Widgets Magazine
20:19 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Metalurgia (imagen referencial)

    El Gobierno boliviano anuncia que cumplió requisitos para arranque del proyecto siderúrgico

    © Sputnik / Evgeniy Biyatov
    América Latina
    URL corto
    220
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia cumplió todos los requisitos para que la empresa china Sinosteel pueda iniciar en enero la construcción de la primera industria siderúrgica del país, en el megayacimiento de hierro de El Mutún, informó la prensa local.

    "A través del Banco Central de Bolivia, la Empresa Siderúrgica del Mutún ha cancelado el anticipo equivalente al 15% del [primer desembolso del] contrato firmado con la empresa china Sinosteel, vale decir 9,9 millones de dólares", dijo el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jesús Lara, consigna la agencia estatal de noticias ABI.

    Lara indicó que el pago boliviano fue hecho el 26 de diciembre y debería facilitar que el banco Eximbank de China haga de inmediato el primer desembolso de un crédito de 396 millones de dólares para la ejecución del proyecto, cuyo costo total, incluida la contraparte local, llegará a 465 millones de dólares.

    El pago del anticipo del Gobierno boliviano, tras una serie de largos y complejos trámites administrativos y financieros, superó "el último escollo para arrancar con las obras físicas de la factoría de acero", agregó ABI.

    Además: Marcha indígena llega a Quito y presenta proyecto para prohibir minería metálica 

    La industria a levantarse en El Mutún, en la frontera sudoriental boliviana con Brasil, debería entrar en producción en el primer semestre de 2021 con una capacidad de 194.000 toneladas anuales de laminados no planos de acero.

    Al completar su primer quinquenio de operación, el complejo siderúrgico debería alcanzar una capacidad de producción anual de 450.000 toneladas de laminados no planos y 550.000 toneladas de laminados planos, además de hierro esponja, cubriendo con creces la demanda interna y con remanentes para exportación, según el contrato firmado entre la ESM y Sinosteel.

    La industria siderúrgica es una especie de sueño en Bolivia, uno de los países más pobres del continente americano, desde que a mediados del siglo XX se confirmara que El Mutún alberga una de las reservas de hierro más grandes del mundo, estimada en 40.000 millones de toneladas.

    El Gobierno impulsa el proyecto siderúrgico como una obra totalmente estatal, a diferencia de varios planes frustrados del pasado, incluido uno de más de 2.000 millones de dólares con el grupo indio Jindal, firmado en 2007 y anulado dos años después por supuesto incumplimiento empresarial.

    Etiquetas:
    producción, economía, industria metalúrgica, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik