10:00 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Jeringa (imagen referencial)

    Agencia sanitaria mexicana oculta fallas y riesgos de dispositivos médicos

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La mexicana Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris), que se encarga de regular y vigilar la seguridad de los dispositivos médicos, oculta la información sobre sus fallas, indica una investigación independiente publicada el 26 de noviembre.

    "La Cofepris oculta datos, se resiste a solicitudes de transparencia sobre este tema y cuando la obligan a hacer pública esta información, da a conocer reportes testados e incompletos", dice el informe de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que participó en las pesquisas de un grupo internacional de periodistas.

    Los pacientes mexicanos no pueden saber si los implantes acumulan quejas en otras naciones o si se han dejado de comercializar por estar relacionados con muertes o lesiones de otros usuarios, dicen las conclusiones de la investigación en la que participaron por México el MCCI, Quinto Elemento Lab y la revista Proceso.

    "En el país las autoridades solo han retirado del mercado dos dispositivos en 18 años: un gel lubricante y una cánula", detalla el extenso reporte.

    Los investigadores documentaron prótesis de rodilla que fallan porque el mecanismo que sustituye las funciones de la rótula tiene defectos estimuladores de neuronas cerebrales con problemas en su batería, implantes de mama que se fabricaron con silicona no apta para uso humano, y bombas de insulina que tienen errores en la detección de los niveles de glucosa, entre otros.

    "Estos y otros dispositivos médicos con funcionamiento inadecuado, que daña la salud de los pacientes, se han distribuido en México", dice la investigación que pregunta cuántos de estos dispositivos fueron implantados en pacientes mexicanos.

    Los pacientes mexicanos no tienen forma de conocer si el modelo y la marca de dispositivos médicos como marcapasos, tornillos, prótesis, neuroestimuladores y lentes intraoculares que les colocarán o que ya tienen implantados, reciben o no reportes constantes de incidentes adversos o han sido retirados del mercado en otros países.

    Millones de incidentes en el mundo

    En la última década se registraron en todo el mundo poco más de 5,4 millones de reportes de incidentes adversos relacionados con dispositivos médicos, mientras que en México fueron poco más de 2.000 en el mismo período.

    En Estados Unidos se tienen registradas 26.700 acciones de retiro de estos productos; en Canadá, más de 8.300; pero en India, con más de 1.000 millones de habitantes, ocurrieron solo 14 acciones de retiro desde principios de 2013 y fines de 2017.

    Es una situación similar a la de México, donde en los últimos 18 años se retiraron del mercado solo los dos dispositivos médicos mencionados, que consisten en cánulas y un gel lubricante.

    "México no cuenta con un sistema en línea que permita a los ciudadanos encontrar alertas de seguridad y datos sobre retiros del mercado de dispositivos médicos con algún tipo de falla", concluyen los investigadores.

    En el continente, EEUU, Canadá y Brasil están entre las pocas naciones cuyos gobiernos sí divulgan parte de esta información.

    "A nivel mundial existe un problema para garantizar a los ciudadanos la seguridad de los dispositivos médicos", dice la investigación global The Implant Files, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), de la que participaron

    The Implant Files, el primer examen mundial que se hace a la industria de dispositivos médicos y a las agencias gubernamentales que los regulan, encontró que "las autoridades sanitarias de todo el mundo fracasan en proteger a millones de pacientes con implantes aprobados en procesos 'fast track' (expeditos) y que pueden causar daños a la salud", advierte el informe.

    Otro de los hallazgos señala que los implantes con algún defecto probado en un país pueden permanecer en el mercado de otra nación durante años.

    "Las autoridades regulatorias no son capaces de alertar a los médicos y pacientes cuando un dispositivo falla", puntualiza la investigación.

    El mercado de los dispositivos médicos se hace cada vez mayor en México con el aumento de pacientes con enfermedades crónicas y con una población de 65 años que crecerá en 5,2 millones de personas en los próximos 10 años, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

    Más aquí: Fallo de Suprema Corte de México va rumbo a regular consumo de marihuana

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    riesgos, falla, medicina, Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), México