En directo
    Bogotá, la capital de Colombia

    Venezolano expulsado de Colombia niega que represente un riesgo para este país

    CC BY 2.0 / CucombreLibre / Bogota-756
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    BOGOTÁ (Sputnik) — El ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino García, asesor de la embajada de Venezuela en Colombia y expulsado porque podía "alterar" la seguridad nacional, rechazó las acusaciones y observó que si fueran ciertas debió ser detenido.

    "Si yo fuera un peligro para la seguridad de Colombia, lo más obvio que pudieron haber hecho las autoridades colombianas era haberme detenido y mostrar las pruebas", dijo Pino García en entrevista con la emisora colombiana Blu Radio.

    Pino García, quien llevaba 19 años en Colombia y está casado con la excongresista colombiana Gloria Flórez, fue detenido el 19 de diciembre en una vía pública de Bogotá y entregado por las autoridades de Migración Colombia a sus pares de Venezuela el jueves en el puente internacional Simón Bolívar, en zona de frontera (nordeste).

    La expulsión se basó en un informe de "una autoridad competente" según el cual "se puede constatar que esta persona podía alterar el orden público, la seguridad nacional y la tranquilidad de todos los colombianos", dijo el 20 de diciembre el director de la estatal Migración Colombia, Christian Krüger.

    Medios locales indican que la Dirección Nacional de Inteligencia cuenta con un archivo que probaría que Pino García realizaba actividades en embajadas afines a Venezuela para desprestigiar el Gobierno de Colombia.

    También: Colombia rechaza expulsión de cónsul de Caracas y dice que es una "arbitrariedad"

    Pino García dijo en la entrevista que detrás de su caso hay una novela "tramada de un absurdo" y que está dispuesto a regresar a Colombia para verificar cuáles son los delitos de los que se lo acusa.

    "Estaba departiendo en un restaurante público con unos amigos de un sindicato, hablando de temas nacionales y políticos con relación a la situación de Colombia y Venezuela, eso no es injerencia política", dijo al respecto.

    Ante versiones de que visitaba campamentos de refugiados venezolanos en Bogotá, Pino García dijo que "jamás nunca he estado en esos campamentos", y esas versiones son "una actitud bellaca de parte del que generó esa matriz".

    Pino García admitió haber tomado parte en un plan del encargado de negocios de la embajada de Venezuela, Jean Carlos Torres, quien sí visitó campamentos de venezolanos para convencerlos de que regresaran a su país, según dijo.

    Pino García no podrá regresar a Colombia por 10 años, luego de lo cual deberá tramitar una visa.

    Además: Presidente: Uruguay dispuesto a mediar para "recuperar la democracia" en Venezuela

    Por su parte, el Gobierno de Venezuela respondió con la decisión de expulsar también a Juan Carlos Pérez Villamizar, cónsul de Colombia en Caracas, a quien dio 48 horas para abandonar el país.

    El canciller venezolano Jorge Arreaza calificó de secuestro la detención de Pino García y dijo que su expulsión fue arbitraria, por lo que decidió deportar al cónsul colombiano en Caracas en aplicación del "principio de reciprocidad".

    Este incidente tensa aún más las relaciones entre Bogotá y Caracas, ya que Colombia lidera una campaña internacional contra el Gobierno de Nicolás Maduro al que califica de "dictadura" y del que desconoce su reelección en las elecciones del 23 de mayo.

    Maduro, por su parte, sostiene que Colombia hace parte de un complot encabezado por Estados Unidos para asesinarlo y derrocar a su Gobierno.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    riesgo, embajadas, expulsión, Colombia, Venezuela