En directo
    La sede de Odebrecht en Sao Paulo, Brasil

    Fiscales de Perú que investigan a políticos por nexos con Odebrecht son destituidos

    © AFP 2019 / Nelson Almeida
    América Latina
    URL corto
    314

    LIMA (Sputnik) — Dos fiscales que conforman el equipo especial Lava Jato que investiga los vínculos con Odebrecht del expresidente, Alan García (1985-1990, 2006-2011) y de Keiko Fujimori, lideresa del partido Fuerza Popular (fujimorismo, derecha), fueron removidos de sus cargos por el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

    "He visto necesario dejar sin efecto la designación del fiscal, Rafael Vela Barba, y del fiscal provincial, José Domingo Pérez Gómez (del equipo especial Lava Jato)", expresó Chávarry en conferencia de prensa.

    Según argumenta el fiscal de la Nación, la salida de los fiscales se debe a que ha "habido hechos que atentan contra la jerarquía institucional y que han violado la reserva de la investigación".

    El fiscal de la Nación sostiene que José Domingo Pérez ha cuestionado su designación en el cargo, ocurrida en julio pasado; algo que ha sido apoyado por Rafael Vela.

    El fiscal Pérez es quien venía siguiendo las investigaciones contra Alan García, Keiko Fujimori, además de los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

    Todos los mencionados son sospechosos de haber recibido dinero ilícito de la empresa Odebrecht en forma de sobornos o de aportes para financiar sus campañas presidenciales.

    Temas relacionados: Partido opositor peruano denunciará a magistrados que enviaron a prisión a Keiko Fujimori

    Rafael Vela es el coordinador general del equipo especial Lava Jato.

    A su cargo, el equipo especial Lava Jato ha conseguido avances muy importantes en las investigaciones, que incluyen el pedido de extradición de Toledo de los Estados Unidos, la prisión preventiva que sufre actualmente Keiko Fujimori, y los avances en la investigación a Alan García.

    García, se cree, quiso evadir la justicia solicitando asilo al Uruguay en noviembre pasado, aduciendo que era un "perseguido político" en Perú; el asilo le fue negado porque el gobierno uruguayo desestimó tal situación.

    El fiscal José Domingo Pérez, quien se ha convertido en una figura icónica para la ciudadanía de Perú en la lucha contra la corrupción, ha venido señalando repetidas veces las intenciones de Chávarry de obstruir los avances del equipo especial Lava Jato.

    Más aquí: Referéndum sobre reformas anticorrupción en Perú rechaza bicameralidad en Congreso

    Chávarry ha sido señalado por un informe de la Fiscalía como sospechoso de haber sido cabecilla de la red criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

    Esta mafia estaba integrada por jueces, fiscales, empresarios y políticos, y estaba infiltrada en el sistema político y judicial dedicándose a delitos como el tráfico de influencias, sobornos, lavado de activos, entre otros.

    Se sospecha que a esta red delictiva pertenecerían miembros de Fuerza Popular.

    Desde que asumió el cargo, el fiscal de la Nación ha sido fuertemente cuestionado por su cercanía a los investigados por corrupción.

    Estos cuestionamientos han venido desde la mayoría de bancadas en el Congreso y hasta del presidente de la República, Martín Vizcarra.

    Las únicas bancadas en el Congreso que han apoyado la permanencia en el cargo de Chávarry han sido las de Fuerza Popular y la del Partido Aprista Peruano, cuyo líder es Alan García.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Odebrecht, Perú