 400 gasolineras instaladas padecieron desabastecimiento, desquiciando la circulación de automóviles en la urbe y su zona conurbada, donde viven más de 20 millones de personas.

    El plan contra el robo de combustibles consiste en cerrar ductos y distribuir gasolinas por rutas terrestres, generando inconvenientes "que se resolverán muy pronto", según dijo el miércoles el presidente López Obrador.

    "Se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente para evitar el robo, estamos cambiando el sistema de distribución utilizando pipas, esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolineras", explicó el mandatario en su conferencia de prensa a matutina.

    López Obrador estima que el problema de suministro a las estaciones de servicio va a ser resuelto "muy pronto", con transportistas estatales y privados para acelerar el reparto por carreteras, mientras los ductos son analizados.

    Pemex pierde anualmente unos 3.000 millones de dólares por el robo de combustible, que equivale a entre 800 y 1.000 camiones cisternas diarios, pero el plan contra ese delito lo redujo al equivalente de solo 27 autotanques, dijo el mandatario.

    "Hay suficiente gasolina en el país, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes alternas (a las de Pemex), que se crearon para extraer y robarse las gasolinas con otro sistema de distribución (…); el problema es de distribución y no queremos abrir los ductos, porque estamos revisando todo el sistema para ir cerrando fugas", por donde era robado el combustible, aseguró López Obrador.

    El presidente mexicano se excusó de dar una fecha del probable fin de la emergencia, para no generar expectativas.

    Largas colas se reportan en las gasolineras, sobre todo en la capital y grandes ciudades del centro del país, como Guadalajara, Toluca y Guanajuato.

    El desabasto de combustible afecta principalmente a la Ciudad de México, y los centrales estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

    El consumo de gasolina diaria en México es de 800.000 barriles, de los cuales se importan unos 600.000, principalmente de EEUU, y los restantes 200.000 los aporta Pemex, por su baja producción de crudo para proveer a sus seis refinerías.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gasolina, combustible, Congreso de México, Pemex, México