06:30 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Selva amazónica ecuatoriana

    Ecologistas de Ecuador rechazan nombramiento de ministro de Ambiente vinculado al petróleo

    © Foto : Joan Royo Gual
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    QUITO (Sputnik) — Ecologistas y activistas de Ecuador rechazaron el 5 de diciembre en Quito la designación de Marcelo Mata como ministro de Ambiente.

    “No puede ser que el nuevo ministro de Ambiente provenga del sector petrolero”, dijo la representante de la organización no gubernamental Acción Ecológica, Elizabeth Bravo, en una conferencia de prensa ofrecida en las afueras del Ministerio, en el norte de Quito.

    La activista sostuvo que “es una bofetada para el medio ambiente, para el buen vivir, para los derechos de la naturaleza, que se nombre un ministro petrolero”.

    Mata fue posesionado el 3 de diciembre como ministro de Ambiente.

    Entre 2010 y 2018 fue el responsable de Medio Ambiente, Seguridad, Salud Ocupacional y Calidad de la empresa petrolera española Repsol, la primera que explotó un bloque crudo en el Parque Nacional Yasuní, uno de los lugares más biodiversos del planeta, ubicado en la Amazonia ecuatoriana (este).

    La activista Patricia Carrión, de la organización Caminantes, afirmó que los dos ministros de ambiente que precedieron a Mata dejaron sus cargos por estar en contra de autorizar la explotación del campo Ishpingo, que forma parte del bloque petrolero 43, también conocido como ITT por las siglas de sus tres campos: Ishpingo, Tambococha y Tiputini, todos dentro del Parque Nacional Yasuní.

    Según Carrión, el nombramiento de Mata puede mostrar una intención del Gobierno de Lenín Moreno de facilitar las licencias ambientales, sobre todo en el Parque Nacional Yasuní.

    “Cuidado, ahí viven pueblos en aislamiento voluntario; ahí hay vidas humanas”, advirtió Antonella Calle, de la Organización Yasunidos, que piden dejar el petróleo del ITT bajo tierra.

    Unos 500 científicos de diversas partes del mundo enviaron una carta al presidente Moreno, con copia a la presidenta de la Asamblea Nacional y a varias entidades del Estado, manifestando su preocupación por los planes del Gobierno de empezar a explotar el Ishpingo, de acuerdo con la proforma presupuestaria 2019 enviada al parlamento.

    “Sabemos que los ecosistemas del Yasuní son muy frágiles y pueden colapsar de manera irreversible ante las alteraciones directas e indirectas provocadas por la operación petrolera. Por ello, entendemos que es fundamental limitar cualquier impacto en esta área por traer daños irreparables en todo el Yasuní (…)  Al incrementar los impactos por explotación en esta área, indudablemente se hipotecará el futuro de la humanidad”, dijeron los científicos.

    La activista Manuela Picq aseguró el 5 de diciembre que si se explota el campo Ishpingo el Gobierno de Moreno cometería un genocidio contra los pueblos no contactados por la civilización, que viven en aislamiento voluntario, como los Tagaeri-Taromenane, porque se invadiría sus territorios.

    Más aquí: Una región del norte de Ecuador, declarada reserva de biosfera por la Unesco

    “Queremos negociar cómo proteger el medio ambiente para el futuro; no queremos negociar cómo extraer petróleo para el futuro (…) No vamos a negociar con el enemigo”, enfatizó Picq.

    Datos oficiales indican que está previsto que en Ishpingo se perforen unos 205 pozos para empezar la producción en el segundo semestre de 2019 con 18.000 barriles diarios.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    petróleo, ecologistas, Lenín Moreno, Ecuador