En directo
    Conferencia de prensa del Grupo de Lima

    Analista: corredor humanitario en Venezuela cambiaría actitud de Grupo de Lima

    © AP Photo / Martín Mejía
    América Latina
    URL corto
    13410

    LIMA (Sputnik) — El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumirá un nuevo mandato el 10 de enero, pero si quiere sobrevivir a la historia debería abrir un corredor humanitario que cambiaría la actitud del Grupo de Lima, que votó una declaración en su contra, dijo a Sputnik el analista internacional peruano, Ramiro Escobar.

    "Maduro asumirá, pero si quiere sobrevivir a la historia debería abrir un corredor para que llegue la ayuda humanitaria a Venezuela, eso sería un gesto que podría crear una actitud distinta en el Grupo de Lima", afirmó Escobar.

    El 4 de enero, el Grupo de Lima se reunió en la capital peruana y 13 de los 14 países miembros firmaron una declaración en la que instan a Maduro a no asumir un nuevo mandato, pues consideran que las elecciones en que fue reelecto fueron ilegítimas.

    En la declaración, los países exhortan "al régimen venezolano a permitir el inmediato ingreso de asistencia humanitaria para el pueblo de Venezuela, a fin de prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública en ese país y de sus efectos transnacionales".

    Al respecto, Escobar afirmó que "es posible que ahora Maduro ceda en esto porque en cierto modo están ocurriendo, informalmente, acuerdos diplomáticos mínimos para ayudar a los venezolanos, ya sea cuando se establece que cuenten con documentos que les permitan llegar a Perú o a Colombia, o que hayan vuelos de retorno a Venezuela para inmigrantes".

    El experto cree que "es saludable" el hecho de que el Grupo de Lima haya tomado una "posición contraria a una intervención militar" en Venezuela "sobre la que ya habían insinuaciones de EEUU y, en algún momento de Colombia, "porque sería una medida torpe que no arrojaría ningún desenlace esperanzador sobre la población venezolana".

    El Grupo de Lima ratificó su pleno respaldo y reconocimiento a la Asamblea Nacional, "elegida legítimamente el 6 de diciembre de 2015, como órgano constitucional democráticamente electo en Venezuela".

    Los gobiernos de Perú, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Santa Lucía instaron a Maduro a no asumir la presidencia de Venezuela y a transferir el Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría opositora) hasta que se realicen nuevas elecciones democráticas.

    Escobar califica como una "situación inédita" el hecho de que un grupo importante de países de la región reconozca que el poder en Venezuela "está en la Asamblea Nacional y no en el Gobierno de Maduro".

    Asimismo, apunta que la presencia de un representante de EEUU en la reunión del 4 de enero del Grupo de Lima, el secretario de Estado (canciller), Mike Pompeo, va a agudizar la "retórica" de Maduro sobre que la declaración está "digitada por Washington".

    El analista resaltó que México, integrante del Grupo de Lima, no haya firmado la declaración, algo que atribuye al nuevo Gobierno de izquierda presidido por Andrés Manuel López Obrador.

    "La renuencia de México puede ser una primera fisura en el grupo, pero tampoco creo que México se convierta en un disidente porque de ser así no hubiera asistido a la reunión de hoy", agregó.

    En su discurso en la reunión el representante por México, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, afirmó que "México continuará siendo miembro activo del Grupo de Lima, esto con la vocación multilateralista de nuestro país y la creencia de que el diálogo y el entendimiento entre los venezolanos será la única vía posible".

    Escobar cree que el Gobierno de López Obrador está más interesado en resolver los problemas de México que en "arrinconar" a Venezuela, además de tratar de tener "la mayor cantidad de relaciones con la mayor cantidad de países posibles, incluso de diferentes signos".

    El Grupo de Lima se estableció en agosto de 2017, a iniciativa peruana, para condenar la "ruptura del orden democrático" en Venezuela.

    Sus países miembros son Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía.

    Asimismo, cuenta con el apoyo de EEUU, la Unión Europea y la Organización de los Estados Americanos.

    Más aquí: Grupo de Lima no permitirá la entrada de altos funcionarios venezolanos

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    corredor humanitario, Grupo de Lima, Nicolás Maduro, Venezuela