En directo
    Los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México

    El presidente mexicano anuncia un acuerdo con los tenedores de bonos para el nuevo aeropuerto

    © REUTERS / Alexandre Meneghini
    América Latina
    URL corto
    0 21

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador anunció que su Gobierno llegó a un acuerdo con tenedores de 1.600 millones dólares de un total de 6.000 millones de deuda contraída por un fideicomiso para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuyas obras serán canceladas por decisión gubernamental.

    "Con esto se resuelve el problema y se evita el estancamiento del problema, que se empantanara la solución al problema del aeropuerto, aunque se trata de una parte de los bonos, contempla modificar las reglas para movernos con independencia (…), es alrededor de 1.600 millones, aunque la cantidad de bonos es mayor, de 6.000 millones de dólares, con estos 1.600 millones se destraba la posibilidad de llegar a un arreglo", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    La federal Secretaría de Hacienda comenzó a negociar desde el 2 de diciembre, un día después de la toma de posesión presidencial, su intención de recompra del 30% de bonos por 1.800 millones de dólares, de manera que solo faltan acordar 200 millones de dólares en esta operación financiera.

    La noche del 19 de diciembre la cartera responsable de la finanzas públicas anunció que "recibió ofertas y el consentimiento de una substancial mayoría de los tenedores", aunque no precisaba que se trató de 1.600 millones de dólares del monto de deuda que busca pagar por adelantado para cambiar los planes para resolver el problema de la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

    "Teníamos la posibilidad de decidir de manera soberana, pero implicaba pleitos y juicios, tardanza demora; pero ya se resolvió, están muy contentos en la secretaría de Hacienda, porque se resolvió hasta ayer que iba poco a poco avanzando, hasta se logró" negociar la recompra de los bonos.

    Las obras del NAIM, que se encuentra cerca del AICM en el lago disecado de Texcoco, con avance de 20% según López Obrador, y de 35% según los inversionistas del proyecto público-privado, serán canceladas con el respaldo de una consulta en la que participó alrededor de un millón de personas, antes de la toma de posesión, para optar por otro proyecto de construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, a unos 35 kilómetros de la actual terminal internacional.

    Este acuerdo "limpia el camino para resolver este asunto e iniciar la construcción del aeropuerto en Santa Lucia", celebró López Obrador.

    El objetivo es respaldar la deuda adquirida en los mercados financieros de Nueva York, con los bonos llamados MEXCAT, para las obras del proyecto NAIM de diseño futurista, que costaría hasta 15.000 millones de dólares, la mayor obra de infraestructura del Gobierno anterior, que el nuevo mandatario considera un "despilfarro de lujos".

    López Obrador también asume el compromiso con los contratistas que podrían ser contratados para las nuevas obras en la base militar Santa Lucía,  lo que según el mandatario permitirá el ahorro de 100.000 millones de pesos (5.000 millones de dólares).

    Te puede interesar: Los 12 trabajos hercúleos que le esperan a López Obrador

    Sobre la oferta de recompra y solicitud de consentimiento del fideicomiso del aeropuerto de la Ciudad de México, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público afirmó la noche del 19 de diciembre que esta "ha recibido un apoyo abrumador de los tenedores de bonos MEXCAT", pero no indicaba la cifra detallada por el mandatario.

    "EL MEXCAT recibió ofertas y el consentimiento de una substancial mayoría de los tenedores de las notas del monto principal de cada una de las series" de bonos, que el gobierno busca recomprar, hasta por.800 millones de dólares, el 30% del total.

    Según la cifra ofrecida por el presidente, el Gobierno de México estaría pagando por adelantado 26,6% del total.

    Finalmente, la cartera de Hacienda asegura que desea "continuar con una relación constructiva, transparente y de beneficio mutuo con todos los actores principales para continuar promoviendo el desarrollo de la infraestructura en México", dice el escueto comunicado.

    No te lo pierdas: México: la ultraderecha urde un complot contra López Obrador 

    El problema original del transporte aéreo es la saturación del actual aeropuerto internacional capitalino, que ahora opera 30% arriba de su capacidad, al atender el año pasado a 45 millones de pasajeros.

    Etiquetas:
    economía, bonos, aeropuerto, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik