14:30 GMT +319 Diciembre 2018
En directo
    Una mujer (imagen referencial)

    "Solución a la violencia contra la mujer en Perú está en la sociedad antes que la política"

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    LIMA (Sputnik) — La solución al problema de la violencia contra la mujer en Perú está en los cambios sociales más que en lo que pueda hacer el sistema político, dijo a Sputnik la congresista del partido Nuevo Perú (izquierda), Indira Huilca.

    "La solución a la violencia contra la mujer no está en el Congreso o en el Ejecutivo tanto como está en la sociedad, en la manera cómo ha ido cambiando la actitud de los ciudadanos de nuestro país frente a este problema", afirmó la parlamentaria.

    Huilca considera que en la sociedad peruana existe "mayor apertura para hablar y discutir" sobre el tema, además de la voluntad de informarse de parte de algunos sectores de la población, algo que, prevé, terminará "impactando" en el Congreso del cual forma parte.

    El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, y en Perú las estadísticas frente a esta situación alcanzan niveles preocupantes.

    A opinión de Huilca, que trabaja en esta problemática, el Congreso ha logrado avances, aunque evidentemente no han servido para aliviarlo de manera substancial.

    "En el parlamento hemos actualizado normas sobre delitos de violencia sexual en las que había una mirada muy rígida sobre las modalidades de violencia sexual que viven las mujeres y niñas, con cosas muy desconcertantes como que las agresiones sexuales se tenían que dar en un contexto de violencia para ser consideradas como tales", afirmó Huilca.

    Temas relacionados: Ejecutivo de Perú observó creación de registro nacional de agresores sexuales

    Bajo estas normas antiguas, "prácticamente la mujer tenía que sustentar ante la justicia que, además de haber sido violentada sexualmente, también había sido violentada físicamente para que se le crea", dice la parlamentaria.

    En mayo de este año, el Congreso aprobó una ley, bajo iniciativa de Indira Huilca, que aumentaba las penas para los casos de feminicidio con una sanción máxima de 20 años de cárcel cuando antes eran 15; y hasta 30 años de prisión si el feminicida actuó bajo influencia de alcohol u otro tipo de drogas.

    Por otro lado, en septiembre también se tipificó el acoso sexual como delito penal con sanciones carcelarias no menores de 3 años ni mayores de 5; antes el acoso era sólo una falta.

    "Estos avances son importantes, pero insuficientes porque la violencia contra la mujer no se puede combatir solamente con normas que la castigan y creo, además, que hay otros temas vinculados a la violencia que obstruyen porque son parte integrante del problema", apunta la congresista.

    Además: Perú implementa talleres masculinos contra violencia hacia la mujer

    En ese sentido, Huilca se refiere a la agenda de grupos conservadores que bloquean políticas de Estado como el enfoque de género en la educación escolar, o que son contrarios a los derechos reproductivos de las mujeres, temas que, según la legisladora, son importantes para que se alcance mayor igualdad entre hombres y mujeres y se bloquee el origen de la violencia.

    "En el Congreso, Fuerza Popular (partido opositor fujimorista) es el que más vínculos tiene con estos grupos conservadores, muy ligados a los movimientos evangélicos, pero hay miembros en otras bancadas que buscan boicotear el enfoque de género o promueven movimientos como el de Con Mis Hijos No Te Metas", apunta la congresista.

    Con Mis Hijos No Te Metas (CMHNTM) es un movimiento civil conservador contrario al enfoque de género que sus integrantes consideran como un intento del Gobierno de "homosexualizar" a los niños en edad escolar, así como acabar con la institución de la familia tradicional.

    "Yo creo que estos grupos no sólo tienen una visión del mundo con la que uno puede discrepar, que eso sería totalmente normal, sino que tienen una agenda política detrás, que quieren que el rol tradicional de la mujer en la sociedad termine imponiéndose", considera Huilca.

    Según argumenta la parlamentaria, en el Congreso anterior ya se consiguió que las iglesias evangélicas tengan los privilegios tributarios de los que goza la Iglesia Católica, además de apuntar que existen serias investigaciones sobre operaciones de lavado de activos detrás o enriquecimiento ilícito en lo que sería un comercio con la fe.

    "Este interés económico sería el motivo para acumular poder político de parte de estos grupos", opina Huilca, quien lamenta que estas ideas promuevan la relegación de la mujer a un plano secundario en el cuerpo social y, consecuentemente, se "normalice" su trato inferior, lo que finalemente motiva la violencia contra ella.

    Según datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, de enero a octubre de este año han ocurrido 119 casos de feminicidios de los cuales el 26% ha sucedido dentro de la vivienda de la víctima, mientras que el 86,73% de los homicidas ha sido parejas o exparejas de las mujeres.

    Asimismo, de enero a octubre de 2018 se han recibido un total de 91.524 denuncias por agresión contra mujeres, ya sea de tipo sexual, físico o psicológico; de las cuales el 62,4% han sido de mujeres adultas (18 a 59 años), 18,1% de niñas (0 a 12 años), 13,3% de adolescentes (13 a 17 años) y 6,1% de mujeres de la tercera edad (60 años en adelante).

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    violencia de género, mujeres, Perú